Adiós Pekín 2008, hola Londres 2012

David Beckham y Led Zeppelín recibirán el traspaso oficial de la sede para la próxima olimpiada los organizadores del próximo evento deportivo dicen que su ceremonia será completamente distin
La capital inglesa dijo que "no intentará competir" con Pekí
PEKÍN (CNN) -

El futbolista inglés David Beckham será el centro de atención cuando la bandera olímpica sea entregada a Londres el domingo en la ceremonia de cierre de los Juegos en China.

Beckham, cuya popularidad en China hace parecer pequeño incluso al nadador Michael Phelps o al velocista sensación Usaín Bolt, participará en el espacio de ocho minutos destinado a presentar a la próxima ciudad anfitriona, Londres, en el cierre de los Juegos.

Al jugador de Los Angeles Galaxy se sumarán en el estadio Nido de Pájaro Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin, y la cantante londinense Leona Lewis, además de bailarines del Royal Opera House y numerosos deportistas de anteriores eventos olímpicos.

El primer ministro británico, Gordon Brown, estará presente en la ceremonia de cierre donde el nuevo alcalde de Londres Boris Johnson recibirá la bandera de parte de su par Guo Jinlong de Pekín.

No se reveló ningún detalle sobre el contenido del espectáculo o del rol exacto que tendrá Beckham, pero su aparición seguramente provocará la mayor ovación de la noche.

"El ha estado entusiasmado con la candidatura desde el principio, jugó un papel principal en Singapur y creció muy cerca del Parque Olímpico en Londres," dijo Bill Morris, director de ceremonias del Comité Organizador de Londres, a periodistas el viernes cuando confirmó los integrantes de la lista.

Beckham, ex mediocampista del Manchester United y del Real Madrid, que tiene un proverbio chino tatuado en el torso, fue abordado por numerosos seguidores cuando arribó a Shanghái con Los Angeles Galaxy este año y sus admiradores en China se cuentan en cientos de millones.

Morris dijo que el segmento de Londres sería simple y divertido y que no intentaría competir con nada de lo que preparó Pekín durante su maravillosa ceremonia de apertura.

"Este no es el momento en el que queremos competir con el impactante trabajo de China ni con su ceremonia," dijo Morris refiriéndose a los organizadores de Pekín.

"Pero será juvenil, distinto, sonoro y para estar orgulloso. También es una gran oportunidad para celebrar el increíble éxito el equipo británico en estos Juegos," comentó.

El alcalde Johnson bromeó sobre que había estado entrenando para su "gran momento de portar la bandera."

"Estoy muy contento, abrumado y ansioso, pero no estoy intimidado," aseguró.

Ahora ve
No te pierdas