El cambiante rostro del libro

El contenido permanece, pero el soporte evoluciona desde los papiros al papel, y al formato vir el libro y las nuevas tecnologías convergen en la FIL Guadalajara.
Los e-books comienzan a tener una presencia importante en el
Nadia Talamantes
GUADALAJARA (CNNExpansión) -

La Feria Internacional del Libro (FIL) arrancó hace ya un par de días, cumpliendo 21 ediciones desde su creación en 1987 por iniciativa de la Universidad de Guadalajara.

Este gran mercado de libros, el mayor en el mundo hispanohablante, refleja año con año las mutaciones de la industria editorial y, sobre todo, las mutaciones del propio formato del libro.

Ya desde la FIL anterior, Google presentó su proyecto Book Search, un esfuerzo conjunto del gigante de los buscadores con editoriales, universidades y bibliotecas  para ofrecer a los usuarios de Internet el acceso a los libros.

Este año la ola digital sigue abriéndose camino en la industria editorial, el protagonismo de los llamados e-books o libros electrónicos se hace sentir en la Feria bajo iniciativas como la de Google, pero también en la forma de expositores, foros, seminarios y talleres sobre publicación electrónica. . 

En el III Foro Internacional de Edición Universitaria -que se realiza dentro del marco de la FIL-, por ejemplo, William Harroff de la Universidad de McKendree presentó (R)evolutionary (e)books, un proyecto que aborda la evolución de la lectura, la enseñanza y el aprendizaje gracias a los libros digitales, “la última fase en la historia del libro” como lo califica Harroff.

Entre los expositores presentes en la FIL está Oyelo.com, iniciativa que se apoya en las nuevas tecnologías para ofrecer audiolibros por Internet, títulos que pueden ser comprados y descargados desde cualquier reproductor digital con acceso a la Red. La empresa mexicana también distribuye a otros sitios internacionales, como Itunes.com, Audible.com y Amazon.com.

La compañía colombiana Digital Mastering (que pertenece al grupo empresarial CD SYSTEMS) fabrica, asimismo, CD’s para editoriales que deseen dejar la tapa dura por el soporte digital del disco compacto.

Otro expositor es e-libro (con casi 26,000 libros en español y 40,000 en inglés), su plataforma digital permite a editoriales, universidades, medios y bibliotecas distribuir sus documentos a través de Internet.

El protagonismo del formato PDF (portable document format) también llega a las librerías, como la mexicana Gandhi, que recién anunció un acuerdo con Publicaciones Digitales S.A. (Publidisa) para la creación de la primera librería electrónica de venta de libros electrónicos en México. Por lo demás, Publidisa ofrece una plataforma para la creación, conversión y comercialización de libros electrónicos en español a través de su portal Todoebook.com.

Aunque la incidencia del e-book en el mundo hispanohablante aún es mínima, cabe imaginarse una futura FIL donde el libro virtual rivalice con el libro tradicional, toda vez que la industria editorial está cada vez más consciente de que el contenido debe adaptarse a nuevos formatos.

Ahora ve
No te pierdas