Escasez pega a implantes mamarios en Venezuela

Los controles cambiarios impuestos por el Gobierno venezolano dificultan el acceso a las prótesis; el desabasto afecta a las cirugías estéticas y pero también a las operaciones de reconstrucción.
implantes  (Foto: Getty)
Rafael Romo
ATLANTA (CNNMoney) -

La escasez de los implantes mamarios está dificultando a las mujeres venezolanas mejorar quirúrgicamente su busto.
Venezuela se ha visto afectada por la escasez desde hace años. Primero, fueron los alimentos básicos. Entonces, el papel higiénico comenzó a acabarse. Los implantes de senos y otros suministros médicos son los artículos más recientes en una larga lista de productos escasos.

Las mujeres venezolanas toman en serio su belleza, y la mayoría de las cirugías son realizadas por razones puramente estéticas. El año pasado, hubo cerca de 85,000 procedimientos mamarios en Venezuela, según las cifras publicadas por la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos Estéticos. Sólo Estados Unidos, Brasil, México y Alemania realizan más cirugías mamarias.

En Venezuela, el Gobierno decide quién tiene acceso a los dólares y a otras monedas extranjeras a menudo necesarias para la importación de productos extranjeros.

Estos controles monetarios se han vuelto cada vez más estrictos, por lo que es muy difícil que los cirujanos compren los implantes estadounidenses preferidos -y más costosos- que dicen que son más seguros que las alternativas más baratas de fabricación china.

“Obviamente, esta situación se refleja en los mayores costos de las prótesis. Si estos costos suben o son incrementados, lo que sucede entonces es que la cirugía sólo está disponible para aquellos con ingresos más altos”, dijo el Dr. Ernesto Mendoza, un cirujano especializado en cirugía plástica y reconstructiva en Caracas, la capital venezolana.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sin embargo, la escasez de los implantes mamarios no sólo está afectando a las mujeres que desean realzar su belleza. Ingrid de Borjas dirige Senos Ayuda, una organización que facilita la cirugía reconstructiva para las mujeres a quienes se les han extirpado los senos por razones de salud. Ella dice que sus pacientes también están siendo afectadas por el desabasto.

“La escasez está afectando todo. Las mujeres que esperaban conseguir implantes mamarios están viendo sus sueños incumplidos. Los tratamientos de quimioterapia también son extremadamente caros, así como la radiación. Las prótesis cuestan alrededor de 5,000 dólares (estadounidenses) y sólo si puedes encontrarlos”, dijo Borjas.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×