Automotriz: México, último en la lista

Advierte IHS Global Insight, de haber más cierres de plantas, éstos serían temporales.
automotriz  (Foto: AP)
América Salinas / Corresponsal
BOSTON (Manufactura) -

Pese a la crisis que atraviesan General Motors (GM), Ford y Chrysler, y a la política de recortes que éstas adoptarán en 2009, sus plantas instaladas en México podrían ser las últimas en sufrir los efectos negativos, gracias a su productividad y bajo costo de mano de obra, según analistas estadounidenses.
El panorama aún es incierto, ya que ni con el dinero otorgado por el gobierno de ese país, a dos de las "Tres Grandes " de Detroit —GM y Chrysler— han logrado superar sus problemas financieros, además de que no están claras las condiciones para usar el préstamo de 17,400 millones de dólares, pues existe la posibilidad de que haya restricciones para invertir fuera de Estados Unidos (EU), asegura Guido Vildozo, analista de IHS Global Insight, responsable de supervisar las tendencias en Latinoamérica para el mercado automotriz.
El especialista afirma que México es el último país en la lista de plantas a cerrar y en caso de más cierres, éstos serían temporales: "Es difícil anticipar lo que va a pasar, pero, dado que el nivel de rendimiento es superior y la mano de obra es más barata que en EU, es muy probable que el efecto no sea tan negativo en México".
"La logística está dada, las abastecedoras están próximas a las plantas en México, ha habido confianza en el potencial de este país para poder expandir la industria y, ejemplo de ello, es la apertura de la planta en San Luis Potosí por parte de GM, sin embargo, el tamaño del impacto depende de las condiciones del mercado estadounidense", añade.
No se debe perder de vista que, en 2008, el sector en EU registró su peor caída en décadas, cerrando en 13.2 millones de unidades, 18% menos que en 2007 y se prevé que este año bajen a 10.3 millones de unidades.
"Con esos números, la realidad dice que no habrá planta que no sea impactada y no es sólo para Detroit, sino para las armadoras japonesas, coreanas, y alemanas", dice.
Sobre el préstamo del gobierno de EU, el analista añade que el dinero "es susceptible de irse fuera de territorio estadounidense, de ahí que se planeó crear un ‘zar' de la industria automotriz que controle el dinero, pero aún no se sabe cómo va a invertirse".

Ahora ve
No te pierdas