Seguridad en el trabajo, sin vigilancia

En México hacen falta organismos que velen por el cumplimiento de estas normas de seguridad. La calidad de los productos que se consumen también debe contar con un organismo especializado.&#823
manufactura  (Foto: Archivo Manufactura)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

De las 804 Normas Oficiales Mexicanas (NOM) que existen actualmente en el país, sólo 31% cuentan con laboratorios de normalización y pruebas que regulen su aplicación.

Los organismos de verificación responsables de que las normas mexicanas se cumplan no se dan abasto y existe un déficit de 28% en áreas principalmente de seguridad y salud en el trabajo, asegura la directora ejecutiva de la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), Maribel López.

Hoy en día, en México existen 1,180 unidades de verificación públicas y privadas; entre las más numerosas destacan 313 enfocadas a la normalización de instalaciones eléctricas, 236 a eficiencia energética y 156 a emisiones contaminantes.

En cuanto a la verificación de normas para la seguridad en el trabajo, es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) la responsable de velar por su cumplimiento, sin embargo, de acuerdo con la EMA, hace falta una convocatoria para la capacitación y acreditación de más organismos de verificación.

Cada año ocurren en el país 300,000 accidentes de trabajo; de éstos, 79,000 son accidentes de trayecto; 6,000 son enfermedades de trabajo; más de 20,000 son incapacidades permanentes y cerca de 1,500 resultan en muertes, según las cifras de la STPS.

"En México tenemos 2,800,000 centros de trabajo; 180,000 calderas; 370,000 recipientes sujetos a presión y esto requiere una unidad de certificación, pero no la hay", dice.

Y es que, según el diagnóstico Los riesgos de Trabajo, en el país realizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco, los centros de trabajo de alto riesgo en México son los de fabricación de productos metálicos y asbesto, pues los empleados se exponen con mayor frecuencia a sustancias tóxicas.

Además de los aspectos de seguridad y salud en el trabajo, se requiere más personal preparado para verificar normas ambientales en todo el país.

"Necesitamos más auditores ambientales en cada estado de la República. No estamos cubriendo en su totalidad este tema", indica Maribel López.

Productos sin certificación

Actualmente, 36% de la normatividad mexicana que regula la calidad de los productos que se consumen en el país está a cargo de las mismas secretarías que las emiten. Sólo 5% de las empresas se certifican voluntariamente, según la EMA.


Eli Puszkar, director de la certificadora Underwriters Laboratories (UL) México, destacó la importancia de la certificación no sólo para los fabricantes y los empleados en los centros de trabajo, sino en el producto mismo que llega al consumidor.

"El consumidor debe adquirir sólo productos que tengan sus etiquetas de certificación, por seguridad de ellos mismos. Un equipo eléctrico, una instalación, una plancha, un horno de microondas que no está certificado, puede poner en riesgo la vida", asegura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La normatividad que regula la seguridad de elevadores, turismo de alto riesgo como montañismo y seguridad en las minas que operan en el país, son ejemplos de algunas de las certificaciones que carecen de organismos de normalización.


"Necesitamos más laboratorios, más unidades de verificación. No puede ser que no tengamos organismos que hagan cumplir las normas", anota.


Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×