Empresas desprotegidas contra desastres

México es un país altamente propenso a sufrir desastres naturales como sismos y huracanes; Pese a ello, se carece de una cultura empresa para la prevención contra eventos de este tipo.
huracan  (Foto: AP)
Hugo Domí­nguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Poca cultura empresarial para la prevención contra desastres naturales es la regla general en los corporativos de México; es común que sólo las grandes empresas tengan programas de gestión de riesgos, consideró Jorge Escalera, director general de la consultora Risk México.
Este dato debería tomarse en cuenta, pues, a decir del especialista, México es un país con un alto riesgo de sufrir desastres naturales; la zona Centro–Occidente presenta una alta actividad sísmica, mientras que las costas del Pacífico y del Golfo son presa de huracanes.
Por poner un ejemplo, reportes del Centro Nacional para la Prevención contra Desastres (Cenapred) indican que los huracanes Emily, Stan y Wilma en México dejaron pérdidas aproximadas de 45,000 MDP, cifra que, a decir del organismo, es seis veces mayor al promedio histórico que tiene el país por desastres de diversa índole.
Según el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, el año pasado se registró actividad sísmica en tres ocasiones, con magnitudes de 5.3, 5.4 y 5.7 grados Richter.
Pese a que, en general, las construcciones modernas son antisísmicas y resistentes a huracanes, Escalera aseguró que las empresas no están preparadas para actuar contra un desastre natural.
El especialista seguró que, según la experiencia que ha recogido en foros con la iniciativa privada sobre gestión de riesgos, apenas unas 200 compañías tienen departamentos de administración de riesgos formales. Generalmente, se trata de empresas grandes o, en su caso, medianas, pues a las pequeñas les resulta inviable desde el punto de vista del costo–beneficio, "a las pymes, y en muchos casos a empresas medianas y algunas grandes, les conviene mejor un servicio de outsourcing o por proyecto"
"Comúnmente cuentan con planes de evacuación y emergencia, pero sólo las grandes empresas o las de vanguardia tienen planes de la continuidad del negocio (BCP, por sus siglas en inglés) y de recuperación ante desastres (DRP)", dijo.
Un BCP resulta de una metodología al interior de la empresa y se usa para crear planes logísticos sobre cómo una organización debe recuperar y restaurar sus funciones críticas de manera parcial o total después de sufrir una interrupción por un desastre. También sirve para que la organización esté lista para futuros incidentes que puedan ponerla en peligro.
Por su parte, un DRP  es el proceso de recuperación de datos, incluyendo software y hardware críticos, para que un negocio pueda comenzar de nuevo sus operaciones en caso de una eventualidad de este tipo.
Para el consultor, sólo las empresas que desarrollan administraciones de clase mundial, y las subsidiarias de corporativos extranjeros ya tienen programas de gestión de riesgos.
"Aún no se tiene una cultura empresarial para la prevención contra desastres. En una buena medida continuamos buscando la rentabilidad de los negocios a corto plazo, olvidando la sustentabilidad del negocio a largo plazo", argumentó.

MÁS VALE PREVENIR...

En este sentido, recomendó a las compañías que, antes de iniciar la construcción de un complejo o de instalarse en uno, además de realizar un estudio técnico, de mercado y financiero, realicen análisis de riesgo referentes a aspectos naturales, políticos y sociales para elegir el mejor sitio, "para las que ya están instaladas es preciso llevar a cabo planes BCP y DRP bien integrados a lo largo de toda la organización".
De acuerdo con Escalera, no hay un monto de inversión definido para desarrollar un programa de este tipo, pues ésta varía según la eficiencia del diseño y construcción de la infraestructura.
"A veces se requiere inversión, pero lo más importante es destinarla en procesos BCP y DRP con el recurso humano, además de considerar servicios de consultoría para realizarlos profesionalmente", comentó.
"Es muy importante tomarlo en cuenta porque sale más caro hacer planificación antes de que ocurra el desastre, pues, de no hacerlo así, le puede costar la sobrevivencia a la organización".

 

  Ventajas de contar con un BCP 
 A.  Asegurar la continuidad y sobrevivencia de la empresa.
 B.  Cumplir con requerimientos legales y corporativos.
 C.  Proporcionar protección a los activos.
 D.  Identificar las operaciones críticas.
 E.  Reducir la exposición de la pérdida operativa.
 F.  Definir acciones viables para mitigar los riesgos y exposiciones.
 G.  Tomar el control de cualquier interrupción.
 H.  Establecer el orden de recuperación de los procesos y sistemas.
 I.  Definir los recursos mínimos que se requieren para el buen funcionamiento del BCP.
 J.  Minimizar la interrupción de actividades de Tecnologías de Información (TI).
 K.  Proveer un sentido de responsabilidad empresarial ante las autoridades gubernamentales, clientes, proveedores y empleados por la continuidad de las operaciones.

 Fuente: Risk México.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×