#OscarsSoWhite: El problema empieza en la Academia

El grupo que vota para los premios de la Academia es predominantemente blanco; la presidenta dice que buscan hacer cambios para tener mayor diversidad.
premios de la academia  (Foto: Getty Images/Archivo)
Lisa Respers France
(Reuters) -

El debate de este año sobre el exceso de nominados "blancos" en los Óscar (#OscarsSoWhite) destaca una vez más y evidencia los problemas raciales en Hollywood.

Por segundo año consecutivo, no se nominó a personas que no fueran blancas para ninguna de las categorías importantes de los Premios de la Academia, por lo que las redes sociales reaccionaron y continuaron la campaña #OscarsSoWhite del año pasado con la etiqueta #OscarsStillSoWhite.

También hubo personalidades indignadas. El cineasta Spike Lee y la actriz Jada Pinkett Smith dijeron que planean boicotear la premiación de este año y los fans los han respaldado.

La composición de la Academia, organismo que decide quiénes serán los nominados y los ganadores, ha sido un punto de discusión desde hace tiempo ya que no refleja la diversidad de los cinéfilos. Según un estudio de 2014 (PDF), el 25% de los cinéfilos es hispano, el 10% es negro y el 9% es asiático o de otra raza.

La Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas se compone por más de 7,000 personas que trabajan en el sector fílmico. Según su sitio web, los individuos no pueden ser miembros sin contar con "el patrocinio de dos miembros de la Academia pertenecientes a la rama en la que el candidato quiere que lo admitan". Los nominados al premio no tienen que contar con un patrocinio, ya que se los toma en cuenta automáticamente para recibir una membresía.

"Los nominados y los candidatos patrocinados se sujetan a la revisión de las comisiones de cada rama y la Junta de Gobierno de la Academia toma en consideración a los miembros recomendados", según el reglamento. "La Junta decide qué individuos recibirán una invitación".

En 2012, un estudio del diario estadounidense The Los Angeles Times reveló que "quienes votan para los Óscar son casi 94% caucásicos y 77% varones", mientras que los "negros conforman alrededor del 2% de la Academia y los latinos menos del 2%".

"Quienes votan para los Óscar tienen una edad promedio de 62 años, según el estudio", se lee en el artículo. "Las personas menores de 50 años constituyen apenas el 14% de la membresía".

Ese mismo año, en un estudio de la Escuela de Derecho de la Universidad de California en Berkeley, titulado Not Quite a Breakthrough: The Oscars and Actors of Color, 2002-2012 (No es del todo un gran avance: Los Óscar y los actores de color, 2002 – 2012; PDF), examinaron al sector desde 2002, al que se considera un gran año porque Halle Berry y Denzel Washington ganaron el premio a la mejor actriz y al mejor actor.

En el estudio se descubrió que, aunque se esperaba que hubiera más diversidad después de ese momento histórico (en ninguno de los años anteriores había habido dos afroestadounidenses que triunfaran en la categoría de actuación), la realidad fue muy diferente. "A diferencia de sus colegas blancos, los actores negros ganadores y nominados al Óscar hacen menos películas al año después de sus nominaciones", según el estudio; "es menos probable que los actores negros ganadores y nominados al Óscar reciban nominaciones subsiguientes, a diferencia de sus colegas blancos".

"La Academia debería crear un grupo de trabajo para examinar los procedimientos respecto a su membresía y tomar medidas para que se incluya más a las personas de color y a las mujeres", escribieron los autores del estudio. "En vista de que la membresía es excluyente, la postura pasiva de la Academia frente a la diversidad es inadecuada".

Parece que hasta ahora, las cosas no han cambiado mucho.

La infografía de Lee and Low Books sobre la brecha de la diversidad en los Premios de la Academia (The Diversity Gap in the Academy Awards) señala que en las ramas de la Academia, el 97% de los productores y escritores son blancos, mientras que el 88% de los actores son blancos. En general, en 2015 el 93% de quienes votan era blanco y el 76% era varón.

"Si piensas en cómo era hace 10 años, la Academia está haciendo un trabajo mejor", dijo el actor y cineasta George Clooney a la revista Variety. "Piensa en cuántos afroestadounidenses más quedaron nominados. Yo también diría que no creo que sea un problema de selección, sino de la cantidad de opciones disponibles para las minorías en el cine, particularmente en películas de calidad".

Los críticos coinciden en que el problema va más allá de la temporada de premios.

En el Hollywood Diversity Report 2015 (PDF) del Centro Ralph J. Bunche para Estudios Afroestadounidenses de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles), se señala que aunque las minorías han logrado triunfos en Hollywood, siguen "teniendo poca representación en todos los frentes", principalmente en cuanto al poder de liderazgo que ostentan.

"Los varones blancos seguían dominando las posiciones de toma de decisiones en el sector de Hollywood", según el estudio.

En febrero, Dennis Romero escribió en el L.A. Weekly que "el sector tiene un grave problema de diversidad y no parece que pueda acallar a los críticos con la aprobación de un puñado de programas de televisión dirigidos a las minorías (Empire, Fresh Off the Boat, Jane the Virgin) ni celebrando a un director mexicano trotamundos (el nominado al Premio de la Academia por Birdman, Alejandro González Iñárritu) que tiene muy poco en común con la experiencia de los latinos de Estados Unidos".

"Como hay tanto dinero en juego (para que una película de estudio despegue, se pueden necesitar hasta 100 millones de dólares, incluidos los costos de comercialización), existe una renuencia extrema a correr riesgos en cuanto al elenco y a la selección del director, de acuerdo con los expertos", escribió Romero. "Puede parecer que un hombre blanco es una apuesta segura, particularmente ahora que la mitad de las ganancias de una película provienen de los mercados extranjeros, mercados que suelen pagar por ver cierta visión de la cultura estadounidense. Se asume que los personajes principales son blancos, a menos que se establezca lo contrario; por eso causó tal conmoción la noticia de que el actor británico negro, Idris Elba, sería el próximo James Bond".

El Día de Martin Luther King, la presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, Cheryl Boone (quien es afroestadounidense), dijo en un comunicado que se sentía "decepcionada y frustrada por la falta de inclusión" entre los nominados de este año.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"En los días y semanas por venir llevaremos a cabo una revisión del procedimiento de reclutamiento de miembros con el fin de traer la muy necesaria diversidad a nuestras generaciones de 2016 en adelante", dijo. "Hemos implementado cambios para diversificar nuestra membresía en los cuatro años anteriores. Sin embargo, el cambio no se está dando tan rápido como quisiéramos. Tenemos que hacer más, hacerlo mejor y más rápido".

Los espectadores ansían ver la forma en la que Chris Rock maneja la controversia en la ceremonia del 28 de febrero. Hasta ahora, solo ha dicho a través de su cuenta de Twitter que los Óscar son los "Premios BET blancos".

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×