WEF, foro sin beneficios para la gente

Es un espacio con intereses opuestos al ciudadano común, dice el periodista Andy Robinson; en su libro ‘Un reportero en la montaña mágica’ critica la creciente concentración de la riqueza.
Francisco Rivera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Foro Económico Mundial es una negación de la democracia y no aporta nada positivo al ciudadano de a pie, sostiene el periodista inglés Andy Robinson. Para el economista por la London School of Economics, el WEF (por sus siglas en inglés) es un espacio sin transparencia y cuyos intereses son opuestos a los del resto de la población.

“Davos es principalmente un foro de grandes empresas, multinacionales, bancos y fondos; sus intereses son incompatibles con los intereses democráticos y sociales del pueblo por mucho que ellos usen imágenes públicas como las de Bono, sus programas de filantropía, su consigna de que están comprometidos por mejorar el mundo”, dijo el hombre de 54 años en un español impecable.

El periodista estuvo en México para promover su obra “Un reportero en la montaña mágica. Cómo la élite económica de Davos hundió el mundo” (Planeta, 2013), una crítica a la creciente desigualdad en la distribución de la riqueza y a la élite que se reúne cada año en esa ciudad europea.

Andy, quien radica en España y colabora para el diario La Vanguardia, no pretende descubrir el hilo negro, sino dar más argumentos a los ciudadanos para defender lo que ya saben, aseguró.

Artículo relacionado: WEF: catalizador del cambio económico

El libro trata de tirar mitos como el que es inevitable que los ricos lo sean porque tienen una gran formación. "Son justificaciones que se usan como parte de la defensa de las desigualdad extrema”, señaló.

“Los culpables de la crisis son precisamente quienes han salido beneficiados después, es una injusticia de dimensiones colosales, sin precedentes, quizá ni siquiera en los años 20; creo que no ha ocurrido algo tan descarado como lo que ocurrió desde (la crisis de) 2008”, agregó.

El periodista busca argumentos para sostener el escandaloso “99%-1%”, expresión que resume el contraste en la concentración de la riqueza en Estados Unidos que usó como bandera el movimiento social “Occupy” en 2011.

La polarización de la renta empezó en los años 70 con la revolución ortodoxa de economistas en torno a la escuela de Chicago y se extendió por todo el mundo, dijo.

Artículo relacionado: La bisagra global, el WEF para América Latina

En su reporteo por los pasillos del foro creado por Klaus Schwab, Andy también cuestiona el que la mayoría de los periodistas no pueda ingresar a todos los actos, así como el periodismo acrítico.

“Hace falta una operación muy sofisticada ideológicamente con muchos participantes del mundo de medios más o menos cooptados, ONG cooptadas; todo es necesario para crear esa sofisticada máquina ideológica que justifica lo injustificable, que los responsables del colapso financiero de 2008, los bancos de inversión, como Goldman Sachs, JP Morgan, Barclays, etc., son precisamente los que se han beneficiado de las crisis”, afirmó.

Artículo relacionado: WEF evidencia reto educativo de México

El periodista también critica el 'filantrocapitalismo' de personajes como Bono o el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton.

“(Bono) generalmente se presenta en Davos como si estuviera presionando a los banqueros (…), dice: ‘Voy a hablar con esos ricachones para tratar de sacarles algo de su dinero para poder invertirlo’. Con ese dinero hace donativos al fondo filantrópico que tiene en África, pero en cierta medida ese juego le viene muy bien a esa élite para mantener el statu quo y para mejorar su imagen”, explicó el escritor.

Robinson es partidario de espacios de discusión alternos al WEF, encuentros en los que se puedan incluir a pequeñas y medias empresas, nuevas entidades crediticias y “economistas heterodoxos dispuestos a intentar salir de esos esquemas rígidos de defensa de lo que ha fracasado”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

 

 

Ahora ve
Kate del Castillo y otros famosos huyen de los incendios en California
No te pierdas
×