Celtics, los nuevos monarcas de la NBA

Boston se consagró campeón al vencer 131-92 a Lakers en el sexto partido de la serie, que quedó el equipo conquistó luego de 22 años su título 17, con lo que logró imponer un récord para la l
Los Celtics arrasaron en su último juego y comenzaron los fe

Boston Celtics se consagró el martes campeón en el baloncesto de la NBA al vencer por 131-92 a Los Angeles Lakers, en el sexto partido de la serie final de playoffs por el título de la liga.

Los Celtics conquistaron su título 17 en la NBA, récord para la liga, al derrotar a los Lakers por 4-2 en la serie al mejor de siete partidos.

Kevin Garnett, quien fue la figura del encuentro y de la serie, hoy gozó como un niño su primer campeonato como jugador de la NBA, después de 12 brillantes años como profesional.

Esta noche el jugador de los Celtics se destapó con 26 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias, apoyado por Ray Allen que sumó 26 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias.

Del lado de Los Angeles, Kobe Bryant consiguió 22 puntos, 3 rebotes y 1 asistencias, para ser el hombre más destacado en la serie por parte de los californianos.

Todo comenzó con unos Celtics impulsados por el ánimo de los aficionados que abarrotaron el TD Banknorth Garden, anticipando que esta noche terminaría la espera de 22 años desde aquel último título que consiguieran guiados por el legendario Larry Bird.

Pero durante los primeros minutos no fue sencillo, ya que los Lakers pelearon palmo a palmo y para cuando finalizó el primer periodo la ventaja de Boston era corta 24-20.

Las cosas cambiaron radicalmente en el segundo lapso, Garnett y Pierce se apoderaron de la duela, mientras un desesperado Bryant intentaba mantener en el partido a Los Angeles, pero como sucedió en casi toda la serie siempre estuvo muy solo en el ataque.

Los seguidores del conjunto que dirige Doc Rivers enloquecían con lo que veían sus ojos: su equipo pasaba por encima de sus acérrimos rivales en el segundo cuarto, donde se despegaron 23 puntos de los californianos.

Festejo adelantado

Lo que inició como un juego cerrado que podría definirse en los minutos finales, se convirtió en una paliza de Boston sobre Lakers, que adelantó los festejos del público que vitoreaba cada jugada, tanto a la defensiva como a la ofensiva.

Quedaban dos minutos para que concluyera el tercer episodio de lo que se convirtió en una pesadilla para los angelinos, pues el conjunto local sacaba una ventaja de 30 puntos, que con la defensiva de Celtics lució imposible de superar para los hombres de Phill Jackson.

Nada ni nadie le quitaría el título de las manos a los bostonianos, quienes se colocaron 101-70 en los primeros minutos del periodo final gracias a los tres mosqueteros: Garnett, Pierce y Allen, quienes para ese momento acumulaban 22, 21 y 20 puntos, respectivamente.

La espera fue larga, pero valió la pena, pues Boston regresó a la cima de la NBA superando de forma contundente a sus viejos enemigos, quienes fueron dominados fácilmente en un juego que ejemplificó claramente lo que sucedió en esta Serie Final 2008.

Tres minutos antes el final, los titulares de Boston dejaron la duela para comenzar con los festejos del título 17 en la historia de la franquicia más ganadora de la NBA, pues el marcador de 123-85 dejaba claro quién era ya el nuevo campeón del basquetbol de los Estados Unidos.

Los segundos finales transcurrieron en medio de una enorme fiesta, donde los abrazos y las lágrimas contrastaban de lado a lado de la duela, pues mientras los Celtics saltaban de felicidad, unos humillados y cabizbajos Lakers miraban la pizarra 131-92.

Ahora ve
No te pierdas