La nostalgia por la ‘Fuerza’ es intensa entre los fans

La nueva película de Star Wars une a viejas generaciones con nuevas; los sentimientos que evoca el nuevo filme son mayormente positivos.
Star Wars Original  (Foto: 20th Century Fox)
Ashley Strickland
(Reuters) -

Ver al Halcón Milenario volar por la pantalla una vez más o escuchar los sonidos conocidos de un duelo de sables de luz en Star Wars: El despertar de la fuerza, que se estrenó esta semana, seguramente provocará la nostalgia de los fans. Lo viejo vuelve a ser nuevo y les recuerda su primer vistazo al universo de Star Wars, ya sea en 1977 o en 2005.

La ciencia explica por qué las series de hace tanto tiempo, como Star Wars, pueden evocar este sentimiento tan específico, de acuerdo con Clay Routledge, psicólogo social y profesor asociado de psicología en la Universidad Estatal de Dakota del Norte, Estados Unidos, quien investiga la nostalgia.

La nostalgia se define como un anhelo sentimental o melancólico por el pasado, de acuerdo con Routledge. Es una emoción mayormente positiva pero agridulce que sentimos por algo que no tenemos todo el tiempo en nuestra vida, por lo que es más significativa al recordar.

Los detonantes sensoriales pueden ser de los más poderosos para quienes se sienten nostálgicos, particularmente los paisajes (algo como ver los dos soles de Tatooine poniéndose en Una nueva esperanza) y los sonidos (los bips de R2-D2) que evocan recuerdos específicos.

Lee: La 'Fuerza' mantiene despiertos a los mexicanos

Esos detonantes también general el brillo cálido y feliz que relacionamos con nuestras cosas favoritas del pasado. Esa sensación de felicidad trae consigo beneficios adicionales. Los estudios de Routledge, junto con otros investigadores de la nostalgia tales como Tim Wildschut y Constantine Sedikides, han demostrado que la nostalgia puede causar incrementos en el estado de ánimo positivo y en los beneficios emocionales, así como el optimismo jovial en las personas de más de 40 años.

Los beneficios sociales de la nostalgia pueden traducirse en una mayor sensación de amor, conexión, autoestima y significado, particularmente cuando la gente evoca recuerdos que involucran un éxito o experiencias de vida simbólicas. En épocas de incertidumbre, pueden usar los recuerdos nostálgicos para "corregir el rumbo" y sentirse inspirados por lo que han logrado para ir en busca de un futuro más brillante, dijo Routledge.

Emily Manor-Chapman, quien encabeza a un grupo de ingenieros de Juno, la misión a Júpiter del Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA, recuerda que su amor por el espacio y el deseo de trabajar en la ingeniería coincidieron y crecieron al ver las cintas de Star Wars, cuando estaba en la preparatoria.

"Al ver cómo Luke Skywalker trataba de vislumbrar su camino, hice comparaciones como estudiante de preparatoria", dijo. "Me ayudó a darme cuenta de la huella que quería dejar".

Que la comunidad te acompañe

La nostalgia también tiene la capacidad de promover la continuidad cultural, dijo Routledge. Las series que han existido desde hace tiempo, tales como Star Wars, mantienen vivos a los mismos personajes y a las mismas historias de generación en generación. Eso, combinado con la estructura subyacente del bien y el mal, se puede comparar con la transmisión de las viejas mitologías, dijo.

Para los padres, el presentarles a sus hijos a un viejo favorito crea un puente de recuerdos compartidos que pueden llevar al futuro.

"Siempre hay una nueva generación a quién pasarle la antorcha", dijo Routledge. "Star Wars, como película, podría ser una experiencia individual. Sin embargo, se ha vuelto una experiencia compartida, rodeada de un aspecto comunitario".

Lee: ¿Qué dice la crítica de 'El despertar de la fuerza'? 

La introducción de personajes nuevos en El despertar de la fuerza da la oportunidad a los fans jóvenes de sentir una conexión con personajes de los que pueden apropiarse, tales como el robot rodante BB-8. Los nuevos artículos coleccionables, tales como el robot BB-8 de Brookstone, que funciona por medio de una aplicación, se habían vendido muy bien aún antes de que se estrenara la película. Los coleccionables de las cintas anteriores han alimentado la nostalgia de los fans desde hace mucho tiempo.

"Yo creo que te recuerda las épocas más felices de tu vida. Es algo sobre tu niñez, cuando las cosas eran un poco más sencillas", dijo Tom Via, director ejecutivo de Brookstone. "Es sobre una época en la que todos tus amigos se involucraban realmente en algo y jugaban juntos".

Para algunas personas, la comunidad que rodea a Star Wars es tan atractiva como las películas, los coleccionables o el universo expandido que se ha creado en libros, cómics, programas de televisión y videojuegos.

Keri Bean, quien trabaja en las misiones Dawn y Mars Exploration Rover, estaba más involucrada con la fantasía y con El señor de los anillos cuando era niña, pero su trabajo en robótica con la NASA le despertó un interés por los robots del universo Star Wars hace como un año.

Ahora, Bean pertenece a un club de constructores de R2-D2; algunos de sus miembros han construido robots para la nueva cinta. Ella construyó un prototipo con su esposo y en su tiempo libre trabaja en su propia unidad R2 hecha a la medida, totalmente funcional. Cuando lo termine, en unos dos o tres años, quiere llevarlo de visita a hospitales infantiles.

Lee: 16 preguntas que despierta la nueva saga

Brandy Roatsey, fan de Star Wars desde hace mucho, entró en contacto con la mitología dinámica del universo Star Wars cuando era niña, al ver la cinta con su padre. Cuando se mudó a Atlanta por cuestiones de trabajo, hace 10 años, Roatsey no conocía a nadie. Encontró un grupo local de fans de Star Wars, los Hothlanta Rebels, quienes se reunían para almorzar regularmente. "Fue la mejor decisión de mi vida, todo gracias a la apertura y a la naturaleza cálida de los fans de Star Wars", dijo.

No solo la llevaron a conocer Atlanta, sino a concebir la Dragon Con, la convención de fantasía y ciencia ficción más grande del mundo que se lleva a cabo en esa ciudad. Ahora, es la directora de capacitación sobre Star Wars en la Dragon Con y está a cargo de la programación de paneles y de la presentación de los invitados en la convención durante el primer fin de semana de septiembre. Roatsey ha sido feliz al ver a los fans reunirse y entablar relaciones gracias a sus partes favoritas de la serie.

Sin embargo, Roatsey está particularmente asombrada por las organizaciones benéficas y no lucrativas como 501st Legion, Rebel Legion y Mandalorian Mercs Costume Club. Estos grupos no solo crean un vestuario fiel a la cinta, sino que los voluntarios también donan su tiempo para recaudar dinero para las familias y los niños necesitados mientras se disfrazan para visitar hospitales infantiles.

'Un poco baja para ser "stormtrooper"'

Se puede decir que Star Wars y la comunidad que la rodea cambiaron la vida de Katie Goldman.

CNN difundió la historia de Katie en 2010, luego de que a los cinco años la acosaran y la molestaran porque le gustaba Star Wars. Cuando su madre, Carrie Goldman, relató en su blog lo que le había pasado a su hija, los protagonistas de Star Wars y las comunidades de fans se reunieron para apoyar a Katie. 501st Legion incluso fabricó un traje de stormtrooper a la medida para Katie, mismo que portó con orgullo mientras aceptaba su pasión por Star Wars.

Goldman y su esposo, Andrew, adoptaron a Katie cuando era bebé. Como Katie no tendría las bases biológicas para identificarse con sus padres adoptivos, sabían que se sentiría diferente y que tendrían que construir bases nuevas. Conforme crecía, Katie se apegó a las cosas que les gustaban a sus padres. Da la casualidad de que Andrew es fan de Star Wars.

"No tienen los mismos genes, pero pueden compartir su amor por Star Wars", dijo Goldman. "Cuando Katie tenía cinco años, le llamó la atención la idea de que Leia era una niña adoptada y se identificó con ella. Cuando Katie tuvo la edad suficiente para entablar una relación con sus hermanos biológicos, para ella fue como cuando Luke y Leia se reunieron".

Lee: 'El despertar de la fuerza provoca reacciones positivas' 

Katie tiene ahora 12 años; empezó a dejar atrás su timidez y se volvió activista de una forma que Goldman no esperaba. Cuando Katie supo que a otra niña, Allie, la acosaban porque le gustaba Star Wars, le dio su armadura de stormtrooper para devolver el favor. Más tarde llegó a las manos de otra niña, Layla, con lo que se creó una "hermandad de la armadura viajera", como a Goldman le gusta llamarla.

"Esa armadura se hace cada vez más fuerte con cada historia que hay detrás", dijo Goldman.

Cuando Katie necesita el apoyo de la comunidad de Star Wars una vez más, siempre están allí para ella. En días difíciles, como cuando tuvo una racha difícil en quinto año, Katie pudo echar un vistazo a un libro de 552 páginas con más de 3,000 mensajes personalizados que se recopilaron para apoyarla cuando se enfrentó al acoso por primera vez.

Star Wars une a las personas que no tendrían otra cosa en común", dijo. "Los padres y los niños refuerzan su relación gracias a esto. Es una inversión compartida con un mensaje optimista. Eso le permitió a Katie aceptar que era diferente de una forma positiva. Se identifica como 'Katie Goldman, la niña Star Wars' y eso es especial para ella".

Sin Star Wars y su comunidad, Katie no tendría esa fuente de positividad, dijo Goldman. Todo se remonta al momento en el que se sentó a ver la primera cinta de Star Wars con su padre. Ella llevará consigo estos recuerdos siempre y, algún día, podrá compartir con sus propios hijos el gozo nostálgico de Star Wars y lo que su comunidad ha hecho por ella.

"La nostalgia es una forma importante de relacionarnos entre generaciones", dijo Routledge. "Hay muchas cosas que siempre están cambiando, pero la nostalgia es el pegamento social que sirve para crear experiencias compartidas y significativas".

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×