Los mejores superyates del mundo

Clubes de playa, submarinos y tecnología híbrida hacen de estos los mejores barcos de su tipo; conoce los superyates más caros, más innovadores y con mayor seguridad que existen hoy en día.
Steve Hargreaves

La mejor historia: Christina O

Puede no parecer mucho en comparación con los superyates de hoy en día, pero el Christina O fue bastante grande en el pasado.

El barco que alguna vez fue una fragata canadiense de la Segunda Guerra Mundial, fue comprado por el magnate naviero griego Aristóteles Onassis poco después de la guerra y se convirtió en lo que entonces era uno de los yates más lujosos sobre el agua.

Durante las décadas siguientes, el Christina O hospedaría a una lista de grandes nombres: Winston Churchill, Jack Kennedy, Frank Sinatra, Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor, John Wayne, Greta Garbo y Bette Davis, por nombrar a algunos.

El yate también fue la sede de la recepción de bodas del príncipe Rainiero de Mónaco y la estrella de cine estadounidense Grace Kelly en 1956, así como de la boda en 1968 de Onassis y la ex primera dama Jackie Kennedy. Actualmente, el barco está a la venta por 21 millones de libras (35 millones de dólares).

Más innovador: Maltese Falcon

A diferencia de los veleros tradicionales -donde las velas se mueven alrededor del mástil para captar la brisa-, las velas de este superyate de 78 metros son fijas, y el mástil entero gira para captar el viento. Además de esta nueva tecnología, se dice que el yate tiene hermosas líneas y una construcción general magnífica.

El Falcon fue construido en 2006, “pero aún así captura la imaginación hoy en día”, dijo Paul Ashton, editor de SuperYacht World.

Fuente: CNNMoney compiló esta lista con la ayuda de expertos de Boat International, Superyachts.com, SuperYachtTimes, Superyacht World y The Superyacht Group. Los datos de costos y propiedad son de Wealth-X a menos que se indique lo contrario.

El charter más adorable: Serene

¿Tienes 5 millones de dólares extra? Si es así, podrías rentar a Serene; pero sólo por una semana. El superyate de 133 metros es uno de los yates más caros del mundo para alquilar.

Sin embargo, el dinero hace una gran diferencia. Serene tiene dos helipuertos, un hangar de helicópteros, un estrado para músicos, pista de baile, sala de cine y un submarino. Además está el gigantesco 'club de playa' en la popa, completado con piscina, sauna, jacuzzi, baño de vapor y cuarto de nieve.

También hay una 'Sala de Nemo' recubierta de cobre, ubicada profundamente en el casco, con un fondo de cristal para ver a los peces. La construcción del yate costó 330 millones de dólares.

Serene tiene espacio para 24 huéspedes en 12 camarotes, además de una tripulación de 52 personas, no es una mala relación.

El más grande y más caro: Azzam

Con un precio de 627 millones de dólares y una longitud de 180 metros, Azzam es más grande que un destructor de la Armada de Estados Unidos.

No se sabe mucho acerca del yate más largo y más caro del mundo. Zarpó el año pasado desde un astillero en Alemania, y se cree que pertenece al presidente de los Emiratos Árabes Unidos, el Califa bin Zayed bin Sultan Al Nahyan; quien tiene una riqueza de casi 18,000 millones de dólares, de acuerdo con Wealth-X.

Además de los elevados costos iniciales, los costos anuales de operación de los yates son de aproximadamente un 10% del precio de compra, dijo Pedro Muller, director de estrategia del Superyacht Group.

Para Azzam, eso es casi 63 millones de dólares al año en tripulación, combustible, atraque, reparaciones y otros gastos.

 Mejor diseño: A

Algunos piensan que se parece a un submarino, otros a un buque de guerra de la Primera Guerra Mundial. Sea cual sea tu opinión, el barco pone a hablar a la gente.

Puedo decir que éste, por el momento, es el yate más emblemático y más elegante sobre el agua”, dijo Ben Roberts, editor en jefe de Superyachts.com. “Un ganador definitivo en la categoría”.

Diseñado por Philippe Starck, A es uno de los yates más caros sobre el agua; Wealth-X estima su costo en 323 millones de dólares. Se dice que solamente los grifos del baño cuestan 40,000 dólares.

A es propiedad del multimillonario ruso Andrey Melnichenko. Fue nombrado en honor a su esposa, Aleksandra.

 El mejor juguete: Dr. No

El submarino a bordo del yate del fondo de capital Silicon Valley Tom Perkins, Dr. No, es capaz de sumergirse a casi 305 metros, según Boat International, es uno de los submarinos privados que se sumergen a más profundidad. Él dice que ha sido utilizado para seguir a las ballenas jorobadas en el fondo del mar, una hazaña que ningún ser humano había hecho antes.

El barco entero gira en torno al mantenimiento de este juguete; es un barco de pesca japonés convertido que fue elegido por su grúa a bordo y por su amplia capacidad de almacenamiento. Pero no permitas que su pasado como herramienta de trabajo te engañe: el interior fue suntuosamente renovado recientemente.

La seguridad más estricta: Eclipse

Con 162 metros y un precio de 485 millones de dólares, el Eclipse fue yate más grande y más costoso hasta antes de que el Azzam apareciera.

Sin embargo, en lo que respecta a la seguridad, el Eclipse aún se las arregla para generar más atención. Propiedad del multimillonario ruso Roman Abramovich, se dice que el yate tiene armas láser capaces de cegar las cámaras indiscretas de los paparazzi. Según se informa, también tiene tecnología de defensa antimisiles y un submarino de escape, así como más características de seguridad más típicas en un velero.

“La mayoría de los yates más grandes en los que he estado, tienen amplios sistemas de seguridad: como circuito cerrado de televisión, sensores de movimiento bajo las cubiertas y acceso con huellas digitales para algunas áreas”, dijo Maarten Janssen, director de contenido de SuperYachtTimes.

Al viajar en aguas infestadas de piratas, Janssen dijo que no es raro que estos yates desplieguen medidas adicionales de seguridad, incluyendo pistolas sónicas que perforan los tímpanos de los atacantes, así como cañones de agua y guardias armados.

El más ecológico: Columbia 40S

Los superyates motorizados no son generalmente conocidos por sus credenciales ecológicas. El fabricante de yates Columbia está tratando de cambiar eso con el 40S; uno de los primeros yates híbridos del mundo. La tecnología híbrida permite que el barco opere con un motor eléctrico a una baja velocidad, reduciendo en gran medida el ruido y las emisiones. El delgado diseño del casco y los materiales ligeros mejoran su eficiencia.

“Este barco trae el diseño híbrido a la corriente principal de los superyates y ofrece un camino más ecológico para futuras construcciones”, dijo Stewart Campbell, director de Boat Internacional.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

 

 

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×