Secretos chinos en inauguración de JO

La niña que apareció cantando la “Oda a la Patria” en realidad no era la misma que entonaba; algunos de los fuegos artificiales vistos en TV fueron hechos por computadora en tercera dimens
Parte de la magia de la ceremonia inaugural en Pekín 2008, s
PEKÍN (AP) -

Días después de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos están saliendo a la luz algunos detalles ocultos, incluida la decisión de no dejar subir al escenario a la niña de siete años que entonó la ''Oda a la Patria'' porque se consideró que no tenía la imagen “apropiada” para la ocasión.

Un miembro del politburó pidió que otra niña pusiese la cara y fingiese cantar, declaró el director de música de la ceremonia Chen Qigang a la radio de Pekín.

“La audiencia comprenderá que se trataba de algo de interés nacional”, expresó en una entrevista.

También circularon versiones de que algunos de los fuegos artificiales que se vieron por televisión habían sido grabados previamente, tal vez por temor a que las cámaras no pudiesen captar las 29 explosiones previstas.

China ha hecho lo imposible por difundir una imagen impecable durante los juegos, devolviendo a muchos provincianos a sus ciudades y tapando los edificios en construcción o en mal estado.

La búsqueda de la perfección incluyó aparentemente a los niños.

La actuación de la pequeña Lin Miaoke fue un éxito. Pero resultó que la voz no era la suya sino la de Yang Peiyi, también de siete años.

Las autoridades habrían decidido que Yang no era lo suficientemente bonita, pero Chen dijo que su voz era la mejor.

Durante un ensayo en vivo poco antes de la ceremonia, un miembro del politburó, que no identificó, dispuso que había que hacer un cambio. Se decidió entonces combinar la voz de Peiyi con la imagen de Mioake.

“Combinamos la voz perfecta con la actuación perfecta”, manifestó Chen.

El portal Sina.com publica el martes una foto de Peiyi sonriendo, con flequillo y dientes disparejos.

El otro secreto de la ceremonia fue el de los fuegos artificiales. Si bien la mayoría de ellos fueron reales, parte de lo que se vio por televisión en todo el mundo, e incluso en la pantalla gigante del estadio, eran imágenes en tercera dimensión logradas con computación.

“Se confirmó que se proporcionó anticipadamente a los compañías de televisión, por conveniencia y para efectos teatrales, como en otros grandes eventos”, dijo el vocero del Comité Organizador, Wang Wei. “El día de la ceremonia hubo pisadas humanas auténticas de sur a norte de la ciudad”.

“Sin embargo, debido a la escasa visibilidad durante la noche, puede que se haya usado material pregrabado”, agregó.

Las imágenes computarizadas fueron producidas por la empresa Crystal Digital Technology de Pekín.

“Hicimos lo posible para que pareciera real”, dijo el vocero de la empresa, Lei Ming, al diario en inglés Beijing Times. “La mayoría de la gente no notó la diferencia”.

La ceremonia fue elogiada en todas partes y fue vista por más de 1,000 millones de personas.

Ahora ve
No te pierdas