Charlie Sheen, el estigma y el VIH como el ‘nuevo clóset’

Ahora es común que las personas guarden el secreto de ser portadores de este virus; en México, hay al menos 180,000 personas con diagnósticos de VIH-positivo según cifras de 2013.
charlie sheen  (Foto: Getty)
Sandee LaMotte
(Reuters) -

El martes 17 de noviembre se confirmó que el actor estadounidense Charlie Sheen ha vivido con VIH desde hace más de cuatro años y que pagó "incontables millones (de dólares)" a mujeres "desagradables" para que no revelaran su afección al mundo.

"Atrapado en un vacío de miedo, elegí aceptar las amenazas y las tretas que mermaron profundamente los bienes futuros de mis hijos mientras que mi 'secreto' permaneció guardado en su colmena de locura (o eso pensé)", escribió Sheen en una carta abierta a los medios de comunicación.

"No me sorprende para nada que él gastara tanto dinero para ocultarlo", dijo Jonathan Scott, presidente y director operativo de Victory Programs, una organización no lucrativa de Boston que trabaja cotidianamente con las personas a quienes se les diagnostica VIH y sida. "El VIH empezó con un estigma horrible e incluso a 30 años del surgimiento de la enfermedad, sigue habiendo un estigma diferente al de otras enfermedades tales como el cáncer de mama".

El también actor Danny Pintauro, exestrella de la serie de televisión Who's the Boss, dice que el diagnóstico de VIH es el "nuevo clóset" del que la gente debe decidir salir si quieren que su situación salga a la luz. Pintauro anunció recientemente que ha sido VIH-positivo desde hace 12 años.

Scott también es VIH-positivo y dice que le tomó años decirle a alguien. "Me hice la prueba en 1987, recogí los resultados de la prueba hasta finales de 1989 y no le dije a nadie hasta después de un año. Entiendo de verdad el viaje o proceso por el que alguien tiene que pasar".

"El estigma que rodea a esto es ridículo", coincide JoAnn Coull. A ella le diagnosticaron VIH en 1987 mientras purgaba una condena en la Institución Correccional de Massachusetts. "Se manifiesta de muchas formas distintas, entre ellas la depresión".

Coull consumió heroína durante 37 años y dice que el virus que ella tiene actualmente es indetectable en su sangre gracias a su coctel diario de medicamentos antivirales. "Mi conteo de células T era de 30 y ahora es superior a 500. Soy la prueba viviente de que esto funciona". Dice que la bendijeron con un excelente equipo de atención de la salud y con un sistema de apoyo activo en Victory Programs, en donde contribuye con su trabajo con mujeres a las que les dieron el diagnóstico recientemente.

"Las mujeres con las que trabajo provienen de muchas culturas", dice Coull. "Se sienten mal, se sienten culpables e incluso lo contrajeron a través de lo que sus hombres hicieron. Creen que son sucias, que son menos que eso, no creen que sobrevivirán".

"Les preocupan las repercusiones para sus hijos", agrega Coull. "Les preocupa que sus hijos sufran acosos y quieren protegerlos. Así que tienden a aislarse y no cuentan con una red de apoyo".

Desde hace mucho, los estudios han mostrado que el estigma que rodea al VIH y al sida ha sido uno de los principales impedimentos para el éxito a largo plazo de cualquier esfuerzo de tratamiento.

"La negación es una cosa tremendamente poderosa", dice Boswell. "A veces es más fácil, especialmente cuando no tienes síntomas o son mínimos, es más fácil negar las cosas. La gente puede superar eso, pero puede tomar tiempo. Es una reacción normal. Pero el problema es que si dura demasiado, va contra el interés del paciente".

"Lo más importante que cualquiera puede hacer es conocer su situación", aconseja Coull. "Hacerte la prueba y si lo tienes, tomarlo un día a la vez. Tenemos acceso a excelentes sistemas de apoyo, médicos geniales y medicamentos asombrosos en nuestro país".

"El estigma sigue siendo real", agregó Scott. "Necesitamos continuar las campañas antiestigma y necesitamos tener servicios y programas especiales que realmente ayuden a la gente con la decisión que tienen que tomar".

Tanto Scott como Coull agradecen la publicidad que Charlie Sheen ha dado a la causa del VIH.

"Aplaudo a Charlie Sheen por hacer la revelación", dice Scott. "Cuando Magic Johnson lo reveló, fue un gran hito en la epidemia del VIH. Luego lo hicieron Rock Hudson y Greg Louganis cuando era medallista olímpico. Eso fue hace más de 25 años. Aunque el VIH ya no es tan letal e incurable como lo era entonces, sigue habiendo mucha gente a quién ayudar y mucho por hacer".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Escuché la entrevista y lo alabo", dice Coull. "Gracias, Charlie, este es exactamente el camino que tenemos que tomar".

En México alrededor de 180,000 adultos y niños viven con VIH, es decir 2 de cada 1,000 personas de más de 15 años padecen esta condición, aunque en general 50% no están consciente de ello, de acuerdo con cifras a 2013 del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y sida de la Secretaría de Salud.

Ahora ve
Falta de oxígeno en hospital en India causa la muerte a 64 niños
No te pierdas
×