El chino y el portugués, de moda

Especialistas en idiomas dicen que la inversión en negocios marca tendencias lingüísticas. En algunas manufactureras en México hay interacciones en lenguas indígenas entre los trabajadores.
hombre-negocios  (Foto: Jupiter Images)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

Los idiomas chino y portugués son las nuevas lenguas que emergen en el mundo de los negocios en México, a partir de la reestructuración económica de la crisis de 2009.

Laura Gabriela García Landa, Jefe de departamento de Lingüística Aplicada del Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE) de la UNAM, señala que el idioma chino ha aumentado su matrícula en los primeros niveles dentro de las lenguas que cuentan con poca demanda.

"China está surgiendo en la economía mundial. Esto impacta la ideología de las personas y el estatus de las lenguas, las personas piensa que estudiar chino es importante para interactuar", dice.

Las tendencias lingüísticas en los negocios, detalla, las marcarán las nuevas inversiones y los procesos migratorios.

En el CELE, el inglés se mantiene como la lengua que más se enseña, pero en tercer lugar se ubica, el portugués, sobre el italiano y el alemán, sobrepasado sólo por el francés.

Consultoras como Global Insigth, entre otras, ubican a estos dos países de los llamados BRIC (Brasil, Rusia, India, China), como los que se perfilan líderes dentro de la economía mundial, en los próximos años. Brasil y China crecieron, durante la crisis de 2009,  a diferencia de Estados Unidos y Japón, las economías más fuertes en ese momento que cayeron considerablemente.

China ya superó en el segundo trimestre de este año a Japón y le arrebató el segundo lugar mundial. Entonces, esto, de acuerdo a la especialista, influye con la percepción de los mexicanos para el estudio de estos idiomas.

García Landa destaca también que existen otras lenguas que se usan dentro de la manufactura mexicana como dialectos étnicos, que aunque no son tendencias, se utilizan cuando hay mano de obra indígena contratada y la necesidad de hablar una lengua depende de cada región y del origen de la inversión extranjera.

En el CELE hay 7, 000 alumnos. García Landa explica que la matrícula de chino está integrada en su mayoría por estudiantes de las carreras de Relaciones Públicas, Comunicación Social, Ciencias Políticas, pero que son pocos los que concluyen su estudio debido a la dificultada del idioma.

"El estudiante ve el costo-beneficio de aprender esa lengua; puede no ser benéfico, si se invierte tanto en aprenderlo y no se usa; quien lo estudia, más bien, ve hacia el futuro", dice.

Jenny Acosta Trujillo, directora del Instituto Confucio de la UNAM, indica que, definitivamente, hacer negocios con empresarios chinos, en su idioma, ayuda a un mejor cierre de negocios. Los asiáticos valoran el interés de los extranjeros en su cultura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
Así es la potente computadora que SpaceX envió al espacio
No te pierdas
×