Berlusconi renuncia al fútbol

El recién elegido primer ministro italiano por tercer mandato, dijo que deja el AC Milán; actualmente preside este club de la serie A, que ha ganado 7 veces el campeonato europeo.
Elegido nuevamente como primer ministro italiano "il cavalie  (Foto: )
ROMA (CNN) -

Silvio Berlusconi dijo el miércoles que dimitirá como presidente del AC Milan de la Serie A del fútbol italiano cuando inicie su tercer mandato como primer ministro.

"Tendré que dejar la presidencia del Milan y eso me duele. Mi nuevo puesto es incompatible," dijo Berlusconi en declaraciones radiales.

Se espera que Berlusconi ocupe su cargo a principios de mayo tras ganar las elecciones generales de la semana pasada.

La decisión no causará trastornos en el siete veces campeón de Europa, ya que el vicepresidente, Adriano Galliano, está a cargo del día a día en el club.

Berlusconi también dejó su puesto como presidente del Milán, pese a seguir siendo propietario, durante su pasado período en el Gobierno entre 2001 y 2006.

En tanto, el empresario añadió que el alto monto que el Barcelona pide por Ronaldinho no había terminado con las esperanzas del club de fichar al delantero brasileño.

"Aún queremos contar con él y sabemos que quiere venir a Milán," dijo Berlusconi.

"El Barcelona presentó una cifra que todo el mundo considera excesiva. Estamos avanzando y ya veremos. Aún estamos muy interesados," remarcó.

Según la prensa italiana, el Barcelona pidió 50 millones de euros (unos 80 millones de dólares) más el defensor Gianluca Zambrotta por Ronaldinho, con quien el Milan ha alcanzado un acuerdo personal.

Inversores extranjeros

Berlusconi también negó las especulaciones de que podría intentar bloquear una potencial iniciativa de George Soros para hacerse cargo de la Roma, después que el club confirmara que se reunió la semana pasada con un representante de un grupo relacionado con el multimillonario.

"No estoy en contra de la llegada de inversores extranjeros a la Roma (...) Es una práctica consolidada ahora en Europa. Solo piensen en los equipos ingleses con (Roman) Abramovich, quien se hizo cargo de un club (el Chelsea) que es querido por muchos ingleses," destacó.

"Los hinchas de la Roma quieren un equipo ganador, por lo que si llega alguien que les da los recursos para construir un equipo ganador que será protagonista en Italia y Europa, se entusiasmarán y espero que las cosas se desarrollen como ellos quieren (...) No veo como yo pueda meterme en el camino de algo como esto," remarcó.

Berlusconi también sugirió sacar a los clubes pequeños de la lista de compromisos de los denominados "grandes."

"Pienso que los grandes clubes deberían tener su propio campeonato," manifestó, aunque no fue claro si su propuesta se refería a Italia o a toda Europa.

"Cuando uno reúne un conjunto que cuesta mucho, es impensable concurrir a enfrentar a un equipo de una capital provincial con un estadio con 20,000 personas, que quizá no esté incluso lleno," sostuvo.

"Los grandes clubes de las grandes ciudades deberían tener su propio campeonato y debería existir otro para los clubes con menos hinchas," sentenció.

Ahora ve
No te pierdas