En San Valentín, ahórrate la cena y ve directo a la cama

Una forma de festejar el día del amor y sin necesidad de gastar mucho dinero; un poco de emoción en las expectativas puede lograr mucho.
Las parejas deben excitarse sexualmente, tanto en lo físico como en lo mental. ✓
sexo san valentin  Las parejas deben excitarse sexualmente, tanto en lo físico como en lo mental. ✓  (Foto: iStock by Getty Images)
Ian Kerner, sexólogo

Soy un terapeuta de sexo, pero eso no significa que no sienta la presión del día de los enamorados al igual que el resto de los hombres. No sólo tengo que ser 'romántico', sino que, al igual que muchos días festivos, San Valentín también viene con un requisito integrado de gastar mucho dinero, algo que no precisamente aumenta la libido. Por lo tanto, este año decidí celebrar el día de San Valentín a mi manera: de forma costeable y enfatizando el sexo.

Eso no quiere decir que no será íntimo, pero este año no habrá una cena extravagante, ni lencería transparente que nunca será usada, ni joyas costosas compradas el último minuto, y tampoco habrá la posibilidad de que no haya sexo. Se eliminarán todos los obstáculos del sexo.

Lee: Sexo, la gran expectativa de las parejas para San Valentín

En ocasiones parece que el sexo corre la misma suerte que la membresía del gimnasio: es usada con menos frecuencia conforme pasa el tiempo, en sesiones dolorosas para las rodillas y que no duran tanto como uno quisiera.

Ésta es mi estrategia para el gran día:

1. Le diré a mi esposa que tuve un sueño muy sexy sobre ella. La mente es el órgano sexual más poderoso, y después de haber tenido relaciones sexuales con una persona miles de veces, lo que hay en la mente es lo que mantiene las llamas vivas.

Hay dos tipos de excitación sexual, la fisiológica y la mental, pero en ocasiones enfatizamos la primera a costa de la segunda. Así que le diré a mi esposa que tuve el sueño más sexy de todos con ella, pero me ahorraré los detalles hasta después, o quizás le haré llegar algunas partes por mensajes de correo electrónico a lo largo del día? Un poco de emoción en las expectativas puede lograr mucho.

2. En cuanto la vea, le daré a mi esposa un abrazo de 30 segundos. Suena a mucho tiempo, pero algunos estudios han mostrado que abrazar a otra persona entre 20 y 30 segundos aumenta los niveles de oxitocina, la 'hormona del acurrucamiento' que ayuda a acercar a las parejas.

3.  Si hablamos durante el día, haré el esfuerzo por mantener una actitud positiva. Los expertos creen que las parejas más felices tienen cinco interacciones positivas (como abrazarse, besarse o tener conversaciones subidas de tono) por cada interacción negativa (como discutir). 

4. A la hora de la comida, iré a la farmacia por todos mis productos del día de San Valentín. Así es, haré mis compras del día del amor en la farmacia, y no sólo estoy hablando de condones. Hoy en día no hay que ir más allá de la farmacia de la esquina para conseguir accesorios sexy, desde lubricantes hasta productos como vibradores que, según muestran los estudios, incrementan la excitación de las mujeres. Así es: tu farmacia local ya tiene de todo.

Lee: 9 alternativas a Tinder para este 14 de febrero

5. Cuando llegue a casa, comenzaré con un poco de 'juegos preliminares' de esos que te destrozan la espalda. Aquí es donde entra el Windex. Sí, limpiar una casa no es nada romántico, pero algunas investigaciones sugieren que lavar los platos podría darte suerte entre las sábanas.

Las mujeres cuyas parejas participan en las tareas en el hogar dicen estar más satisfechas con sus relaciones, dentro y fuera de la cama.

6. Quizás pasaré a recoger algo de comida de nuestro restaurante japonés favorito; el salmón siempre es bueno, cuando comes para el corazón y cuando comes para tu vida sexual. También hay que comer algo de chocolate, que se sabe aumenta los químicos cerebrales que mejoran el ánimo.

7.  Eliminaré todas las distracciones digitales apagando computadoras, iPad y teléfonos.

8. Antes de pasar a la habitación, ayudaré a aumentar una vez más los niveles de oxitocina con muchos abrazos y procurando que nuestras manos se toquen, y además me aseguraré de que ella pueda olerme, algo que parece funcionar como un afrodisíaco natural.

También desempolvaré nuestra película porno favorita (es una broma, mi esposa y yo no vemos porno juntos, pero sí tengo algunas fotos sexy de ella de cuando nos conocimos y no podía quitarle las manos de encima, y un pequeño viaje por la memoria hará que las cosas comiencen a calentarse). Además, me aseguraré de tener una botella de vino tinto a la mano. Dos copas para cada uno es perfecto, lo suficiente para eliminar las inhibiciones sin eliminar las respuestas fisiológicas importantes.

9. Dentro de la habitación, haré lo mejor que pueda y agregaré ciertos toques a nuestro nido de amor: algunas velas mejorarán el ambiente, las flores frescas son para la aromaterapia, y algo de música que ayude a llevarla al estado de 'trance?, que es tan importante para la excitación.

10. Finalmente disfrutaremos de mucha diversión de estimulación preliminar compartiendo la fantasía (que no compartiré con ustedes).

Lee: 10 películas imperdibles para San Valentín en Netflix

Al revisar este plan, me di cuenta de que parece un gran esfuerzo, pero honestamente es la preparación para lograr algo íntimo, divertido, romántico, sexy y de bajo costo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Y sí: hará que nos dé tiempo de ver desde la cama algo de TV post coito, de despertarnos con un niño entre nosotros y de estar listos para trabajar el lunes.

¡Feliz día de San Valentín!

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×