Autora de Harry Potter exige privacidad

J.K. Rowling ganó una apelación en tribunales contra una revista que publicó fotos de su hijo; el Sunday Express y la agencia de fotos Big Pictures tendrán que pagar cientos de miles de libr
J.K Rowling y su esposo Neil Murray ganaron la demanda a la
LONDRES (CNN) -

La autora de Harry Potter, J.K. Rowling, ganó su batalla por prohibir una mayor publicación de una fotografía de su hijo tomada a distancia, en un caso de privacidad que su equipo legal describió como un importante progreso en la ley británica.

El año pasado, un tribunal de Londres desechó el reclamo inicial de Rowling y su esposo, motivo por el que la pareja apeló la decisión.

El miércoles, en un fallo escrito, un panel de jueces sostuvo la apelación, una decisión que Rowling y su marido, Neil Murray, recibieron de manera positiva.

"Entendemos y aceptamos que con el éxito de Harry Potter habrá una medida de legítimo interés de los medios y del público en las actividades profesionales y apariciones de Jo (Rowling)", dijo la pareja en un comunicado.

"Sin embargo, nos esforzamos por darles a nuestros hijos una vida familiar normal fuera del foco de los medios (...) Estamos inmensamente agradecidos con la corte por darles a nuestros hijos protección de fotografías encubiertas, no autorizadas; este fallo hará una diferencia inmediata y material en sus vidas", afirmó.

Anthony Clarke, uno de los jueces que analizó la apelación, dijo que el hijo de un padre famoso debería tener los mismos derechos que aquellos de padres "ordinarios".

"Si el hijo de padres que no están ante la mirada pública pueden razonablemente esperar que no habrá fotografías de él publicadas en los medios, también debería esperar eso el hijo de un padre famoso", explicó en el dictamen.

Las fotografías en disputa fueron tomadas el 8 de noviembre del 2004 en Edimburgo, cuando David, entonces de menos de 2 años, era llevado por sus padres en un cochecito.

Las imágenes fueron publicadas en una revista del Sunday Express, por lo que Rowling, de 42 años, y su esposo, demandaron a Express Newspapers y a la agencia fotográfica Big Pictures, y buscaron bloquear nuevas publicaciones.

El Express arregló la demanda, pero en agosto pasado el juez de la Corte Suprema Nicholas Patten desechó el caso contra la agencia.

Keith Schilling, de la firma legal Schillings que está representando a la familia de Rowling, predijo que la reciente decisión podría tener un "efecto profundo (...) sobre ciertas secciones de los paparazzi".

"Este caso establece una ley de privacidad para los niños en aquellos casos en los que, comprensiblemente, los padres desean proteger a sus hijos de las fotografías intrusivas de los paparazzi", dijo.

"Estoy seguro de que una mayoría abrumadora de los medios lo recibirá de manera positiva", añadió.

Consultado acerca de su reacción al fallo, un portavoz de Big Pictures respondió: "Sin comentarios".

Big Pictures tendrá que pagar los costos del caso, que se espera sean de cientos de miles de libras.

 

Ahora ve
No te pierdas