Kobe Bryant supera a Michael Jordan… en ganancias

El jugador de los Lakers, quien se retira, es uno de los 10 atletas con mayores ingresos en un año; el admirador número uno de Jordan obtuvo 49.5 mdd en un año, según Forbes.
kobe bryant  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Kobe Bryant, quien anunció que se retirará como jugador profesional de la NBA al terminar la actual temporada, está entre los 10 atletas mejor pagados en el mundo, de acuerdo con Forbes.

El jugador de 37 años obtuvo 49.5 millones de dólares (mdd) —23.5 mdd por salarios y otros 26 mdd por patrocinios— entre el primero de junio de 2014 y el primero de junio pasado.

Esos ingresos lo ubican en la posición número 10 de un listado de 100, el cual es encabezado por el boxeador Floyd Mayweather (300 mdd).

En la cancha financiera, Bryant superó a Michel Jordan con creces. Mientras que el exjugador de los Bulls de Chicago se retiró con ganancias estimadas en 465 mdd, Bryant logrará amasar 680 mdd para el final de la actual temporada.

Si la base se ajusta a la inflación, las ganancias equivalen a 720 mdd para Jordan y 762 mdd para Bryant, según Forbes.

Lee: Michael Jordan 'encesta' en la lista de los más ricos del mundo

20 años en la cancha

Kobe, casado y con dos hijos, nunca ocultó que siempre admiró, imitó y quiso ser como el legendario Michael Jordan, según la agencia EFE.

Llegó a la NBA en el sorteo universitario de 1996 como un colegial de 17 años que había seguido desde niño toda la trayectoria profesional de Jordan y los Bulls de Chicago.

Su espejo era Jordan en todo: el estilo, la personalidad, la condición de líder, los gestos, el egocentrismo y hasta la manera como el legendario jugador de los Bulls sacaba la lengua cuando tenía el balón e intentaba una penetración hacia la canasta.

Después de que los Hornets de Charlotte cedieran sus derechos a los Lakers, Bryant no tuvo reparos en afirmar al llegar a la Los Ángeles que quería ser el "mejor del mundo", y para eso se entrenó como nadie: llegaba cuatro horas antes al campo para comenzar a hacer tiros a la canasta.

Su esfuerzo le comenzó a dar la recompensa merecida al convertirse poco a poco en la figura de la NBA y ocupar el puesto que Jordan había dejado vacante cuando, al concluir la temporada 1998, decidió retirarse por segunda vez en su carrera.

En ese momento Bryant ya era el líder indiscutible con Lakers, equipo que recibiría como nuevo entrenador a Phil Jackson, el mismo que había ganado seis títulos con Jordan, y que llegaba con el poste estrella Shaquille O'Neal. Los tres convirtieron de inmediato al equipo angelino en campeón de la NBA.

Bryant consiguió su primer título de liga en 2000 y aspiraba a llegar al menos a los seis que conquistó Jordan.

Cierto que Tim Duncan, de los Spurs de San Antonio, era la imagen perfecta del jugador de equipo y O'Neal el basquetbolista más dominante de la liga.

Pero Bryant los superaba con la espectacularidad de sus acciones en el campo y su gran popularidad.

Se podría cuestionar su egocentrismo, personalidad poco amigable con el resto del equipo, los problemas legales de la acusación de presunta violación a los que se tuvo que enfrentar, pero Bryant se convirtió por méritos propios en el jugador más importante de la NBA entre 2000 y 2010.

Precisamente el haber recogido la antorcha que dejó Jordan permitió al mundo de la NBA no crear un vacío que hubiese sido muy difícil de cubrir.

Los niños que no pudieron ver a la leyenda de los Bulls tuvieron en Bryant a su mejor versión que hizo posible que las nuevas generaciones de jugadores como LeBron James, Kevin Durant y Stephen Curry siguieran su ejemplo.

Todos ellos admiran el legado de Jordan y de las otras leyendas de la NBA, pero el ídolo al que siguieron y vieron en acción cada noche por la televisión en las Finales de la NBA fue a Bryant. De ahí la grandeza e importancia de la figura de la Mamba Negra, como se conoce a la estrella de los Lakers.

De las finales de la NBA disputadas entre 2000 y 2010, las cuatro más vistas fueron las que jugó Bryant con Lakers.

Bryant se convirtió en el maestro “ideal” que mejor enseñó a las nuevas generaciones las lecciones aprendidas como discípulo aventajado de Jordan.

El recuento de los éxitos

Su capacidad de liderazgo y autoritarismo, como poseía Jordan dentro y fuera del campo, quedó demostrada también al forzar la salida del equipo de O'Neal con el que ya no quería compartir jefatura y quiso demostrar que sin él también era el mejor.

Lo hizo al lograr dos títulos más de liga que lo dejaron con cinco, sin olvidar sus muchas marcas individuales como los 81 puntos que consiguió ante los Raptors de Toronto, o sus actuaciones espectaculares en el Madison Square Garden, donde batió los récords encestadores de todos los tiempos.

Inclusive rebasó al propio Jordan en la lista de encestadores de todos los tiempos para ocupar el tercer lugar, solo superado por los legendarios Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone.

Lee: Kobe Bryant, el jugador más joven en superar los 30,000 puntos en la NBA

Bryant ha conseguido todo como jugador, cinco títulos de liga, dos premios de MVP (El Jugador más Valioso) en las finales, uno en la liga, cuatro en los 17 partidos de las estrellas que disputó y dos medallas de oro olímpicas con el equipo nacional de Estados Unidos.

Además, gracias al él se han logrado firmas de contratos multimillonarios de televisión y se han vendido millones de camisetas con el número 24 de los Lakers en todo el mundo, pero lo que más ilusión le ha hecho es que al final pudo seguir la estela de grandeza marcada por Jordan.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

De hecho, al primero que consultó su deseo de establecer una fecha para el final de su carrera fue a Jordan porque al 23 de los Bulls le debía su "amor" por el baloncesto.

Con información de EFE

Ahora ve
Dos aeronaves del Ejército se impactaron en Tecámac
No te pierdas
×