China y Japón lideran mercado solar

Cinco empresas concentran la producción de módulos fotovoltáicos en el mundo; la demanda de este tipo de tecnología crece 40% anual.
paneles-solares  (Foto: SXC)

El mercado de módulos fotovoltaicos que en 2008 ascendió a 58,000 mdd se concentra en cinco empresas. Se trata de Yingli, Sanyo, Kyocera, Sharp, k-Cells y Suntech, afirmó el vocero de Underwriters Laboratories (UL) de Estados Unidos (EU), Francisco Damian, quien destacó que la demanda de esta tecnología registra un crecimiento de 40% al año.
Destacó que a UL llegan al año alrededor de 300 proyectos de empresas que fabrican esta tecnología y 40% de estos proyectos corresponden a empresas chinas. El otro 60 % lo tienen, dijo, empresas de EU, Alemania, Japón, Italia y España.
Cabe destacar que UL -que ocupa el tercer lugar del mercado de certificaciones de empresas que fabrican módulos fotovoltaicos- realiza alrededor de 10 pruebas para certificar que éstos cumplan con las normas de seguridad: UL 1705, la cual se está armonizando con la norma europea IEC.
Francisco Damian dijo que de 30 proyectos que son expuestos a estas pruebas siete presentan fallas, lo que implica que "no se les puede dar el certificado de que cumplen con las normas de seguridad".
México no figura  en la lista de certificaciones de empresas que fabrican estos módulos, sin embargo, aclaró que nuestro país "tiene potencial para fabricar la tecnología de energía solar".
Dijo que la industria de la construcción es la que "está demandando las celdas fotovoltaicas para generar energía. Por ejemplo, en EU en las escuelas y edificios públicos son alumbrados con módulos fotovoltaicos".
Para una casa habitación, destaca Damian, se requieren inversiones de entre 15,000 y 30,000 dólares y que el retorno de la inversión se da entre 8 y 10 años aproximadamente. "Cada módulo de celdas fotovoltaicas tiene un costo de 600 dólares", detalló.
En un recorrido por uno de los laboratorios de UL de certificación, localizado en esta ciudad, se pudo observar que en este lugar (que alberga más de 20 cámaras de condiciones ambientales con capacidad de hasta 12 módulos fotovoltaicos), los ingenieros ponen a prueba a los módulos fotovoltaicos con tormentas extremas de granizo y cambios de temperatura extremos (frío y calor, viento, etcétera) los cuales son simulados para garantizar que la tecnología es segura, es decir, "que no haya escape de corriente", detalla Francisco Damian.

Ahora ve
Sí hay espacio para crecer en México #DiálogosExpansión
No te pierdas
×