Juguetes del bicentenario

El coleccionista Roberto Shimizu exhibe piezas fabricadas entre 1910 y 1980. La exposición es muestra de la manufactura del juguete del México postrevolucionario.
Juguete Bicentenario  (Foto: Olga Fabila)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

La caja es de los años 70. El celofán que la cubre ya está opaco. En su interior, una vajilla de cinco piezas de plástico, de la marca Plastimax, son testimonio del juguete con el que se divertían las niñas mexicanas de esa época. Las piezas de color mostaza carecen de la tecnología de los juguetes actuales, pero en la fabricación de estos utensilios de cocina, una pequeña cacerola, platos y molinos de masa, se utilizaron alrededor de 20 moldes de inyección de plástico.

Jugar a la comidita en México sólo dependía de la imaginación y de esas piezas fabricadas por empresas 100% mexicanas, algunas de ellas desaparecidas en los años 80.

El Museo del Juguete Antiguo de México (Mujam), ubicado en el Distrito Federal, exhibe alrededor de 4,000 piezas de compañías que, entre 1910 y 1980, manufacturaron juguetes de latón y plástico.

De esos juguetes, se tomarán las piezas que formarán parte de la exposición temporal Juguetes Industriales del México Bicentenario 1910-2010, el próximo octubre.

El coleccionista Roberto Shimizu Kaneko es quien comparte su compilación que muestra desde las muñecas de sololoy (celuloide), a los carritos de pedales y los diseños del vestuario de la muñeca Lili Ledy.

Shimizu Kaneko concibe a los juguetes mexicanos como aquéllos manufacturado en el país por empresas de capital nacional en esos años.

"Los juguetes que se hacían en México eran para el consumo local, de una calidad de ‘primera', en sus materiales. Antes de la apertura de las fronteras para la importación, después nuestra industria juguetera desapareció", dice.

En su exposición se encuentran ausentes las loterías, los trompos y las canicas, pues deja detrás el llamado ‘juguete típico' y exhibe la colección que empezó a colectar desde sus 10 años. Todos aquellos juguetes que le gustaban de la tienda de su padre, ubicada en la colonia Doctores, donde actualmente se ubica el Mujam.

Empresas como las desaparecidas Compañía Industrial de Novedades Plástica y Metálicas (Lili Ledy) y Cipsa  fabricaron las versiones mexicanas de las muñecas Tressy de American Character y Barbie de Mattel.

Las compañías Ensueño, Jugarama y Juguetes Mi Alegría marcaron a las generaciones del México revolucionario y postrevolucionario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una locomotora eléctrica hecha 100% en México por un pequeño fabricante, un autobús de plástico de la Ruta 100, el Zoológico de Chapultepec, un rompecabezas de madera con imágenes de papel pegados uno por uno, son muestra de la historia de México a través de sus juguetes, sugiere Shimizu Kaneko.

Más información de Manufactura

Ahora ve
Nueva York recibió con protestas a Donald Trump
No te pierdas
×