Hay que trabajar: Eriksson

El nuevo entrenador del Tri aceptó que no tiene “un conocimiento profundo" del futbol mexicano; “acepté porque el reto es muy grande. Nuestro reto es el mundial” dijo Sven-Goran Eriksson.
Eriksson dijo uno de sus retos es “intentar ser mejor que en
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El sueco Sven-Goran Eriksson se convirtió el martes en el nuevo director técnico de la selección mexicana de futbol, con la mira puesta en el Mundial de Sudáfrica 2010 y la intención de dejar atrás años de magros resultados.

Eriksson asumirá en sustitución del controvertido ex goleador del Real Madrid Hugo Sánchez, quien fue cesado en marzo tras fracasar en clasificar al equipo a los Juegos Olímpicos de Pekín.

Eriksson, de 60 años y ex entrenador de la selección de Inglaterra, fue elegido por unanimidad en una asamblea de los dueños de los clubes de fútbol, dijo en rueda de prensa Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

"Estoy muy orgulloso de ser el entrenador de la selección mexicana. Acepté porque el reto es muy grande. Nuestro reto es el mundial (Sudáfrica) 2010, intentar ser mejor que en el pasado", dijo Eriksson a periodistas hablando con dificultad una mezcla entre portugués y español.

El "Tri", como llaman los mexicanos a la selección por los colores de la bandera nacional, nunca pasó de cuartos de final en los mundiales.

"Evidentemente no tengo un conocimiento profundo del fútbol mexicano pero eso lo voy a alcanzar (...) Como cualquier técnico que cambia de país esa parte se tiene que trabajar y no me preocupa", dijo Eriksson respecto a su poco contacto con el futbol mexicano.

Antes de Sánchez, México fue dirigido del 2002 hasta el Mundial de Alemania 2006 por el argentino Ricardo La Volpe, quien tampoco tuvo una buena cosecha y mantuvo duros enfrentamientos con la prensa y con el ex goleador del Real Madrid.

México fue eliminado por Argentina en los octavos de final, y al finalizar la Copa del Mundo el contrato del estratega sudamericano terminó, por lo que fue sustituido por Sánchez, quien prometió el campeonato del mundo.

A pesar de que previamente algunos jugadores se habían mostrado contrarios a ser dirigidos por un extranjero, Andrés Guardado, joven mediocampista del seleccionado, dio su apoyo al nuevo entrenador.

"Tiene gran experiencia, no cualquiera tiene el currículum de él. En ese aspecto puede venir muy bien y hay que tratar de estar con él a muerte para que este proceso sea bueno y podamos llegar al mundial de buena manera", dijo a W Radio.

Promete aprender español

Eriksson, quien no habla español y continuó comunicándose en rueda de prensa en inglés y mediante un intérprete, dirigió a Inglaterra en el Mundial de Alemania 2006 y estuvo al frente del club Manchester City de la Liga Premier inglesa hasta el lunes.

"Siendo sueco y habiendo trabajado en muchos países, aprendí italiano, portugués, inglés y ahora que estoy en México voy a aprender a hablar español, eso no es un problema, en los próximos dos o tres meses verán a un señor Eriksson hablando un español aceptable", prometió el estratega sueco.

El entrenador obtuvo varios campeonatos dirigiendo clubes europeos como el Benfica de Portugal y los italianos Lazio, Roma y Sampdoria.

Eriksson no asumirá de inmediato, por lo que será el mexicano Jesús Ramírez, entrenador interino, quien estará al frente del seleccionado cuando juegue contra Belice el 15 y 21 de junio los primeros partidos de la eliminatoria para el Mundial de Sudáfrica 2010, además de amistosos ante Argentina el miércoles y con Perú el domingo.

"Quiero ver los cuatro partidos de la selección nacional. Por respeto a Jesús Ramírez no haré ningún comentario del estilo de juego ni de los jugadores hasta que haya pasado esta etapa", aclaró el nuevo entrenador de la selección mexicana.

Ahora ve
No te pierdas