Guitarra quemada de Hendrix, a subasta

El instrumento, que se creía perdido, fue quemado por el músico hace más de 40 años en Londres; se espera que la guitarra Fender Stratocaster modelo 1965 recaude al menos 1 millón de dólares.
El instrumento a subastar era uno de los preferidos del músi  (Foto: )
LONDRES (CNN) -

Una de las guitarras preferidas de Jimi Hendrix, que el músico quemó sobre un escenario en Londres hace más de 40 años y que se consideraba perdida para siempre, será subastada en septiembre de este año.

La guitarra, una Fender Stratocaster de 1965, fue empapada en combustible para encendedores e incendiado por la leyenda del rock en marzo de 1967 durante una presentación en Finsbury Astoria, en Londres.

Hendrix fue llevado rápidamente a un hospital luego de sufrir quemaduras leves en sus manos, mientras la guitarra, que resultó dañada en el cuello, fue recuperada por el equipo del músico.

El instrumento finalmente terminó en manos de su agente de prensa, Tony Garland, quien lo guardó en la cochera de la casa de sus padres, donde quedó hasta que fue hallado el año pasado por el sobrino de Garland.

La guitarra figura dentro de grupo de recuerdos de personajes famosos del rock que serán subastados el 4 de septiembre por Fame Bureau en Londres.

El instrumento tiene un valor estimado de 1 millón de dólares. Otros lotes incluyen un cuaderno con poemas del líder de The Doors, Jim Morrison.

"Cuando Hendrix quemó esta guitarra, marcó un hito de las presentaciones en vivo", dijo Tod Owen, director de adquisiciones de la casa de remate.

"Elevó la barra de lo que se esperaba y preparó el camino para una serie de imitaciones y pastiche que existen hasta hoy", agregó.

Hendrix, quien murió en 1970, quemó dos guitarras sobre escenarios, ya que repitió el acto en otro festival en 1967, pero la guitarra que será subastada es el único ejemplar que se mantuvo intacto.

En una anterior subasta, otra guitarra de Hendrix, conocida como la Woodstock Stratocaster, se vendió en 1.8 millones de dólares.

Ahora ve
No te pierdas