Zilent saca provecho de la crisis

Sus autos no pagan tenencia ni verificación, y caminan hasta 150 km con sólo 14 pesos por carga. En un par de meses la firma piensa poner la primera piedra de su planta en Chiapas.
zilent  (Foto: Sergio Montes)
Verónica Alcántara
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Dentro de dos meses en las calles de la Ciudad de México comenzaremos a ver circulando los primeros autos eléctricos, pues a pesar de la crisis Zilent, empresa de capital nacional, se aventura a abrir su primera agencia de autos eléctricos en el país.
Ante los medios de comunicación, Houssein Carlos Take, director general de Zilent, y Ernesto y Gustavo Serrano Mariscal, de la distribuidora Mariscal Motors, firmaron este miércoles el acuerdo que les permitirá distribuir estos autos en la zona poniente del Valle de México.
Esta primera agencia comenzará a operar en dos meses, cuando reciban los primeros 200 autos provenientes de China, informó Houssein Carlos Take.
"De aquí al cierre del año abrirán unas seis agencias. En 15 ó 20 días abrirá la de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; y las otras en Aguascalientes, León, Guadalajara, Querétaro, y Puebla", agregó.
Mariscal Motor, distribuidor de General Motors, comenzará a dar planes de financiamiento para los cinco modelos que tendrán a la venta, sin embargo, a decir de Gustavo Mariscal ya tienen pedidos de empresas que comprarán autos eléctricos para su personal, aunque no descartan abarcar el mercado de personas que buscan un auto económico, ya que no paga tenencia, no contamina y la recarga de la batería para correr hasta 150 km por carga tiene un costo de entre ocho y 14 pesos.
"La vida promedio de la batería es de tres a cinco años. La agencia ofrecerá el servicio de mantenimiento y venta de refacciones, los coches tendrán dos años de garantía, además de auxilio vial para los compradores, se incluye en la póliza dos servicios de grúa sin costo al año", aseguró Ernesto Mariscal.
El modelo más económico es el Dream, cuyo costo será de 122,000 pesos aproximadamente y es el más austero; pero también está el Courant, la minivan Yayi Passenger, el Zivo y la pick up Lawis, con capacidad para media tonelada de carga. Y lo mejor es que las versiones 2010 podrán utilizarse en carretera, ya que corren a 90 km/hora.
De manfactura mexicana
Hoy los modelos de Zilent, están ensamblados en China, pero cuentan con 40% de partes hechas en México, entre vestiduras, llantas, vidrios y otros componentes. Todo el sistema eléctrico es hecho en Estados Unidos y las baterías -que en los modelos 2010 ya son de litio- son fabricadas por la mexicana LTH, detalla Faruk Take Roaro, gerente técnico de servicio de Zilent.
A pesar de los inconvenientes de la crisis, la firma no ha detenido sus planes, en un par de meses pondrá la primera piedra de su planta en Tapachula, Chiapas, gracias al apoyo que recibieron del gobierno estatal para construir ahí la fábrica que les dará el certificado de origen de la misma.
"Tendrá la capacidad para ensamblar 2,500 unidades anuales por modelo y lo que queremos es que la proveeduría sea de empresas nacionales", afirmó Houssein Carlos Take.
A decir de los expertos los autos eléctricos abarcarán una buena parte del mercado automotriz en unos cuantos años, no por nada, las armadoras -sobre todo japonesas y chinas- han comenzado a desarrollar sus modelos eléctricos. De modo que la firma mexicana está dando un gran paso para competir en esta modalidad con su propia marca.

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×