5 desayunos engordadores y cómo sustituirlos

Una torta de tamal tiene más de la mitad de calorías que necesita un adulto en todo un día; evitar el desayuno desacelera el metabolismo, lo que provoca acumulación de grasa.
desayuno  (Foto: Reuters)

Tamales fritos, licuados de siete frutas con miel, jugos a la carrera, pan con leche o simplemente nada, son algunas de las formas más recurrentes -y habrá quien diga sabrosas- de desayunar. Pero de nutritivo tienen poco y de engordador, muchísimo.

Hay que analizar por qué hace tanto daño desayunar a diario tortas de tamal, así como saltarse siempre el primer alimento del día.

“El desayuno es la comida más importante, es el momento en el que el cuerpo recarga energía luego de varias horas de descanso. Es la forma en la que el cerebro recibe alimento para funcionar, para estar alerta”, explica la presidenta de la Federación Mexicana de Nutrición, Bea Boullosa.

Por si fuera poco, añade la especialista, suprimir el desayuno contribuye a subir de peso, pues el metabolismo se hace más lento.

“Hay quienes dicen hasta con orgullo que ellos pueden pasarse la mañana entera sin consumir alimento y eso en realidad es algo muy preocupante. Eso quiere decir que el metabolismo está tan dañado que ya no presenta una demanda de energía”, agrega Boullosa.

Además de nutrir al cuerpo, la comida tiene funciones de placer y de socialización, lo que es sano. El secreto está en equilibrar esa relación de comer con alegría y para la salud de cada persona.

“Consideremos que al comer el 80% de nuestras elecciones deben basarse en nuestra nutrición y sólo 20% por algo meramente placentero”, indica la experta.

¿Y cómo sería entonces un desayuno sano? La nutrióloga recomienda que debe ser uno que esté diseñado para dar energía, rico en vitaminas, minerales. También frutas combinadas con alguna fuente de proteínas, que podrían abarcar desde leche o yogur sin grasa, huevo, embutidos de pavo y un cereal o galletas integrales.

Cuando la persona reúne un elemento de cada grupo podrá nutrirse adecuadamente, tendrá sensación de saciedad y la glucosa en la sangre se liberará paulatinamente a lo largo del día, lo que evitará picos de ansiedad por la comida.

Bea Boullosa comparte algunos ejemplos de desayunos hipercalóricos y cómo podrían sustituirse por opciones más sanas.

TIP: Los fines de semana programa caminatas y paseos en bicicleta en grupo para activarte.

Porciones desbordantes. Servirse demasiada comida o aceptar las tandas extras.

TIP: Come hasta sentir que se sacia tu apetito y no hasta que sientas que tu estómago no da para más.

Evitar las frutas y verduras. Suprimir grupos alimenticios desequilibra la nutrición.

TIP: Incluye en tu alimentación 5 frutas y 5 verduras al día, de diferentes colores.

Deshidratarse. Quienes no beben líquidos adecuadamente tienden a confundir la sed con hambre.

TIP: Ten a la mano un vaso de agua y da tragos pequeños a lo largo del día.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La desorganización. Andar siempre a las carreras y comiendo lo primero que aparezca en el camino promueve la mala alimentación.

TIP: Deja tu desayuno avanzado desde la noche anterior, al igual que tu ropa y accesorios. Eso te ahorrará tiempo en las mañanas y te permitirá desayunar de manera saludable.

Ahora ve
Así luce la ciudad siria de Raqqa: libre de ISIS, pero en ruinas
No te pierdas
×