Una crisis “de película"... y muy real

La actual situación económica y sus efectos futuros, preocupa también al mundo del entretenimie pero esta no es la única amenaza, pues las nuevas tecnologías también hacen sentir sus daños.
Los asistentes al Festival de Cine de Cannes se cuestionaron
CANNES, Francia (CNN) -

El Festival de Cine de Cannes llegó el lunes a su ecuador y los ejecutivos de la industria cinematográfica de todo el mundo comenzaron a hacer cuentas sobre el costo de la crisis económica mundial y su impacto en el negocio del entretenimiento.

La respuesta de varios directivos fue que mientras los costos de cenas y fiestas habían subido notablemente, la actividad del sector se mantenía más o menos igual que en el festival del año pasado.

Los ejecutivos dijeron que se enfrentaban a problemas globales más inquietantes que una amenazadora recesión, como la piratería, la caída de entradas en las salas, la desaceleración de la venta de DVDs y la competencia de internet y de los videojuegos.

La asistencia al cine en Estados Unidos, por ejemplo, fue ligeramente superior en el 2007 con 1,400 millones de entradas vendidas, frente a los 1,395 millones de entradas del 2006.

En los países de la Unión Europea, las entradas de cine descendieron levemente a 919.4 millones en el 2007 frente a los 931.5 millones del año anterior y en Japón, el dato fue también negativo, de 163.2 millones de entradas en el 2007 frente a los 164.3 millones del tickets vendidos en el 2006, según datos recogidos en las respectivas regiones.

Sin embargo, hay una respuesta clave para vencer a la competencia, tan vieja como el propio negocio del espectáculo, dijeron los expertos. Si tienes una buena película, la gente acudirá en masa, si no olvídate.

"No hemos percibido una gran desaceleración porque sigue habiendo ganas de películas comerciales. Por lo tanto, si tienes el producto, la gente acudirá," dijo Helen Lee-Kim, presidente de Lionsgate de Mandate International, vendedora de títulos como la comedia "Whip It!," el debut de Drew Barrymore como directora.

Acudiendo a Cannes, el mayor evento mundial de compra-venta de derechos cinematográficos, muchas empresas creían que el mayor valor del euro frente al dólar estadounidense y otras monedas iba a abaratar sus películas.

No obstante, muchos vendedores dijeron que la demanda no había aumentado mucho porque, aunque los distribuidores estaban dispuestos a comprar, miraban cuidadosamente los costos.

La mayoría de los expertos han destacado que el negocio del cine ha ido generalmente bien en tiempos de crisis ya que la gente se vuelca en las películas para escapar de los problemas del día a día.

Ahora ve
No te pierdas