Los ciegos también pueden ser racistas: estudio

Una investigación reveló que la gente ciega también puede tener estereotipos raciales; expertos señalan que esto muestra el peso de la raza dentro de la sociedad.
Ciegos  (Foto: iStock by Getty Images)
Carina Storrs
(Reuters) -

Una persona no necesita “ver color” para ser racista. Algunas personas ciegas, al igual que aquellos con vista, juzgan a otros con base en su raza, de acuerdo con un nuevo estudio.

Los resultados provienen de entrevistas personales y telefónicas con 25 personas que nacieron ciegas o con visión severamente defectuosa, o quienes perdieron su visión de niños o adultos. Un investigador preguntó a los participantes, la mayoría de los cuales viven en el noreste de los Estados Unidos, sobre si pensaban en la raza y cómo afectaba sus sentimientos sobre una persona.

El estudio encontró que la gente ciega también puede tener estereotipos raciales, pero “en todo caso, les toma más tiempo el categorizar a la gente por su raza y hay más ambigüedad”, dijo Asia M. Friedman, profesora asistente de sociología y justicia criminal de la Universidad de Delaware, quien realizó este estudio.

El estudio fue presentado el martes en la reunión anual de la Asociación Americana de Sociología, pero no ha sido llevado a una publicación revisada por expertos.

Friedman encontró que cinco de cada nueve encuestados, ciegos desde el nacimiento o en la infancia temprana, reportaron que no pensaban para nada en la apariencia de las personas. De acuerdo con algunos encuestados, la inhabilidad de saber sobre la raza de una persona evitaba que realizaran juicios apresurados sobre ellos, lo cual “es algo bueno”, dijo Friedman. Una persona que entrevistó explicó que ser ciega le hace más difícil “juzgar a alguien visualmente sin pensarlo”.

Sin embargo, los participantes del estudio dijeron que si bien no piensan en los atributos físicos, sí ponen a las personas en categorías raciales basados en datos no visuales, como nombres y voces. Esos cálculos mentales a veces los llevan a predecir sobre el estilo de vida de las personas, su comportamiento y clase social. En palabras de un encuestado, estar ciego no implica que “están absueltos de ser racistas”.

“Creo que la gente ciega aprende culturalmente ideas sobre clase y raza”, tal como cualquier otra persona, dijo Friedman, y las ideas pueden venir de un rango amplio de lugares, incluyendo noticias, familiares, maestros y grupos.

La investigación sobre cómo la gente ciega entiende el racismo podría llevar a una mejor comprensión sobre cómo realizan juicios sobre otros aspectos de la vida que usualmente involucran la vista, como el disfrutar una comida o comprar ropa. Los encuestados en el estudio de Friedman describieron estar muy conscientes de los sonidos y voces cuando conocen gente, y los sonidos podrían influir en cómo la gente ciega elige un restaurante o tienda de ropa, dijo Friedman, a la par de los impulsos sensoriales como texturas y olores.

Este estudio también puede informarnos sobre la profundidad del racismo en los Estados Unidos, menciona otro experto.

“Los ciegos entienden la raza de igual manera que las personas que pueden ver”, dijo Osagie K. Obasogie, profesor de leyes del Colegio de Leyes de la Universidad de California Hastings, quien ha investigado cómo la gente ciega piensa la raza, pero no fue parte del estudio de Friedman.

Al igual que las personas con vista, las personas ciegas pueden mezclar el concepto de variación humana –diferencias en el color de piel y facciones- con las cualidades de una persona, dijo Obasogie.

A diferencia del estudio de Friedman, la investigación de Obasigie, que fue publicada en el libro Blinded by Sight, sugiere que las personas que nacieron ciegas, de hecho piensan en la apariencia de otros, incluyendo el color de piel y las facciones. También hacen juicios apresurados basados en atributos físicos que perciben que la gente tiene, dijo.

“Yo estaría en contra de la idea de que los ciegos de alguna manera entran a toda interacción social con la mente en blanco”, dijo.

Más de las 100 personas invidentes con las que habló Obasogie dijeron que podrían pedirles a otros que les hablaran sobre la raza de otras personas antes de conocerlas. E incluso si no conocen la raza de una persona de antemano, podrían intentar averiguarlo durante su interacción, en lugar de mantener la mente abierta.

“Si la raza es una parte tan fuerte y profunda de nuestro orden social, que la gente ciega que nunca ha visto nada puede poner atención a la raza… muestra qué tan profundo es el problema”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Obasogie piensa que estos estudios sugieren que las llamadas “reglas ciegas al color” tal como los programas gubernamentales que no usan información de raza al decidir cómo dividir fondos, tienen un acercamiento erróneo.

“La raza es una enfermedad de la sociedad y la idea de que desaparecerá si la ignoramos no es la manera más sofisticada y adecuada de resolver el problema”, dijo.

Ahora ve
Argentina, la NASA y marinos de varios países buscan al submarino San Juan
No te pierdas
×