Los casos conocidos

Si bien las empresas espiadas optan por no hacer público este ilícito, ha habido casos muy sonados; aquí presentamos sólo 10 de los que se han conocido en el mundo y de compañías de varios sectores.
cemex  (Foto: Especial)
Esteban David Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

El costo del espionaje no sólo es económico, pues las empresas que lo sufren al darlo a conocer pierden prestigio y son vistas como vulnerables y de poca confianza. Los casos que presentamos aquí, son sólo algunos de los muchos que se han hecho públicos en el mundo, la mayoría son empresas extranjeras, se menciona una mexicana, y como, podrá verse, son de diversos sectores.

 

Objetivo: CEMEX

Espía: Cementos Lima

Periodo de la operación: 2007-2008

Lugar: Perú

En el contexto de una disputa conocida como "guerra del cemento", Cementos Lima, del Grupo Rizo Patrón, pagó a la empresa de espionaje Business Trak BTR  209,000 dólares por intervenir líneas telefónicas, obtener cintas de vigilancia del corporativo, y copias de los mensajes electrónicos de ejecutivos de la filial de la cementera mexicana CEMEX en Lima, cuyas evidencias obtuvieron las autoridades peruanas. Los responsables están en prisión.

Fuente: La República, Lima, 19 de octubre de 2009.

 

Objetivo: Complejo Hidroeléctrico Progreso S. A.

Espía: Ideal Panamá S. A.

Periodo de la operación: 2007-2008

Lugar: Panamá

La empresa constructora Ideal Panamá, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, enfrenta una denuncia legal por delitos contra la propiedad intelectual interpuesta por Complejo Hidroeléctrico Progreso ante la fiscalía panameña. César Lisac, presidente de la empresa denunciante, acusó: "Ideal Panamá estuvo conversando con nosotros por año y medio, y negociando para adquirir nuestros proyectos, sin embargo, la Autoridad de los Servicios Públicos de Panamá (ASEP) súbitamente nos cortó la concesión y se la dio en subasta a Carlos Slim, que pagó 32 millones de dólares, éste es un caso de espionaje industrial".

Fuente: El Economista, México, 22 de enero de 2009.

 

Objetivo: Microsoft

Espía: Telstra

Periodo de la operación: Febrero de 2009

Lugar: España

La policía española investiga como un caso de espionaje industrial las circunstancias en que se extravió el prototipo del nuevo teléfono de HTC, llamado Touch Pro2 o Touch Siamond2, que contenía un nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows Mobile 6.5, presentado durante la celebración del Mobile World Congress, en Barcelona. Microsoft dejó una terminal en manos de un funcionario de la empresa australiana Telstra, y luego el adminículo desapareció.

Fuente: The Daily Telegraph, Sidney, 18 de febrero de 2009.

 

Objetivo: Northrop Group, Symantec y 30 empresas estadounidenses más

Espía: Gobierno de China

Periodo de la operación: Diciembre de 2009

A través de una maniobra denominada Operación Aurora, el gobierno chino ingresó a sistemas cibernéticos  de alrededor de 30 empresas estadounidenses a través del servidor de Google, por lo que el Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos anunció una protesta formal ante las autoridades asiáticas. Algunas de las empresas penetradas venden servicios de inteligencia y militares al Pentágono, tales como Northrop Group y Symantec. Los romperedes chinos también ingresaron a cuentas de mensajería electrónica de activistas tibetanos radicados en Norteamérica.

Fuente: El País, Madrid, 16 de enero de 2010.

 

Objetivo: Rolls Royce, Shell

Espía: Atacantes chinos

Lugar: Varios.

Periodo de la operación: 2007

Espías cibernéticos chinos ingresaron a los ordenadores de Rolls-Royce y de Shell, a través de virus Troyano diseñado sobre medidas para el sistema de esas compañías,  y que suelen albergarse en documentos adjuntos enviados por mensajería electrónica, como PDF, PowerPoint y Excel.

Fuente: The Times, Londres, diciembre de 2007.

 

Objetivo: Ferrari

Espía: Toyota

Duración de la operación: 2002-2003

Lugar: Italia

A través de unidades de almacenamiento masivo (USB), los ingenieros Ángelo Santini y Mauro Lacconi, empleados de Ferrari, robaron a esa empresa documentos de ingeniería, datos de pruebas y otros documentos, que habrían sido utilizados posteriormente por Toyota para desarrollar un automóvil con esa información. En 2007 los empleados espías fueron procesados y llevados a prisión por las autoridades italianas.

 

Objetivo: Empleados de New York Times

Espía: New York Times

Duración de la operación: 2009

Lugar: Nueva York

New York Times despidió el año pasado a 23 trabajadores que enviaban mensajes electrónicos con "bromas de mal gusto" desde cuentas del correo corporativo del diario. La empresa monitoreó el manejo de las cuentas y dijo que los despidos eran necesarios porque incluso había casos en que los empleados incurrían en acoso sexual a través de sus mensajes.

Fuente: SecurityCornerMexico.com

 

Objetivo: Ford Motor Company

Espía: Empleado chino

Duración de la operación: 2007

Lugar: Chicago

El ingeniero chino Xiang Dong Yu, de 47 años de dad, que trabajó durante una década en Ford Motor Company, fue detenido en octubre de 2009 por autoridades de los Estados Unidos bajo el cargo de espionaje industrial contra aquella empresa. Se le acusa de haber robado secretos comerciales, acceder a información clasificada y a archivos relacionados con montaje de motores, transmisiones, sistemas eléctricos y elementos de carrocería. Con esa información intentó obtener empleo en Shangai Automotive Corporation, que lo contrató en la matriz, Beijing Automotive Corporation. Fue sentenciado a 25 años de prisión o a pagar una multa de 50 mil dólares.

Fuente: El Universal, México, 20 de octubre de 2009.

 

Objetivo: Empresas germanas

Espía: Varios

Duración de la operación: 2008

Una de cada cinco empresas alemanas ha sido víctima de espionaje y ha perdido datos a manos de su competencia, según dio a conocer la firma Corporate Trust, con base en una encuesta en la que entrevistó a 741 empresas alemanas. Los hakers  o romperedes (15) y los propios trabajadores (85%) -con y sin intención- son quienes roban la información.

Fuente: Handelsblatt, Berlín, 3 de enero de 2008.

 

Objetivo: "Una poderosa empresa mexicana"

Espía: Unión Sindical de Choferes

Duración de la operación: 1985

Lugar: México

"En 1985, una de las empresas más poderosas de éste país, me contrató. Constantemente asaltaban sus transportes en la carretera que entonces iba a Oaxaca. Me contrataron para que intentara recuperar la mercancía. Entonces preguntaban el costo del servicio. Les planteé: el 10% del valor de la mercancía que recupere. Lo hice e informé a la empresa: Quienes los están asaltando son gente que no conocen, son choferes que trabajan para una unión que está ligada al sindicato de la empresa, todo consiste en fuga de información".

Testimonio de Mario González-Román, ex investigador de seguridad de la Embajada de los Estados Unidos en México.

 

 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Maduro elogia a Delcy Rodríguez por defender Venezuela “como una tigra”
No te pierdas
ç
×