La verdad sobre la tenencia

El decreto publicado por el gobierno federal sólo te exenta de pagar este impuesto por un año; quien compre un auto en 2010 recibirá un beneficio parcial, por lo que se recomienda esperar a 2011.
gm-distribuidores-AP.jpg  (Foto: AP)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Si vas a adquirir un automóvil nuevo confiando en los beneficios que podría otorgarte el decreto que exenta a los vehículos del pago de la tenencia, te recomendamos revisar antes las letras chiquitas para evitarte una desagradable sorpresa. Lo primordial que debes tomar en cuenta es que si compras un auto nuevo este año, el decreto publicado por el Gobierno federal sólo te exime de pagar la parte correspondiente a 2010.

Por ejemplo, si compras un auto de 250,000 pesos, sólo estarás exento de pagar la parte correspondiente de la tenencia a partir de que se publicó el decreto (25 de junio), que sería una cantidad de 1,875 pesos, pero en 2011 se deberá volver a pagar la tenencia completa, explica Francisco Brito, coordinador de Consultoría del boletín IDC Asesor Jurídico y Fiscal.

En consecuencia, el especialista dice que lo más conveniente es esperar hasta 2011 para adquirir un auto, pues el año siguiente se exentará el pago completo de la tenencia.

En este caso, quien espere hasta 2011 para comprar un auto de 250,000 pesos, se verá eximido de pagar la cantidad de 3,750 pesos, detalla Brito.

Y es que, según el decreto publicado el pasado 25 de junio por el Gobierno federal, la eliminación de la tenencia aplica sólo para autos nuevos, y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2011. El incentivo fiscal es para modelos 2010, 2011 y 2012.

"En realidad si una persona quiere comprar un auto, le conviene hacerlo en 2011, así se le exentará todo lo que corresponde a la tenencia", señala.

En el caso de las personas morales, sólo podrán ser beneficiarios de este estímulo fiscal siempre que las unidades sean adquiridas por personas físicas y el costo sea mayor a 175, 000 pesos.

De igual modo, en el caso de un vehículo cuyo valor sea de 250,000 pesos, podrán acreditar una exención de 1,125 pesos.

En el caso de las distribuidoras, éstas deberán absorber el Impuesto Sobre Tenencia o Uso de Vehículos (ISTUV) y pagarlo al momento de que se realice la operación de compra del vehículo.
 
Pobre medida

El decreto publicado justifica la eliminación parcial de la tenencia para autos nuevos en la caída que sufrió el mercado automotriz interno por la crisis económica de 2009, además de que busca fortalecer la economía familiar.

Sin embargo, en opinión de Brito esta medida tendrá un mínimo impacto en la  reactivación de las ventas locales de autos, que el año pasado sufrieron un desplome de 26.4%.

Y es que, según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), de 107 millones de mexicanos que hay, sólo 18% viven sin carencias económicas, 35 millones son vulnerables a éstas y 42.7 millones viven en la pobreza, con un ingreso mensual de 2,115 pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esto (el decreto) no incentivará a que las personas de menor ingreso compren un auto nuevo. Si tienes para pagar 250,000 pesos, puedes pagar 246,000 y las tenencias de los siguientes años", afirma.

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×