¿Reforma 2.0?

El gobierno federal abre la posibilidad de llevar a cabo una reforma energética complementaria Legisladores del PAN y PRD hablan de su viabilidad y de los retos que se tienen en la materia
Senadores  (Foto: Sergio Montes)
Hugo Domínguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Luego de la euforia desatada en 71 días de debate en torno a la reforma energética que llevó a la toma de tribunas en las cámaras de Diputados y Senadores, hoy parece abrirse un nuevo episodio de esta historia.

Sin lugar a dudas, 2010 es un buen año para evaluar los primeros resultados de los cambios operativos y jurídicos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que se aprobaron en octubre de 2008, con la reforma energética, y analizar qué tan benéfica ha sido para la mayor empresa del país, así lo aseguran senadores de la Comisión de Energía en la cámara alta.

Es por ello que, a principios de febrero, la Cámara de Diputados aprobó un punto de acuerdo para citar a comparecer a la secretaria de Energía, Georgina Kessel, con el fin de que explicara los avances y beneficios que ha habido en este año y medio de reforma.

 Un aspecto positivo para la industria es que, para este año, se podría reducir 7% la caída en la producción de petróleo en Cantarell, según informes de la paraestatal. A la par de ello, la reapertura de nuevos pozos, como el de Chicontepec, Ayatsil y Tsimin en el Sureste, podrían favorecer un gran repunte en la producción de crudo, que se traduciría en una mayor oferta de energéticos.

"Podemos considerar que la caída se ha frenado", señala Graco Ramírez, secretario de la Comisión de Energía en la cámara alta por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien asegura que "hemos llegado a un punto de equilibrio".

El senador comenta que, gracias a la reforma, se ha logrado que Pemex pueda plantear un programa quinquenal para establecer un plan de desarrollo de negocios.

Con ello, se podría pensar en los siguientes retos para Pemex, que, a decir del legislador, consisten en dar un mayor acento en la refinación para producir gasolinas, exportar menos crudo y más valor agregado, dotar de mayor conocimiento tecnológico a la paraestatal por conducto del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y favorecer a más empresas mexicanas en la cadena de proveeduría.

Espacio a nacionales

De acuerdo con la Estrategia de Pemex para el desarrollo de proveedores, contratistas y contenido nacional, las empresas mexicanas sólo participan con 35% en las compras de bienes, servicios y arrendamientos por parte de la paraestatal, lo que significa una derrama económica cercana a 81,500 mdp. Uno de los objetivos de la pasada reforma fue incrementar estas cifras.

"Pemex necesita ahora cumplir con otra parte de la reforma donde debe entregar el contenido nacional en servicios e ingeniería", señala el legislador perredista.

Por su parte, Rubén Camarillo, secretario de la Comisión de Energía por el Partido Acción Nacional (PAN), coincide en que la integración de la proveeduría nacional a la cadena de valor de Pemex es uno de los grandes avances.

"La derrama que genera esta industria es enorme, más de 200,000 mdp anuales de inversión entre desarrollo de nuevos campos y hasta mantenimiento", agrega.

El legislador explica que si las empresas mexicanas logran hacerse de estos proyectos, los recursos que obtendrían beneficiarían la generación de empleos y el repunte de la economía.

Sin embargo, esta brecha no será fácil de cumplir en el corto plazo. El diagnóstico que Pemex ha elaborado sobre los proveedores nacionales se resume en lo siguiente: desconocimiento de la demanda, falta de capacidad instalada para cumplir con los requerimientos de la industria petrolera; difícil acceso a crédito por parte de las pequeñas y medianas empresas (pymes); carencia de tecnología; insuficiente mano de obra especializada; y poca articulación en la cadena de valor; por mencionar algunos de los principales obstáculos. "No es fácil ser proveedor de Pemex, y no es fácil hacerlo de la noche a la mañana", comenta Camarillo.

Las empresas mexicanas deberían estar alerta y ponerse a trabajar, pues la petrolera estima que en los próximos 10 años tendrá requerimientos de inversión que rondarán los 200,000 mdd.

Graco Ramírez acepta que hasta ahora pocas empresas mexicanas logran colarse en las licitaciones de Pemex debido a que carecen de la tecnología que requiere una industria como la petrolera, por lo cual muchas de ellas son subcontratadas por grandes compañías que no transfieren su tecnología.

"Si Pemex logra otorgarle (contratos) a empresas mexicanas, éstas le comprarían la tecnología a compañías privadas, quedarse con ella y ser mucho más competitivas". La estrategia de Pemex para el desarrollo de proveedores establece diversas acciones que la paraestatal deberá emprender para dar el know how a las firmas nacionales que quieran venderle algún producto o servicio, entre ellas:

Registrar en los sistemas de Pemex, de manera obligatoria, el grado de contenido nacional, para fines de seguimiento y documentación de la estrategia, en licitaciones públicas y adjudicaciones directas.

Llevar un registro único del historial de proveedores y evaluar su desempeño.

Solicitar un mínimo de 10% de contenido nacional para todos los proyectos integrados mayores, a partir del último trimestre de 2009.

Impartir cursos regionales para empresas proveedoras, actuales y potenciales, sobre cómo venderle a Pemex.

Promover la Conferencia nacional anual de proveedores de la industria del petróleo, donde participen fabricantes y contratistas.

Crear la Unidad de Desarrollo de Proveedores y Contenido Nacional, como canal de comunicación institucional, con el fin de que las empresas inicien o aumenten su participación en la proveeduría a Pemex.

Reforzar la difusión entre cámaras, proveedores y contratistas de los programas anuales de compras, así como una visión a cinco años de la demanda de Pemex, para dar transparencia sobre el ejercicio de los programas anuales de compras.

Promover la interacción entre empresas nacionales y el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

En coordinación con la Secretaría de Economía (SE), desarrollar el mecanismo de ‘empresas tractoras' con los principales proveedores y contratistas.

La paraestatal buscará incrementar, en el corto plazo, 25% más la participación de los proveedores nacionales (adicional a 35% que ya ostentan), lo que implicará una derrama de 25,000 mdp. "Sin duda, el programa nacional de proveedores ayudará a que esto suceda", asegura Camarillo, del pan.

Foco en petróleo

Pese a que se aprobó una reforma energética en su totalidad, la mayor parte de ella se enfocó en robustecer a Pemex.

La razón es simple: la empresa financia más de 40% del gasto público y en 2009 exportó más de 30,000 mdd. Su peso en la economía mexicana es indiscutible, pero no será eterno, pues las reservas de México, en cuanto a producción de petróleo, sólo están probadas para 30 años en el yacimiento de Chicontepec, confirman los propios senadores.

El caso de este enorme pozo petrolero es curioso, pues sus reservas podrían ascender a 139,000 millones de barriles (tres veces más de lo que ofrece Cantarell), el problema es que, debido a la complejidad geológica del lugar, sólo podrían extraerse 18,000 millones de barriles; no hay tecnología para extraer el resto, por lo que se apuesta a que se desarrolle con el correr de los años.

Esta es una de las razones por las cuales se busca fomentar el desarrollo y uso de las energías alternas.

En este sentido, en la pasada reforma se aprobaron las leyes para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, y para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía.

"Se definió un marco competitivo para focalizar esfuerzos a nivel nacional para el uso de energía renovable y que cada vez más actores se interesen en la generación de energías ‘verdes' estos marcos fueron el inicio de una nueva etapa en eficiencia energética, aunque es obvio que se requiere tiempo, un plazo aproximado de tres o cuatro años", explica Camarillo.

Por su parte, Graco Ramírez observa que, hoy en día, de la energía que se utiliza en el país, 90% proviene de hidrocarburos y 10% de fuentes renovables, por lo que en los próximos 15 años habrá que avanzar a 30% de renovables.

En México, las empresas ya empiezan a desarrollar sus proyectos. El año pasado, Walmart anunció la puesta en marcha de una planta de celdas solares en Aguascalientes para abastecer hasta 20% de la energía que la firma ocupa en su filial, Bodega Aurrerá, en esa ciudad. El compromiso de la minorista es abastecerse en 100% con energías renovables para el año 2025.

También, Cemex inauguró en Oaxaca un parque de energía eólica que suministrará 25% de la electricidad que consume.

Tan sólo en materia de energía eólica, México tiene un potencial de entre 9,000 y 12,000 mw, "uno de los mejores en el mundo", con gran oportunidad de desarrollo en Oaxaca y Baja California, asegura la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee).

Rubén Camarillo explica que actualmente esta energía es más costosa por la amortización de las inversiones que deben hacer las empresas que inicien proyectos, "el mw siempre va a ser más caro para las fuentes renovables, por lo que se requiere un trato preferencial y que haya condiciones para su desarrollo".

Segunda reforma

Aún no hay avances de la primera reforma, cuando el presidente Felipe Calderón abre la posibilidad de echar a andar una nueva reforma en el sector energético, que ya comienza a encontrar los primeros obstáculos.

"... Reformas de fondo, en éste y otros sectores, y reformas a las empresas públicas que nos permitan no sólo producir energéticos de calidad y a precios competitivos, sino revitalizar industrias cruciales para el progreso del país, que permitirían a México ser vanguardia a nivel mundial", dijo el mandatario a finales del año pasado en una gira por Tamaulipas.

Lo cierto es que ni siquiera al interior del pan saben en realidad lo que pretende Calderón. "No sé cuál sea la intención del gobierno en lo que llaman la nueva reforma, pero, desde mi punto de vista, implicaría evaluar lo que se ha hecho y determinar qué más necesitaría Pemex para cumplir con las expectativas (de la reforma de 2008)", comenta Rubén Camarillo.

Para el legislador albiazul hay puntos que deben volver a discutirse, entre ellos, la inversión privada en petroquímica y refinerías.

En el primer caso, dice, es necesario para reducir el déficit en la balanza comercial de este sector, que, según el legislador, asciende a 17,000 mdd.

"La principal fuente del desequilibro en la balanza comercial proviene de los productos petroquímicos, miles de millones de dólares que genera el sector, son dólares que deben salir al extranjero para comprar las materias primas".

En el tema de las refinerías, comenta que el país necesita, al menos, otras tres similares a la que se construirá en Tula, Hgo, para terminar con la importación de gasolina, donde cuatro de cada 10 litros que se consumen provienen del exterior. Construir tres refinerías de ese tamaño supondría una inversión de aproximadamente 27,000 mdd.

"Hoy en día le vendemos el petróleo a Mobil para que lo procese en refinerías de Estados Unidos (EU) y nos lo regresa como gasolinas (sic); por qué no permitirles que hagan eso mismo en México, que generen esas inversiones y empleos aquí".

Pero, al igual que en 2008, este tema generará múltiples discusiones y encono. Para Graco Ramírez por el momento no hay lugar a discusión de una segunda reforma, "no entiendo a qué se refieren cuando apenas aplicamos la primera, hasta ahora no sabemos lo que pretende (el presidente Calderón), si la primera está funcionando para rescatar a Pemex de la situación en la que estaba".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para el legislador, abrir la inversión privada en refinerías y petroquímica es un tema más que discutido y enterrado, "si no hubo condiciones en aquellos días, no sé qué condiciones estén viendo ahora".

Ningún miembro del pri en la Comisión de Energía del Senado estuvo disponible para participar en este trabajo, por lo que el tema quedará abierto hasta que, en este año, se analicen los primeros resultados de la reforma anterior. IE

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×