Castigo a sueldos antes que a ciencia

Conacyt prefiere reducir gastos operativos, antes que recortar presupuesto a ciencia y tecnología. Carstens se compromete a poner especial cuidado en el presupuesto para este rubro.
leonardorios  (Foto: ECP)
Silvia Ortiz
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Ante el recorte que sufrirá el presupuesto para 2010, el gobierno federal prometió sacrificar los sueldos y viáticos de funcionarios y, en general, los gastos operativos, antes que meterle tijera al presupuesto de ciencia, tecnología e innovación.
Así lo dio a conocer el director adjunto de Desarrollo Tecnológico y Negocios de Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Leonardo Ríos, quien comentó que en una reunión reciente con el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, éste le afirmó que el presupuesto para ciencia y tecnología será tomado muy en cuenta para no recortarlo.
Y es que la semana próxima, Carstens entregará a la Presidencia de la República la propuesta de presupuesto para 2010.
"Ante un eventual recorte al presupuesto del Conacyt, habrá reducción en gastos operativos como sueldos de funcionarios y viáticos, gastos en coches y gasolina. Menos viajes y más videoconferencias", explicó Leonardo Ríos, quien hasta bromeó diciendo que está dispuesto a viajar en metro todos los días para trasladarse a su oficina.
En entrevista con Manufactura, agregó que lo que no se debe afectar nunca son las becas y el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).
Leonardo Ríos destacó que el Conacyt tiene 28,000 becas al año, de las cuales 25,000 son para becarios en México y cerca de 3,000 en el extranjero, en particular, Estados Unidos y países de la Unión Europea.
El presupuesto del Conacyt ha crecido en 20% en los últimos dos años, y confió en que este crecimiento se mantenga para 2010 "para que sí lleguemos a 1% entre 2012 y 2014.
Leonardo Ríos dijo que en estos rubros México tiene que invertir mucho más, pues mientras que países como Corea destinan 3% en Investigación y Desarrollo Experimental (GIDE) —que no incluye becas de doctorado y maestría— nuestro país tiene apenas 0.5%, del cual 0.3% corresponde al gasto federal y 0.2% al sector privado. Asimismo aclaró que aproximadamente 50% del total de becas son de ingenierías y de éstas, dijo, 20% o más son para gente que tiene que ver con Robótica especialmente.
"Especialmente en mecatrónica tenemos una gran demanda tanto de maestrías como de doctorados a nivel nacional e internacional", dijo. De hecho, están trabajando con los estados de la República para apoyar becas con vocaciones regionales.
"Si no logramos posicionar el tema de ciencia, tecnología e innovación como uno de los motores de crecimiento de competitividad de México, siempre que hablemos de ciencia y tecnología van a decir y para qué sirve, ahí no gano votos, pero en realidad es el futuro. La economía del conocimiento —que incluye áreas como la robótica, la cual es uno de los pilares más importantes— es el futuro", dijo.
¿Y LOS ESTADOS?
El funcionario reconoció que el Conacyt no ha contabilizado adecuadamente lo que están invirtiendo los estados: "Estamos trabajando en la conformación de un reporte detallado de los gastos en ciencia, tecnología e innovación. Estamos platicando prácticamente con los 32 estados. De los más avanzados están Jalisco, Distrito Federal, Nuevo León, Estado de México y Guanajuato", dijo.
Indicó que el reto de nuestro país es que la federación invierta más en investigación y desarrollo para que, a su vez, las empresas inviertan más. "Es gobierno federal y los estados deben ser como una especie de catalizador", dijo.
Por su parte, David González, director General de Expo Robótica y presidente de Robotic´s 3D, empresa mexicana que fabricará robots para el mercado nacional  y Emilio Vargas, director de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Anáhuac Sur, coincidieron en que México debe orientarse a preparar recursos humanos en carreras orientadas a la robótica e ingeniería y a crear empresas que hagan innovación.
"Es fundamental hacer cosas nuevas, no hacer más de lo mismo, no cometer los mismos errores que hemos cometido durante tantos años, hay que ser pragmáticos en aterrizar aspectos novedosos que nos lleven a esa búsqueda que nos permitan lograr el desarrollo", señaló Emilio Vargas, quien cuestionó el hecho de que el Conacyt apenas esté trabajando en la vinculación de empresas con institutos de investigación, cuando debió hacerlo desde su creación.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×