García Márquez rompe pacto con Mutis

Los escritores habían acordado no hablar el uno del otro en público, como una vacuna contra elo el domingo en la FIL, el autor de 'Cien años de soledad' dijo lo mucho que quiere a su compatri
A Mutis se le vio muy emocionado por las expresiones de cari
GUADALAJARA (AP) -

El escritor colombiano Alvaro Mutis hizo un pacto hace muchos años con su amigo, colega y compatriota Gabriel García Márquez. No hablarían uno del otro en público, como una ''vacuna'' o un acto de ''salubridad'' para protegerse de elogios que podrían conducir a la nada.

García Márquez cumplió su parte durante el homenaje que se le hizo a su colega, de 84 años, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Sólo recordó ''cómo te queremos''.

No obstante, el ex presidente colombiano Belisario Betancur repitió las palabras del Nóbel de Literatura en ocasión del 70 cumpleaños de Mutis, celebrado entonces en la casa presidencial.

En esa alocución García Márquez destacó la generosidad del creador del personaje Maqroll el Gaviero, comparable con la de un maestro de escuela, así como su sentido del humor.

Relató pequeños incidentes recolectados a través de tertulias y viajes en común. Ubicó al escritor como una victima de ''los riesgos del oficio'', como por ejemplo un encuentro con un marido celoso que creía que le enviaba mensajes velados a su esposa a través del programa de radio que conducía.

Según García Márquez, la caligrafía de Mutis es tan deficiente como si escribiera con plumas de ganso o le dejara al ganso mismo la tarea de poner en papel sus ideas.

Dijo que Mutis se convirtió en el primer lector de los originales de García Márquez por ser ''crudo'' y ''muy razonado'' como editor, aunque Gabo se divertía contándole siempre una historia alterna que nunca tenía algo que ver con la que estuviera desarrollando en el momento.

''Hay mucho de él en casi todos mis libros'', confesó entonces Gabo.

Pero además destacó los momentos de soledad en los que Mutis se interna y que se vuelven el momento donde brotan sus versos y su prosa.

Los mexicanos Ignacio Padilla y Jorge Volpi leyeron un cuento a cuatro manos en el que Mutis es el protagonista, mientras que el chelista mexicano Carlos Prieto interpretó en su honor dos movimentos de una pieza de Johann Sebastian Bach y que son de sus favoritos.

La obra de Mutis ha sido reconocida a través del tiempo. En 1974 obtuvo el Premio Nacional de Letras de Colombia y, en 1985, ganó en México el Premio de la crítica de Los Abriles, por su libro ''Los emisarios''. En 1989 fue merecedor en Francia del Premio Médicis Étranger con ''La nieve del almirante'' (1986) y recibió la Orden de las Artes y las Letras en el grado de Caballero de parte del gobierno de ese país.

En 1997 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y, posteriormente, en el 2001 fue galardonado con el Premio Cervantes de Literatura.

En una rueda de prensa anterior dijo que cada una de sus obras se lleva consigo elementos autobiográficos, por lo que descartó escribir sus memorias.

''Nunca he tenido el proyecto de escribir memorias, pero ¿sabe usted por qué? Porque cada vez que me siento a escribir ya sea un poema o una novela, siento que estoy escribiendo una parte de mi vida también, ésas son mis memorias'', afirmó.

Sobre el homenaje dijo que es el tipo de actos que reafirman su vocación literaria.

''La continuación de esa vocación de escribir que tuve desde muy joven y este tipo de encuentros... son los que les están diciendo a uno que va por el camino que corresponde y que había escogido y que le escogió el destino'', indicó.

Mutis es autor de poesía, ensayo y narrativa como ''La nieve del almirante'' (1986), ''Ilona llega con la lluvia'' (1988), ''Un bel morir'' (1989), ''La última escala del tramp steamer'' (1992), ''Amirbar'' (1990), ''Abdul Bashur, soñador de navíos'' (1986), y ''Tríptico de mar y tierra'' (1993), entre otras.

Ahora ve
No te pierdas