6 ideas para emprender en el mundo de la moda

Estos diseñadores están cambiando la forma de vestir, personalizar y comprar ropa y accesorios; aprovechan la tecnología para hacer desde vestidos hechos a la medida hasta joyería inteligente.
ropa moda  (Foto: Thinkstock)
Sara Ashely O'Brien

A la defensa de la sustentabilidad
Emprendimiento: Zady
Muchas personas quieren saber de dónde viene su comida pero ¿qué hay de la ropa y los accesorios? No tanto.
La plataforma de comercio electrónico Zady está trabajando para cambiar eso mediante la venta de artículos ecológicos de alta calidad a precios asequibles.
Las cofundadoras Maxine Bédat y Soraya Darabi aprueban diseñadores (tienen alrededor de 60 en el sitio) y venden sus productos. No sólo están buscando transparencia, sino piezas atemporales que sean hermosamente creadas. Cada página de artículo ofrece detalles sobre dónde se hizo y las materias primas que fueron utilizadas.
La empresa fue lanzada hace un año con la intención de “levantar el velo detrás de la industria de la moda”, dijo Bédat. Pronto introdujeron su propia línea Zady —que comenzará con un suéter que será vendido esta temporada— para poder estar involucradas en todas las etapas del suministro.
“El paso natural es ensuciarnos las manos y averiguar: '¿Qué significa hacer que la marca sea más sostenible?'”, dijo Bédat.
Bédat dijo que están creciendo cada mes, pero “el verdadero enfoque para nosotros es crecer de la manera correcta, no crecer a toda costa”.

Refrescando la moda masculina
Emprendimiento: Frank & Oak

Frank & Oak no sólo diseña y vende ropa de moda para el hombre del milenio, sino que constantemente lanza contenido —desde artículos hasta videos digitales— para impulsar su marca.

Estrena 75 nuevos productos de moda masculina cada mes; la mayoría de las cuales sólo están disponibles durante unos dos meses.

La idea de la “edición limitada” se basa en el modelo de empresa “sólo para miembros”, a la que se han unido 1.5 millones de usuarios. La membresía es gratuita y permite a Frank & Oak curar los productos de acuerdo con las preferencias del cliente (que son tomadas de una breve encuesta realizada al suscribirse).

El cofundador Ethan Song describe su estilo como clásicos americanos con un toque europeo. Y tienen precios competitivos; en un punto entre J.Crew y Gap, de acuerdo con Song.

La startup con sede en Montreal (también tiene una tienda física en Montreal) consiguió una ronda de 15 millones de dólares la semana pasada y anunció planes para abrir una oficina en la Ciudad de Nueva York.

Volviendo 'chic' a la tecnología

Emprendimiento: Kovert Designs

Nuestra dependencia a la tecnología no tiene por qué ser tan obvia. En vez de eso, puede estar oculta en una elegante joyería. Ésa es la misión de Kovert Designs, un emprendimiento con sede en Londres, fundada por la ex modelo convertida en programadora, Kate Unsworth.

La primera colección de joyería inteligente (pulseras, collares y anillos) de Kovert Designs presenta una piedra color negro o una cerámica blanca. Pero la piedra también funciona como un “paquete tecnológico”, que vibra cuando llegan ciertos correos electrónicos, textos, o entra una llamada. (Todas las alertas se pueden personalizar a través de una aplicación).

“Todo lo que hacemos es bastante sigiloso”, dijo Unsworth. “Nos enfocamos en tecnología invisible, discreta... nuestro consumidor no es un adoptante temprano de tecnología; son conscientes de la moda”.

La línea estará a la venta en Net-a-Porter antes de la temporada de Navidad (así como en el sitio Kovert Designs), y se venderá desde 480 dólares (por un anillo de plata) hasta 590 (por un collar de oro u oro rosado).

Personaliza los básicos de tu armario

Emprendimiento: Bow & Drape

Bow & Drape quiere ayudar a los fashionistas a diversificarse desde una compra de prendas hechas en serie al personalizar los básicos de tu armario.

Los clientes compran entre seis armarios básicos de vestuario —desde una sudadera clásica (78 dólares) hasta una chaqueta de mezclilla (150 dólares). Luego los personalizan con aplicaciones, lazos y listones, bordados y letras; sin costo adicional.

Si te sientes más como un seguidor que como un líder, puedes elegir entre los diseños que otros han creado.

El emprendimiento —que fue lanzado en Boston y ahora tiene su sede en la ciudad de Nueva York— apuesta por un enfoque comunitario hacia el comercio electrónico.

“Creemos que ése es el futuro de la moda en cierto sentido”, dijo la cofundadora Aubrie Pagano. “Ésa es realmente la gran cosa sobre el Internet: cualquiera puede convertirse en un proveedor de contenidos y cualquiera puede convertirse en un 'influenciador'”.

Diseños de joyería creados colectivamente

Emprendimiento: Mejuri

La misión de Mejuri es doble: ofrece a los clientes joyería fina asequible y a los diseñadores una plataforma para posicionar su nombre.

“Las marcas no necesariamente arrojan luz sobre los diseñadores”, dijo la cofundadora Noura Sakkijha, que es la tercera generación de su familia que trabaja en la industria. “Vamos a cerrar la brecha”.

Mejuri presenta desafíos temáticos a los diseñadores —cerca de cuatro al año— y proporciona directrices para su presentación. Los clientes votan por sus diseños favoritos y Mejuri produce las piezas con más votos (que a veces son refinadas para asegurar que sean acordes con la marca Mejuri).

El último reto, “encantos de aretes”, registró cerca de 60 presentaciones, y menos de 20 fueron producidas. (La pieza promedio cuesta alrededor de 150 dólares).

Unos 700 diseñadores se inscribieron en Mejuri (frente a 300 en 2013); cada uno recibe su propia página de perfil con su biografía y diseños.

Mejuri aumentó 40% las ventas desde el lanzamiento de la versión beta hace aproximadamente un año. Actualmente están trabajando fuera de Montreal como parte de la aceleradora de emprendimientos Founder Fuel.

Vestidos que ajustan realmente bien

Emprendimiento: NUMARI

No hay dos cuerpos que sean exactamente iguales, así que ¿por qué deberían encajar en tallas estándar?

Arti Anand y Komal Kushalraj se han propuesto resolver este problema con NUMARI. El emprendimiento, que fue lanzado en primavera, tiene alrededor de 15 estilos de vestidos distintos, que están hechos a la medida para adaptarse a los cuerpos individuales de las mujeres.

“¿Por qué no podemos tener una solución donde se pueda conseguir exactamente lo que quiero sin tener que pagar mucho dinero por ello?”, dijo Kushalraj, que creció en India.

NUMARI permite a las mujeres elegir un estilo de vestir, elegir la longitud de las mangas y dobladillo, y enviar sus propias medidas (un video paso a paso está disponible en el sitio, pero las cofundadoras también ofrecen una consulta vía Skype). Entonces, voila, el vestido será entregado dentro de tres semanas (y puede ser alterado o devuelto si el ajuste aun no está bien). Los vestidos cuestan desde 160 hasta 235 dólares.

A medida que la empresa se amplía, Kushalraj dijo que se buscarán licenciar la tecnología que automatiza el proceso de producción; pero mantendrán la ropa personalizada.

Anand y Kushalraj dirigen el negocio de la Ciudad de Nueva York con la ayuda de cinco becarios. Su colección de otoño será lanzada en unos días, y planean lanzar entre cuatro y seis colecciones al año.

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×