8 reglas para disminuir el riesgo de cáncer de mama

Un estilo de vida sano puede reducir hasta en 30% la incidencia de la enfermedad en la población; la primera regla para combatirla es una máxima de oro: No pienses que a ti nunca te va a pasar.
lucha contra el cancer  (Foto: iStock by Getty Images)
Nonantzin Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El cáncer de mama en México ocupa el primer lugar de mortalidad por tumor maligno en mujeres mayores a 25 años y 52% de los diagnósticos se realiza en etapas tardías.

"Las conductas favorables a la salud para la prevención en el cáncer de mama pueden disminuir hasta en 30% la incidencia en la población", de acuerdo con el reporte Consenso Mexicano sobre Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer Mamario 2013.

Por ello es vital que atiendas a estas 10 reglas:

1. No pienses que a ti no te va a pasar

Si bien la edad promedio de aparición en México es de 53 años, existen casos de mujeres de menos de 30 (un 7% de las que son diagnosticadas son menores de esta edad).

2. Controla tu peso

La obesidad no sólo tiene que ver con el desarrollo de la enfermedad, si no que la respuesta a los tratamientos hormonales es mucho menor en pacientes obesas. Come muchas frutas y verduras, suficientes cereales y pocos alimentos de origen animal y leguminosas.

3. Tú eres la principal responsable de tu salud y bienestar

Una vez que hayas asumido que el cáncer de mama puede ocurrirle a cualquiera, debes tomar conciencia de que hay que hacer cambios en tus hábitos. Esto te dará paso a ser una mujer empoderada.

4. Practica un deporte

Numerosos estudios han demostrado de forma consistente que hacer una actividad física de moderada a vigorosa está asociada con la disminución del riesgo de padecer cáncer -no sólo de mama, también se ha visto la relación con el de colon– hasta en un 25%, en mujeres. Si no estás acostumbrada, empieza caminando 30 minutos, cinco días a la semana. En el caso de las niñas y adolescente, se recomiendan 60 minutos de actividad física diaria.

5. Bebe con moderación y deja de fumar

El consumo de bebidas alcohólicas es un factor fuertemente asociado con el cáncer, “incluso con su consumo en niveles bajos”, alertan los organismos que luchan contra el cáncer. Se recomienda no sobrepasar los 20-25 gramos al día (una copa de vino o una cerveza), y es que 100 gramos al día (una botella de vino o cuatro cervezas) podrían multiplicar entre cuatro y seis veces el riesgo de padecerlo, señala la American Cancer Society. En cuanto al cigarro, ni uno está permitido.

6. Básico, conocerte y autoexplorarte

La autoexploración es una de las formas seguras para detectar el cáncer de mama, pues al observar cambios se puede actuar oportunamente. Se trata de un hábito que debería ser parte de la educación desde la infancia para que sea una costumbre natural cuando se tenga que practicar, según expertos. El Instituto Nacional de Cancerología considera que a los 20 años de edad una mujer debe estar informada sobre los beneficios y limitaciones del autoexamen de las mamas, conocer su aspecto natural mediante la observación y la palpación, y notificar a su médico cualquier cambio. Hay que palparlas cuando no están sensibles ni inflamadas, es decir, una vez que haya pasado el periodo menstrual. Lo ideal es acudir con un ginecólogo para aprender a hacerlo, además, por supuesto, de la necesaria revisión de este especialista, cada año, una vez iniciada la vida sexual.

7. La importancia de la mastografía

Después de los 40 años, todas las mujeres asintomáticas tienen que someterse a una mastografía, la prueba más eficaz para identificar lesiones pequeñas, recomiendan especialistas. La disminución de mortalidad se ha atribuido a la posibilidad de hacer diagnósticos en fases más tempranas de la enfermedad. Con estos estudios de pesquisa, se pueden ofrecer incluso tratamientos menos agresivos, con probabilidades de curación mayores al 90%.

Si tienes más de 40, seguramente tu ginecólogo ya te habló de este examen. Si no, busca las campañas de detección que organizan las instituciones de salud y el propio gobierno, o acércate a fundaciones como Fucam (fucam.org.mx) y Cimab (cimab.org).

8. No dejes la vida pasar

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama no puede ser menos que devastador; particularmente cuando no se tiene mucha información al respecto. Dudas, miedo, incertidumbre, depresión… Por este duelo han pasado muchas mujeres y a pesar de todo, han salido bien libradas y están compartiendo sus experiencias a través de fundaciones como las anteriormente mencionadas.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×