Homenaje póstumo a madre de Bob Marley

Cedilla Broker, madre del cantante que dio origen a "la fe rastafari" murió en Miami a los 81 su cuerpo será sepultado junto a su mítico hijo Bob, en el poblado de Nine Miles en su Jamaica
La jamaiquina Cedella Booker y el británico Norval Marley fu
KINGSTON (AP) -

Miles de dolientes ofrecieron tributo el domingo a la fallecida madre del superastro del reggae Bob Marley, cuya renombrada música que promueve la justicia social y el amor lo convirtieron en uno de los hijos predilectos de Jamaica.

El ataúd de Cedella Booker estaba envuelto con telas de color azul, rojo, amarillo y negro, los colores de la fe rastafari, y fue expuesto en el Estadio Nacional de Kingston.

Booker falleció anteriormente este mes en su casa de Miami a los 81 años. Será enterrada el lunes junto a su hijo en el lugar del nacimiento de él, en el poblado de Nine Miles.

Richard Booker, uno de dos hijos de un segundo matrimonio, recordó a su madre como una mujer profundamente espiritual que cuidaba alegremente a su familia.

''Leía su Biblia todos los días y escuchaba música gospel cada noche'', dijo a multitudes de amigos y parientes reunidos mientras algunos percusionistas ejecutaban ritmos y cánticos rastafaris tradicionales.

Cedella Booker, nacida en Jamaica, tenía 18 años cuando se casó con Norval Marley, un británico que le llevaba 32 años. Con su hijo la música reggae alcanzó fama mundial, convirtiéndose en su representante internacional con canciones como la clásica ''One Love''.

Marley falleció de un tumor cerebral en Miami en 1981 a los 36 años.

Norval Marley murió en 1955 y Booker se volvió a casar con un estadounidense, estableciendo su residencia en el estado de Delaware. Escribió dos biografías de su hijo y grabó dos discos, ''Awake Zion!'' y ''Smilin' Island of Song''.

A Booker le sobreviven dos hijos y varios nietos, incluyendo Ziggy Marley, hijo de Bob, que ganó cuatro Grammys con los Melody Makers, una banda que incluía a su hermano Stephen y a sus hermanas Sharon y Cedella.

Ahora ve
No te pierdas