Elogian en Venecia película de Arriaga

"The Burning Plain", un filme de amor y traición, es la primera producción del guionista mexica la cinta, con Kim Basinger y Charlize Theron, se encuentra en la competencia principal del fest
Charlize Theron y Guillermo Arriaga, en el Festival de Cine
VENECIA (CNN) -

Las ganadoras del Oscar Kim Basinger y Charlize Theron interpretan a una madre y su hija en "The Burning Plain", una intensa historia de amor y traición que da vida a la primera producción del aclamado guionista mexicano Guillermo Arriaga como director.

El filme es el primero de las cinco producciones estadounidenses en aparecer en la competencia principal del Festival de Cine de Venecia y fue elogiado este viernes por críticos y periodistas en el avance a la prensa, antes de su estreno mundial en la alfombra roja.

Arriaga es reconocido por sus guiones que incluyen exitosos dramas como "Amores perros", "21 Gramos" y "Babel", por los cuales fue nominado a un premio de la academia.

Según sus declaraciones sobre su primer trabajo detrás de cámara, parece ser que Arriaga volverá a dirigir alguna producción cinematográfica.

"Disfruté cada momento de esto", dijo Arriaga a los reporteros, hablando en inglés.

"Puedo decirles que dirigir fue tal vez uno de los momentos más felices de mi vida profesional. Sólo al llegar al set, ya tenía una sonrisa (...) y no se ha ido todavía", añadió.

La unión de las historias y los saltos de tiempo en "The Burning Plain", que también escribió Arriaga, son sus sellos característicos.

"En la vida real nunca contamos las historias de forma lineal", dijo Arriaga. "Siempre las contamos en forma descompuesta".

"Creo que el cine en un medio muy joven y que está comenzando a encontrar su propio lenguaje y entre esos lenguajes está la desconstrucción del tiempo", agregó Arriaga.

El productor Walter Parkes dijo que Arriaga había "cambiado la forma en que las historias animadas son contadas".

Al avanzar el filme, la historia explora los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua. El paisaje cambia desde un desierto árido hasta un brutal amanecer en las aguas y horizontes costeros con copiosas lluvias.

También coquetea con la muerte.

"He estado obsesionado con el peso de los muertos sobre los vivos", dijo el director de 50 años.

"Mi identidad está construida por las personas que amo, por la gente que me rodea. cada vez que alguien muere, parte de mi identidad se quiebra y se pierde. Estoy obsesionado en la manera en que la pérdida de alguien que amo afecta mi propia identidad".

Ahora ve
No te pierdas