Conoce los secretos de las casas samurái en Japón

Este país aún resguarda tres ciudades en donde la historia de estos hombres es clave; aquí podrás visitar sus casas, castillos y aprenderás sobre su forma de vida.
cuarto samurái  (Foto: Reuters)
Virginia Lau
JAPÓN (Reuters) -

Virtud, lealtad y aptitud física. Pocas leyendas de sabiduría popular crean imágenes tan vívidas y memorables como las de los guerreros samurái de Japón.

La Era de los Samurái se considera que sucedió entre 1185-1868 y su influencia prevaleció a través de la sociedad japonesa hasta entrado el siglo XX.

De acuerdo con algunas fuentes, el llamado “último samurái” de Japón –un comandante de la Segunda Guerra Mundial llamado Hiroo Onoda, quien se escondió en una isla en las Filipinas y se rehusó a rendirse por casi tres décadas tras el final de la guerra– murió en 2014.

Dejando a un lado las fechas académicas y los debates, la leyenda samurái continúa inspirando fascinación alrededor del mundo.

Al suroeste de la isla central de Honshu se encuentra un área remota en la isla Kyushu, considerada como el mejor lugar para obtener una idea sobre cómo era el día a día en la vida de estos hombres. Aquí el visitante encuentra distritos samurái exquisitamente conservados, casas y campos de batalla que ahora son pueblos y suburbios tranquilos.

Con pocas tiendas, gente o cables a la vista, es posible viajar en el tiempo en estos tres pueblos samurái pocos conocidos (fuera de Japón) que han mantenido su encanto desde los tiempos Edo (1603-1868).

cnnexpansion

Una vieja recámara de un samurái con todo y su traje. (Foto: CNN)

Viejas residencias Samurái Izumi-Fumoto

Visitar las residencias en Izumi-Fumoto se siente como ser invitado a la casa de un amigo. Claro, si tus amigos fueran samuráis.

Alguna vez un centro importante samurái, Izumi-Fumoto ahora comprende un área de 44 hectáreas llena de viejas residencias bien conservadas.

Hace más de 400 años, un proyecto de 30 años fue iniciado para nivelar una colina y alterar un río en el área para construir el distrito samurái.

Las paredes de piedra que protegen las casas fueron construidas con lodo reciclado del proyecto.

El área ha cambiado poco desde entonces. Si bien la mayoría de las casas se han convertido en residencias privadas, aún quedan tres residencias samurái (Takezoe, Saisho, Takemiya) abiertas al público.

Las habitaciones están llenas de artefactos históricos y muebles que recrean el ambiente en el que se vivía en ese tiempo.

Construidas durante el periodo Edo en el siglo 19, la residencia Saisho es la más vieja de las tres, el clan mismo tiene raíces en el área Izumi que remontan hasta 1599.

La residencia consiste en un cuarto para tiro con arco y un cuarto secreto para reuniones escondido bajo la duela.

A un lado de la residencia Saisho se encuentra la residencia Takezoe, un complejo masivo con múltiples estructuras, incluyendo cuarteles habitacionales, una casa de baño separada, un granero, una bodega y un terreno de entrenamiento de espada nodachi. El tour de cada casa toma entre 20 y 30 minutos.

Un equipo de profesores voluntarios formado por los lugareños está dispuesto a proveer tours gratuitos en japonés a los visitantes. Durante la visita, un guía levanta la duela y salta a un pasaje secreto bajo tierra para mostrar lo profundo que es.

La residencia Takezoe es una locación presentada en “Atsuhime”, un drama histórico muy popular producido por NHK.

Admisión y horario: Las residencias son gratuitas para visitar y abres diariamente de 9 a.m. a 5 p.m. En fines de semana, los visitantes pueden optar por un tour guiado (en japonés) en una carreta que toma aproximadamente 30 minutos. Las visitas típicas a pie toman poco menos de dos horas.

Cómo llegar: Las Viejas Residencias SamuráiIzumi-Fumoto se encuentran a 20 minutos caminando o 5 minutos en taxi desde la estación Izumi JR. Desde la estación Kagoshima JR, toma aproximadamente 25 minutos en el Sakura Shinkansen.

cnnexpansion

Residencia Takezoe. (Foto: CNN)

Complejo residencial samurái Chiran

Conocido como el Pequeño Kioto de Satsuma (Kagoshima), Chiran albergó más de 500 residencias samurái durante el periodo Edo tardío en el siglo 19.

En comparación con Izumi-Fumoto, las calles, casas y jardines son más elegantes y mejor planeadas.

Según el conocimiento popular, contrataron a jardineros paisajistas de Kioto para diseñar este distrito samurái. Un distrito semi-fortificado, construido por la familia Sata circa 1760, con diseños inusuales para mejorar la seguridad.

Las residencias samurái y los jardines se encuentran en un camino de 700 metros rodeados de paredes de piedra y setos podados meticulosamente de tal manera que los residentes tengan vista clara del exterior, pero los peatones no puedan ver al interior.

Los recovecos del camino también permitían que los samuráis de Chiran atacaran a los invasores sin exponer su posición.

Hoy día, los jardines de siete residencias samurái están abiertos al público, si bien la entrada a los edificios está prohibida.

El Jardín Mori Shigemitsu es el único que incluye un estanque.

El Jardín Hirayana Ryoichi es único por su carencia de arreglos de piedra, en lugar de ello tiene arbustos con forma de montañas con tres picos.

Los otros cinco jardines son de la variedad minimalista karesansui (paisaje de roca seca), incorporando árboles y arbustos podados y piedra pómez y ceniza volcánica del sur de Kyushu para simular una superficie de agua.

Dado que Chiran fue un puerto principal para el comercio con Ryukyu (Okinawa), las construcciones consisten de características comúnmente vistas en Okinawa, tales como tabletas de piedra (sekkanto) para alejar a los malos espíritus y pantallas (byobu-iwa o hinpun en Okinawa) en la entrada para asegurar la privacidad.

En 1981, el gobierno japonés designó el Complejo de Residencias Samurái Chiran como un Distrito de Conservación Importante para Grupos de Edificios Históricos y nombró a los siete jardines como Lugares de Belleza Escénica.

Para ver el interior de las casas samurái, puedes visitar alguno de los pocos cafés y restaurantes renovados de la vieja arquitectura del distrito.

Admisión y horario: el complejo abre diariamente de 9 a.m. a 5 p.m. La entrada cuesta 500 yenes, cerca de 70 pesos.

Cómo llegar: Se puede llegar al complejo a través de autobuses que salen cada hora de la estación Kagoshima Chuo, Central de autobuses Yamagataya y en la estación Hirakawa. Desde la estación Kagoshima Chuo toma aproximadamente 80 minutos. Bájate en la parada Bukeyashiki-iriguchi.

cnnexpansion

Chirán es conocida como 'El pequeño Kioto'. (Foto: CNN)

Kitsuki, la ciudad del castillo

El encanto de Kitsuki recae en su topografía, con dos distritos samurái a un lado de la colina al norte y al sur, creando un sándwich de la ciudad mercantil.

Según cuentan, el Castillo Kitsuki, que se encuentra de frente al Mar Interior de Seto, es el más pequeño de Japón. Algo agradable sobre visitar un castillo pequeño es la pequeña distancia que tendrás que subir para obtener vistas panorámicas de la ciudad y el mar desde la cima del castillo.

Al norte, la Residencia Ohara, casa de los jefes del clan Matsudaira, es la más impresionante.

Se caracteriza por su techo de paja trenzada y el jardín en forma de circuito que va por toda la circunferencia de la casa.

Cerca de la residencia encontrarás la casa de Sanos, una familia de médicos. Construida en 700, se cree que es la casa de madera más vieja en existencia en Kitsuki, con instrumentos médicos en exhibición, tal como un microscopio alemán fabricado en la Era Meiji.

Menos residencias están abiertas al público en el distrito samurái del sur. La más notable es la de Hitotsumatsu Sadayoshi, alguna vez miembro del parlamento nacional de Japón y el primer ciudadano honorario de Kitsuki. Construida relativamente recientemente, en 1929, la casa del político incorpora elementos arquitectónicos tanto del periodo Edo como del Showa, y tiene vistas del castillo Kitsuki y la Bahía Morie.

Los distritos samurái a ambos lados y la ciudad comercial están unidos por caminos agraciados, los escalones amplios y la inclinación gentil fueron diseñados para caballos y cargadores.

Con vistas claras y dramáticas, el camino conocido como Suya-no-saka y Shioya-no-sakaare frecuentemente es parte de las películas de era y dramas televisivos.

En la ciudad comercial aún se puede encontrar tiendas históricas que venden de todo, desde tofu hasta ropa.

Una tienda de renta de kimonos en Warakuan, frente al ayuntamiento de Kitsuki, te permite caminar por la ciudad en un atuendo tradicional.

Admisión y horarios: Los lugares históricos de la ciudad de Kitsuki abren diariamente de 9 a 5, la última entrada es a las 4:30 p.m.

Los visitantes pueden comprar un boleto combinado por 800 yenes (112 pesos) para visitar todos los sitios, u optar por entrar a los sitios individuales por cuotas que van de 100 a 300 yenes cada una.

Cómo llegar: Kitsuki se localiza entre los aeropuertos de Beppu y Oita.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Desde la estación Beppu, toma el tren Sónico a la estación Kitsuki. Toma el autobús Oita Kotsu, Kunisaki Kanko y baja en la terminal de autobuses Kitsuki.

cnnexpansion El Castillo Kitsuki. (Foto: CNN)

Ahora ve
Cumplimiento o no de contrato enfrenta a Neymar con el Barcelona
No te pierdas
×