Juan Gelman se lleva el Premio Cervantes

El poeta argentino de 77 años, recibirá el galardón el próximo miércoles en Madrid; Nicanor Parra, José Emilio Pacheco, Mario Benedetti y Blanca Varela quedaron como finalistas.
El poeta escribió prolíficamente sobre los embates de la dic  (Foto: )
MADRID (CNN) -

El flamante ganador del Premio Cervantes, el poeta argentino Juan Gelman, quien recibirá el miércoles el galardón, dijo que la poesía es una necesidad, pero no sirve como arma política ni como un bálsamo contra el dolor.

"Con un poema, usted no va a derribar a un dictador, y cómo bálsamo, prefiero el bálsamo Adams, que es muy bueno para las heridas," dijo Gelman el lunes en la rueda de prensa previa a la entrega del premio.

"La poesía es una necesidad, se escribe por esa razón. Si no, no se escribiría," agregó.

Con respecto al Cervantes, el poeta argentino señaló que "este premio es el más preciado de la lengua, es muy conmovedor y muy emocionante recibirlo."

Adelantó que su discurso en la ceremonia de entrega "será la obra de Cervantes, y algunos alrededores que la obra sugiere."

La vida de Gelman no ha sido fácil. Durante la dictadura militar que asoló Argentina entre 1976 y 1983, perdió un hijo, que fue detenido y desaparecido junto a su mujer, y recién en el 2000 halló a la hija de ambos, Macarena, nacida en cautiverio.

Tras 23 años de búsqueda, Gelman conoció a esta nieta, que hoy se encuentra con él en Madrid para acompañarlo junto a otros tres nietos.

Pese al dolor sufrido, el poeta de 77 años no ha querido defenderse a título individual con sus poemas: "He tratado de escribir en defensa de la Argentina. No siempre lo he logrado, pero esa es la intención," afirmó.

Tampoco eludió responder sobre la realidad política de su país, en momentos en que el Gobierno está enfrentado con algunos sectores de la sociedad, como el campo.

"Hay una herencia muy pesada, desde el punto de vista económico, de los gobiernos de (los ex presidentes Carlos) Menem y de (Fernando) De la Rúa," dijo el poeta.

"En la Argentina se llegó a grados de miseria y de pobreza nunca vistos en un país que en 1910 era la octava potencia mundial y cuya producción agrícola puede alimentar a 360 millones de personas por año," agregó.

Además, consideró que "los grandes terratenientes de nuestro país han logrado formar un frente amplio de la derecha con los pequeños productores."

Sin embargo, Gelman reconoció que hay otros factores en el conflicto que no se definen en la oposición izquierda-derecha: "Hay una cantidad de problemas de los pequeños productores que no están resueltos todavía. Hay negociaciones y esperemos que esto rinda frutos," afirmó.

Periodismo y poesía

Una importante parte de la producción literaria de Gelman es su obra periodística.

"Yo al periodismo siempre lo tendré considerado un género literario," señaló.

"El trabajo que más me gustó, siempre, es el de cronista. Salir a la calle y entrar en contacto con aspectos de un lenguaje al que, normalmente, no tenía acceso (...) "Me ha enriquecido como persona. De qué modo ha pasado esto a la poesía, no sabría decirle," agregó.

Y aunque la poesía no le sirviera para aliviar el dolor, éste sí ha pasado a la poesía.

"Toda mi experiencia de vida me ha empujado en determinados momentos a romper los límites de la lengua," declaró. "No como juego formal, sino como necesidad expresiva," añadió.

Gelman también reflexionó sobre su experiencia como exiliado.

"A nadie le gusta ser expulsado de su país sin que tenga ganas, además en circunstancias muy trágicas para la Argentina," afirmó. Pero reconoció que "el exilio tiene un aspecto que puede ser enriquecedor."

Para Gelman, cualquiera de los otros cuatro finalistas de esta edición del Cervantes, Nicanor Parra, José Emilio Pacheco, Mario Benedetti y Blanca Varela, se hubieran merecido el premio.

"Son grandes nombres de la poesía iberoamericana," concluyó.

Ahora ve
No te pierdas