Yoko Ono pelea video de Lennon

La viuda del músico está litigando por un material que muestra al artista fumando marihuana; la firma World Wide Video alega ser la dueña de las nueve horas de filmación.
BOSTON (CNN) -

Un material televisivo que muestra a John Lennon fumando marihuana, escribiendo canciones y discutiendo poner la droga alucinógena LSD en el té de Richard Nixon se convirtió en el centro de un caso judicial sobre la eventual difusión de las imágenes.

El caso enfrenta a la viuda de Lennon, Yoko Ono, contra Lawrence, World Wide Video, con base en Massachusetts, que alega ser dueño de las nueve horas de material sin editar del ex miembro de The Beatles y Ono, que fue grabado semanas antes de que el cuarteto de Liverpool se separara en 1970.

World Wide, un consorcio de New England de coleccionistas de The Beatles, quiere publicar la grabación en blanco y negro como un filme de dos horas titulado "3 days in the life" sobre Lennon durante un momento crucial y turbulento para la banda más célebre de la década de 1960.

La revista Rolling Stone lo llama el "increíble material de John Lennon que podrían nunca ver".

La compañía, que pagó más de un millón de dólares por el video tras costos legales y otros gastos, casi lo estrenó el año pasado en la privada Academia Berwick en Maine, pero abruptamente abandonó la proyección luego de que la escuela recibiera una orden de los abogados de Ono para detenerla.

World Wide ha presentado una demanda en el Juzgado de Distrito de Estados Unidos en Boston contra Ono por infringir los derechos de autor. Una audiencia preliminar está programada para el 30 de abril.

De acuerdo a los documentos de la corte, World Wide dijo que compró 24 cintas de video originales y sus derechos de autor en el 2000 a Anthony Cox, el ex esposo de Ono antes de su matrimonio con Lennon en 1969.

Cox filmó el video para un documental que planeaba titular "Retrato".

El material, grabado desde el 8 de febrero hasta el 11 del mismo mes en 1970, muestra a Lennon componiendo dos éxitos, "Remember" y "Mind Games", junto con una franca discusión sobre su uso de drogas y escenas que World Wide describe como "íntimas y en las que todo vale".

Jonathan Albano, el abogado de Ono en Boston, se negó a comentar el caso.

Ahora ve
No te pierdas