Protestan en San Francisco por antorcha

Miles de manifestantes marcharon en defensa del Tíbet y repudio a China; estaba programado que el actor Richard Gere se uniera a la causa.
Miles de estadounidenses reprocharon las políticas chinas en
SAN FRANCISCO (CNN) -

Miles de defensores del Tíbet marcharon el martes por las calles de San Francisco para criticar a China y antes del paso de la antorcha olímpica por esa ciudad el miércoles.

"Avergüénzate China," clamaron los manifestantes mientras marchaban, muchos de ellos mostrando banderas y símbolos tibetanos. También protestaron frente al consulado chino.

El alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, dijo que había estado en contacto con autoridades británicas y francesas para tener una mejor perspectiva sobre cómo se debe manejar a los manifestantes.

"A nadie le sorprenderá lo que nos preocupa. Sólo revisen las últimas 48 horas," dijo Newsom, refiriéndose a las imágenes de protestas contra el recorrido de la antorcha en París y Londres.

Varios grupos que abogan por los derechos humanos se movilizaron en San Francisco, la única ciudad de Estados Unidos por donde pasará la antorcha antes de su llegada a Pekín en agosto.

Algunos están protestando contra el Gobierno chino en el Tíbet, otros a causa de las políticas llevadas a cabo por Pekín en Darfur y Birmania, y otros con distintas premisas como la defensa de los derechos de los animales en aquel país.
También estaba programado que el actor Richard Gere y el premio Nobel de la Paz Desmond Tutu participaran de una vigilia por el Tíbet.

Tutu ya se pronunció acerca del asunto y dijo que, aunque no estaba a favor de un boicot contra los Juegos, entendía que los líderes mundiales no debían asistir al evento.

"Hay momentos cuando uno está muy cerca de las lágrimas," dijo Tutu respecto de la violencia en el Tíbet.

Debates en Washington

Mientras que en San Francisco crecían las manifestaciones, en Washington se esperaba que la Cámara de Representantes de EEUU debatiera una medida no obligatoria para pedir a Pekín que detuviese su enérgico accionar en la región tibetana.

La medida también alentaría al Gobierno chino a mantener un diálogo directo con el Dalai Lama para encontrar el modo de que la cultura, la identidad religiosa y las "libertades fundamentales" sean respetadas en el Tíbet.

El senador republicano Jon Kyl aclaró que él no era quien para aconsejar al presidente George W. Bush acerca de si debía asistir o no a la ceremonia inaugural de los Juegos, pero personalmente opinó que estaba a favor de no acudir.

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, se negó a contestar acerca de la decisión del máximo mandatario sobre boicotear el evento.

Por su parte, la candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton, expresó que la tarea más importante que tenía el presidente era "presionar para que se respeten los derechos humanos, la libertad de prensa y la libertad política antes, durante y después de los Juegos."

Ahora ve
No te pierdas