México toma su tiempo con Brasil

El gobierno no tiene prisa para concretar un acuerdo comercial con la nación sudamericano; la Secretaría de Economía analiza las condiciones que puedan beneficiar a la industria nacional.
exportación  (Foto: AP)
Uriel Naum y Hugo Domínguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Antes de firmar un acuerdo comercial con Brasil, el gobierno mexicano se tomará su tiempo para estudiar temas como barreras arancelarias y acceso al mercado para beneficiar a la industria nacional, aseguró el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos. El funcionario federal descartó que exista un plazo para definir la política comercial que el país deberá establecer y se limitó a explicar que están analizando los alcances de este acuerdo que pudieran afectar a las empresas mexicanas.

Aun cuando este año Brasil celebrará elecciones presidenciales, Ruiz Mateos descartó que sea un motivo para concretar el acuerdo comercial con la administración de Luis Inácio Lula da Silva.

"Nosotros no tenemos prisa para que se haga durante la presidencia de Lula, podemos lograr tener un acuerdo estratégico con Brasil en el cual haya una complementación de las economías y ser beneficioso para ambos, en esa medida tendrá que ser un acuerdo que trascienda al presidente Lula; no tenemos prisa para terminarlo antes", comentó el titular de la SE al concluir la LXXIII Asamblea de la Cámara Textil.

Los gobiernos de México y Brasil han iniciado negociaciones encaminadas a lograr un acuerdo de integración económica, aunque aclararon que no necesariamente se traducirá en un tratado de libre comercio.

México busca diversificar sus exportaciones —hasta ahora concentradas en 80% con Estados Unidos— y una opción es firmar un acuerdo comercial con Brasil.

Sin embargo, académicos de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana han hablado de que éste podría beneficiar únicamente a las grandes empresas, pues las pymes carecen de apoyo en políticas públicas para fomentar sus exportaciones, por lo que quedarían en desventaja.

En este sentido, Ruiz Mateos aseguró que la dependencia trabaja de cerca con los sectores industriales mexicanos para negociar un acuerdo que sea benéfico para ellos.

"La perspectiva del sector empresarial, es que le puede afectar a la economía, de que es un acuerdo que se tiene que trabajar con mucho cuidado, mucho tiempo, por eso no hay tiempo definido para terminarlo".

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×