La historia, nuevo negocio en México

Libros antiguos y documentos históricos son subastados por altas cantidades de dinero; el negocio, además de redituable, consiste en saber dónde invertir.
biblioteca  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La historia no sólo sirve para aprender del pasado, hoy en México empieza a generar un redituable negocio de miles de millones de dólares basado en el valor histórico de libros y documentos. Y quien diga que de la cultura no vende se equivoca. Alejandro Ainslle de Font-Réaulx dejó de trabajar desde hace varios años y ahora vive de la venta de libros y documentos históricos y espera subastar este 29 de septiembre más de 100 documentos y títulos por una suma de casi dos millones de pesos.

Su biblioteca cuenta con 25,000 ejemplares, lo que le permite mantener un buen nivel de vida: "Esto me mantiene ocupado, me obliga a pensar y buscarle".

Para Ainslle, el mercado de la compra-venta de documentos y libros antiguos es uno de los negocios más apasionantes y redituable, aunque "apenas está en crecimiento".

Y es que en México valorar la historia en documentos es una práctica poco común. Se reconoce la labor realizada por Casa de Subastas Morton en México, al generar un mercado que en otros países tiene siglos de existir.

Ainslle asegura que la bibliofilia tiene dos aspectos: el primero es el gusto por la cultura y el segundo es que representa una inversión. Y sin ir más lejos, relata una anécdota de la nieta del arquitecto Carlos Obregón Santacilia:

"Me acuerdo de Sandra, a quien conocí cuando llegó a México como representante de Sotheby´s, me pidió que la acompañara a ver un códice prehispánico que Santacilia guardaba en un banco".

"La pieza, aunque de una hermosura exquisita, tenía un valor mínimo, dado que no puede salir de México porque fue catalogada como patrimonio cultural. Ella cuenta que el maestro Diego Rivera, en ese entonces amigo de su padre, en innumerables ocasiones le dijo que se lo cambiaba por pinturas e incluso le daba a escoger, porque a Diego le gustaban esas piezas prehispánicas, pero Carlos nunca quiso".

Lo que Carlos Obregón nunca supo es que con un par de piezas que obtuviera de Rivera, tendría a través del tiempo dos o tres millones de pesos invertidos, calcula, mientras que el códice, por su categoría sólo valía por mucho, 150,000 pesos.

Esta es una muestra de lo que puede llegar a valer la cultura y por lo tanto está siendo "revalorada como un instrumento de inversión", explica Ainslle.

Por eso, millonarios como Carlos Slim cuentan incluso con piezas valiosas que ya son parte de los activos de las empresas, tal es el caso de una carta firmada por Cristóbal Colón, que hoy es uno de los mayores activos de Condumex, valuada aproximadamente en un millón de dólares.

Ahí está la muestra de la razón por la que las pinturas, documentos históricos y libros pueden ser, en muchos casos, una mejor inversión.

Sin embargo, el coleccionista advierte que la cultura en México nunca ha sido oficialmente fomentada por el Estado, aunque, reconsidera, en los últimos seis años la cultura ha sido más estimulada.

El presidente de Casa de Subastas Morton, Luis López Morton, comenta que en México falta un grado de cultura verdaderamente indispensable.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Este 29 de septiembre, Alejandro Ainslle sacará sus joyas literarias y documentos históricos a la venta, en donde se encuentran colecciones como la historia de Veracruz, documentos que deberían quedarse en México y tienen qué ver con la Defensa Nacional, así como pergaminos y textos con valor real, incluso de cientos de miles de pesos.

El catálogo de la subasta fue realizado en seis meses y contiene 177 piezas con alto valor histórico que en otros países se venden hasta en el doble de lo que valen en México, concluye el coleccionista.

Ahora ve
Diego Luna y Gael García convocan a diálogo nacional sobre seguridad ciudadana
No te pierdas
×