Cancelación de película de Sony desata reclamos

Celebridades y directores de cine lamentaron que el estudio frenara el estreno de ‘The interview’; la cinta fue señalada como el motivo del ataque por parte de presuntos hackers de Corea del Norte.
the interview  (Foto: Getty)
Brian Stelter
NUEVA YORK (CNNMoney) -

‘The Interview no tenía que terminar de esta manera. Sony pudo simplemente haber sustituido a ‘Kim Jong Un con un personaje de ficción. Entonces Corea del Norte no habría calificado la comedia como "un acto de guerra" y Sony tal vez no hubiera sufrido un ataque cibernético. Los cines no se habrían asustado por las amenazas terroristas de hackers anónimos y Sony no habría cancelado el estreno de la cinta el día de Navidad.

Pero, ¿recurrir a un dictador ficticio no habría sido exactamente el tipo de autocensura que procuran los dictadores reales?

Hollywood se debate en esta pregunta de forma muy pública, gracias a la inusitada decisión de Sony de cancelar la película, tomada el miércoles.

La indignación no se hizo esperar, la decisión se siente como una capitulación del estudio cinematográfico y de los dueños de los principales cines de Estados Unidos.

“Personalmente, creo que los dueños de los cines deberían avergonzarse de sí mismos”, dijo Jimmy Kimmel en su programa nocturno en ABC. Y añadió: “Dejar que un dictador de otro país decida qué puede ver o no ver el pueblo estadounidense  en nuestro país contraviene todo lo que se supone que defendemos, ¿cierto?”

El guionista y director Judd Apatow dijo que era “lamentable” y preguntó a los dueños de los cines “¿Ahora van a retirar cualquier película que reciba una amenaza anónima?”

De igual forma se expresó el actor Ben Stiller, quien escribió en Twitter: “Muy difícil de creer que ésta sea la respuesta a una amenaza a la libertad de expresión en Estados Unidos”.

Quienes defienden la cancelación de la cinta no se pronunciaron en las horas posteriores al anuncio. Pero las personas que participaron directamente en la decisión señalaron que los dueños de los cines estaban bajo “tremenda presión”. Uno dijo que la situación era “simplemente increíble”.

El conocido empresario Marc Andreessen manifestó simpatía por Sony en un tuit: “Tomar decisiones como responsables de los empleados y sus familias, clientes y accionistas es bastante más difícil que opinar desde un teclado”.

El gabinete de Obama también se pronunció en la noche del miércoles. Una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional afirmó que el Gobierno está investigando el ataque cibernético contra Sony y dijo que “nos tomamos muy en serio cualquier intento de amenazar o limitar la libertad de expresión o de opinión de los artistas”.

Corea del Norte no ha sido mencionado públicamente como el instigador del ataque, pero los investigadores estadounidenses indicaron que un anuncio a tal efecto podría darse este mismo jueves.

Al interior de Sony, hay un abanico de emociones entre los empleados, incluido el alivio y la esperanza de que no se filtren más materiales, y también hay un sentimiento de derrota. Y algo de enojo (justo o no) hacia los creadores de la película para poner en peligro a toda la compañía.

Los escritores, productores y ejecutivos detrás de ‘The Interview’ claramente eligieron adoptar un enfoque provocativo, haciendo que toda la trama de la película girara en torno al intento de asesinato de Kim -en lugar de un dictador de ficción- y eligiendo al actor Randall Park para interpretar a Kim.

La película nació hace varios años en las conversaciones entre Seth Rogen y James Franco, sobre unos periodistas de televisión que conseguían entrevistas con dictadores y terroristas. El nombre de Osama bin Laden surgió, aún vivía en ese entonces.

“Bromeábamos, se nos ocurrían cosas como ‘¿por qué no matar a esa persona?’ Pensamos que podría ser una idea interesante para una película: un periodista consigue una entrevista con un malvado líder mundial, y entonces le piden que lo mate”, contó Rogen al diario Los Angeles Times muchoantes de que la película fuera cancelada.

Dan Sterling, guionista de la película, explicó que los realizadores se centraron en Corea del Norte en parte debido al “manto de misterio” que rodea el país y a la “demencial mitología que han propagado”.

Al parecer escribió un borrador que tenía una "versión imaginaria" de Kim, pero más tarde -en colaboración con Rogen y los ejecutivos de Sony- convirtió al propio Kim en el personaje.

En las notas de producción, Sterling es citado diciendo que los productores de la cinta pensaron que incluir a Kim la haría “mucho más emocionante, provocadora y divertida”.

Rogen y Franco no han comentado sobre la cancelación de la película. Pero el actor Rob Lowe escribió en Twitter que vio a Rogen en el aeropuerto JFK el miércoles y Lowe dijo: “Ninguno de nosotros ha visto o escuchado jamás algo como esto. Hoy Hollywood ha hecho que Neville Chamberlain se sienta orgulloso”.

Aunque Steve Carell, quien aparece en la película, lamentó a través de su cuenta en Twitter vivir "un mal día para la libertad de expresión".

Mientras que la actriz estadounidense Mia Farrow, aseguró que "ganaron los chicos malos" y el director Michael Moore pidió, con un tono humorístico, a los piratas informáticos "menos comedias románticas, menos películas de (el director) Michael Bay y menos (films de) Transformers".

Los políticos y empresarios tampoco quedaron al margen de esta situación. El excandidato presidencial republicano Mitt Romney pidió a Sony "no ceder, (sino) luchar", así como estrenar "The Interview" a través de Internet y de forma gratuita.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El empresario Donald Trump se quejó de la decisión de Sony, que, afirma, perjudica la libertad de expresión.

Con información de AFP

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×