Malala: la Nobel que defiende la educación para las mujeres

La joven de 17 años, atacada en 2012 por talibanes, fue reconocida este miércoles con el galardón; Malala inició su defensa de la educación femenina a través de un blog en su país natal.
malala  (Foto: Reuters)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La paquistaní Malala Yousafzai se convirtió este miércoles en la persona más joven en recibir el Premio Nobel,  galardón que compartió con Kailash Satyarthi, figura de la lucha contra el trabajo infantil.

"Voy a seguir con esta lucha hasta que vea que todos los niños pueden ir a la escuela", dijo Malala, una defensora del derecho a la educación de las mujeres convertida en símbolo mundial, tras sobrevivir milagrosamente a un ataque armado de los talibanes en 2012.

"Una joven y un hombre algo mayor, una paquistaní y un indio, una musulmana y un hindú, ambos símbolos de lo que este mundo necesita: más unidad, fraternidad entre naciones", dijo al respecto el presidente del comité Nobel, Thorbjoern Jagland, antes de entregar los premios en la alcaldía de Oslo.

Malala nació el 12 de julio de 1997 en Mingora, en el noreste de Pakistán. Su padre, Ziauddin Yousafzai, es poeta, dirige una escuela pública y también es un defensor de la educación.

Cuando iba a la escuela en su ciudad natal se interesó en los derechos de las mujeres. En 2009 escribió un blog para la BBC bajo el seudónimo Gul Makai, en el que expresó sus puntos de vista sobre la educación y sobre cómo era la vida bajo la amenaza de los talibanes, quienes en ese tiempo controlaban la ciudad y prohibían a las mujeres asistir a las escuelas o ir de compras.

En 2012, cuando se dirigía al colegio, un talibán armado le disparó por defender el derecho de las mujeres a estudiar, y la dejó gravemente herida, aunque sobrevivió después de ser trasladada en helicóptero a un hospital de Gran Bretaña

Tras su ataque, Malala continuó promoviendo los derechos de las mujeres y adquirió fama internacional, aunque tuvo que dejar su país debido a las amenazas de muerte contra ella y sus familiares por parte de los talibanes, por lo que ahora vive en Gran Bretaña.

La activista tiene actualmente una fundación que financia a pequeñas organizaciones que promueven la educación de las mujeres en Pakistán, Nigeria, Jordania y Kenia.

La organización también destina recursos a la Alianza Global para el mejoramiento de la Educación que busca reunir 4,000 millones de dólares para dar educación a los niños, así como a la campaña Bring Back que apoya a niñas nigerianas.

La fundación se mantiene con los donativos a través de la página malala.org, los cuales van desde 25 hasta 250 dólares y otras cantidades que son deducibles de impuestos. Aunque también ha recibido aportaciones de famosos como Angelina Jolie, quien en 2013 destinó 500,000 dólares.

En octubre de 2013, la joven activista publico su autobiografía 'Yo soy Malala' en la cual relata detalles del ataque que sufrió, su lucha por la educación de las niñas, y cómo su padre la alentó a ir a la escuela.

Este año participó en la campaña para la liberación de las jóvenes nigerianas que fueron secuestradas en su escuela por el grupo Boko Haram.

Entre otros premios, ha recibido el galardón Simone de Beauvoir, en Francia; el premio UNICEF de España por su defensa del derecho de las niñas a la educación, así como el Premio de la Paz Internacional Tipperary, en Gran Bretaña.

Un mexicano interrumpe la ceromonia

Minutos después de que Malala recibiera su premio, un mexicano perturbó la ceremonia del Premio Nobel de la Paz en Oslo, pero fue detenido por agentes de seguridad.

El hombre, que más tarde fue indentificado como un estudiante que solicitó asilo luego de entrar a Noruega a fines de noviembre, pidió a Malala Yousafzai y al indio Kailash Satyarthi, que hablasen de México agitando una bandera de su país simbólicamente manchada de rojo.

Tras lo ocurrido, el hombre de 21 años aceptó pagar una multa de casi 1,700 euros y fue liberado por las autoridades.

Los dos Premios Nobel de la Paz no parecieron molestos por el incidente. "No tuvo nada de atemorizador", declaró este jueves durante una conferencia de prensa Malala.

"Hay problemas en México, también hay problemas en Estados Unidos y Noruega (...). Es verdaderamente importante que los niños hagan escuchar su voz", dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La opinión pública mexicana está conmovida e indignada por la desaparición en septiembre de 43 estudiantes de una escuela para maestros rurales a manos de policías y miembros de un cártel del narcotráfico en Iguala, Guerrero, que desató multitudinarias protestas contra las autoridades en el país.

Con información de CNNMéxico, AFP, waterstones.com y malala.org

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×