Cuida tu cerebro y mejora tu carrera

Estos cinco consejos te ayudarán a evitar la demencia a edades mayores y a crecer laboralmente; aprender constantemente, buscar desafíos y controlar el estrés son hábitos favorables para ti.
cerebro  (Foto: Getty)
Anne Fisher

No hace mucho tiempo el consenso entre los neurocientíficos sostenía que el cerebro humano estaba condenado a deteriorarse con el paso del tiempo y que no había mucho que se pudiera hacer al respecto.

En vez de ello, una serie de estudios recientes, con la ayuda de la tecnología de imágenes cerebrales, apuntan a una conclusión muy diferente: nuestra materia gris puede seguir regenerándose a lo largo de la vida, produciendo nuevas células activas todo el tiempo.

"El cerebro es un denso bosque vivo y en constante desarrollo con miles de millones de neuronas y sinapsis", dice Alvaro Fernández, fundador y presidente ejecutivo de la firma de investigación de mercado SharpBrains.

La nueva ciencia de la neuroplasticidad, que estudia cómo el cerebro cambia y se adapta, revela que, al igual que en los músculos, este órgano es un caso de "úsalo o piérdelo", añade. "Una vez que aparecen nuevas neuronas en el cerebro, dónde permanecerán y cuánto tiempo sobrevivirán depende de cómo sean usadas".

Fernández es coautor de un libro llamado The SharpBrains Guide to Brain Fitness que resume la actual explosión de nuevas investigaciones en esta área en consejos específicos sobre lo que debes hacer ahora para protegerte contra la enfermedad de Alzheimer y otras formas de deterioro cognitivo que aparecen posteriormente en la vida.

Debido a una feliz coincidencia, hay mucha superposición entre lo que es bueno para el cerebro y lo que podría impulsar tu carrera. Ten en cuenta estos cinco consejos:

1. Nunca dejes de aprender. Las últimas investigaciones muestran de manera concluyente que entre más educación tiene una persona, menos probabilidades tiene de sufrir deterioro relacionado con la edad. "Las personas altamente educadas tienden a tener empleos mentalmente estimulantes", señala Fernández, y eso fomenta el nacimiento de nuevas neuronas. Si te haces el hábito de aprender nuevas habilidades a lo largo de tu carrera -lo cual también te hace más comercializable y promocionable- tu cerebro te lo agradecerá más tarde.

2. Sumérgete en otra cultura. En particular, aprende otro idioma. A medida que los negocios en Estados Unidos (especialmente la mercadotecnia) se vuelven cada vez más bilingües, aprender ingles sería algo inteligente - pero, para obtener el mejor entrenamiento cerebral, elige el ruso, el mandarín o el árabe, cuyos alfabetos diferentes hacen que sea mucho más desafiante.

Si es posible, también ofrécete para realizar trabajos voluntarios en el extranjero. Esto no sólo hace que tu currículum destaque entre la multitud, sino que "explorar y adaptarte a nuevos lugares te obliga a prestar más atención a tu entorno" que quedarte en casa, señala Fernández. Navegar a través de una cultura desconocida, aunque sea durante poco tiempo, es como gimnasia para el cerebro.

3. Busca tareas duras de "entrenamiento". "El objetivo es estar expuesto a la novedad y a mayores niveles de desafío para que la tarea no se vuelva demasiado fácil o rutinaria", escribe Fernández, esto significa "hacer un esfuerzo y salir de tu zona de confort". La variedad es tan importante como el desafío, muestran varios estudios recientes: "La especialización excesiva no es la mejor estrategia para mantener la salud cerebral a largo plazo. Por lo tanto, un operador de bonos tal vez podría probar una actividad artística para estimular las células cerebrales que de lo contrario rara vez utilizaría".

4. Controla el estrés. "El exceso de estrés, no importa si es inducido por eventos externos o por tus propios pensamientos, mata a las neuronas y previene la formación de otras nuevas", señala Fernandez. Obviamente, nadie quiere eso. La SharpBrains Guide to Brain Fitness detalla cómo el ejercicio físico, la meditación, e incluso reírse ayudan a proteger al cerebro de los estragos de demasiada presión, mientras que también mantienen a raya el desgaste laboral. Tomar unas verdaderas vacaciones de vez en cuando también es un arma comprobada contra el estrés.

5. Ten muchos amigos. Una red amplia y variada de amigos no sólo es una gran ventaja cuando se quiere cambiar de trabajo (o contratar a la persona adecuada), sino que resulta que "la participación social contribuye a la salud cerebral", escribe Fernández. Una nueva investigación muestra que interactuar regularmente con una amplia gama de otras personas contribuye "tanto a un impulso a corto plazo del desempeño, como a la acumulación de reservas cognitivas".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

¿Hay un número ideal de amigos? La corteza cerebral humana, al parecer, puede procesar de manera eficiente sólo un número limitado de relaciones, y ese número (conocido por los neurólogos como el número de Dunbar, en honor al investigador que lo halló) es de 150.

En una interesante nota al margen, Fernández señala que, aunque algunas personas tienen miles de amigos en Facebook, "el número típico es de alrededor de 120, lo que corresponde aproximadamente al número de Dunbar - es decir, el número de amigos y conocidos que la gente tiene comúnmente en la vida real".

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×