Boca y Santos no intimidan a México

En la Copa Libertadores Atlas y América se enfrentan sin miedo a dos de los equipos más fuertes jugadores de leyenda como Maradona y Pelé los preceden en fama, pero el deporte también da sorp
Los partidos de seis equipos mexicanos serán trsmitidos por  (Foto: )

Si los presentes de Boca Juniors y Santos intimidan, sus pasados asustan. Pero no a los mexicanos Atlas y América, que en la Copa Libertadores tienen contra las cuerdas a esos dos equipos en los cuales Diego Maradona y Pelé proclamaron sus dulzuras.

Sería uno de los golpes del año si en los cuartos de final Atlas elimina el miércoles al actual campeón Boca de Argentina y si América hace lo propio un día después con Santos, un doble monarca de esta competencia.

Considerados por la FIFA como los dos mejores futbolistas de la historia, Maradona y Pelé dejaron su gran huella en Boca y Santos. Pero mientras el ''10'' nunca jugó la Libertadores, ''O Rei'' la ganó con Santos en 1961-62.

Los brasileños Sao Paulo-Fluminense se medirán el miércoles y Liga de Quito de Ecuador-San Lorenzo de Argentina lo harán el jueves, para darle forma a las semifinales que se jugarán del 28 de mayo al 4 de junio.

En su feudo de Guadalajara, los Zorros esperan a Boca, seis veces campeón, con la confianza que les dio el empate 2-2 en Buenos Aires con un cabezazo sobre la hora de Jorge Torres. En caso de empate, entran en vigencia los goles marcados como visitante.

Por su estirpe ''copera'', Boca impone respeto y tiene un muy buen equipo como para revertir su suerte en el estadio Jalisco.

Atlas, que jamás tocó las semifinales, deberá estar atento a lo que hagan Juan Román Riquelme, Martín Palermo y compañía. Pero además, parece que tendrá que tener un ojo puesto en el arbitraje del chileno Rubén Selman.

''Esperamos no tener que sufrir por alguna decisión del juez'', dijo el argentino y defensor del Atlas Diego Colotto. ''A los equipos de México se los ha castigado algunas veces de manera injusta''.

América, que estaba casi desahuciado en la Libertadores, lo tiene al Santos debilitado gracias al 2-0 con que lo despachó en el estadio Azteca, con un doblete del paraguayo Salvador Cabañas, quien con un total de ocho goles alcanzó al tope de los artilleros al boliviano Marcelo Martins Moreno, del eliminado Cruzeiro de Brasil.

Santos, para avanzar en forma directa, tiene que vencer a las Aguilas por 3-0 ó una diferencia de goles superior.

Sao Paulo buscará mantener el arco invicto cuando visite a Fluminense en el estadio Maracaná, para hacer valer así el 1-0 del duelo de ida con gol del ''Emperador'' Adriano, quien aún con unos kilos de más está volviendo por sus fueros.

El tricampeón de la Libertadores tendrá que cuidarse mucho del ''Flu'', que siembra pánico a sus visitantes ya que ganó sus cuatro partidos en casa con 10 goles a favor y ninguno en contra.

Liga de Quito espera a San Lorenzo con la ventaja que le da el empate 1-1 en Buenos Aires, cuando el argentino Claudio Bieler metió un asombroso gol de los ecuatorianos después que el arquero Agustín Orión se entretuvo haciendo jueguito con la pelota.

''Ya tuvimos hazañas en la copa y sabemos como jugar de visitantes'', dijo el defensor de San Lorenzo Cristian Tula.

El ''Ciclón'' tuvo un par de levantadas fantásticas: en la segunda fase de grupos le ganó 3-2 como visitante en la altura a Potosí de Bolivia, cuando perdía 2-0, y en los octavos de final eliminó a River Plate con un empate 2-2, cuando también caía 2-0 y estaba jugando con dos menos.

Pero Liga ya sabe lo que es domesticar a equipos argentinos: en la fase de grupos vapuleó a Arsenal y en octavos de final eliminó a Estudiantes.

Además, los ''Albos'' jugaron ocho partidos en casa ante conjuntos argentinos, de los cuales ganaron cinco, empataron dos y perdieron uno.

En semifinales, deberían enfrentarse los ganadores de Atlas-Boca y Fluminense-Sao Paulo y los de Santos-América y Liga-San Lorenzo.

Pero el reglamento indica que eso sufrirá variantes si avanzan equipos de un mismo país, los cuales deberán jugar entre sí.

Ahora ve
No te pierdas