Calzado mexicano a dar batalla

De cada 10 pares de zapatos que se consumen en el mundo, China produce 6.5 pares. En la feria de calzado Sapica 2010, se acercaron diseñadores, creadores y comercializadores.
zapatos  (Foto: Ivet Rodríguez)
Ivet Rodríguez / Enviada
LEON, Gto. (Manufactura) -

Implementar ciclos cortos de producción es una de las estrategias que podría adoptar la industria del calzado en México para contarrestar el impacto de los zapatos provenientes de China, en vísperas de la eliminación de las cuotas compensatorias a este producto a finales de 2011, explica Óscar Sojo, director del Centro de Innovación y Competitividad Prospecta.

En los últimos 10 años, las importaciones de calzado provenientes de Vietnam, Indonesia y China se incrementaron en 17%. En 2009, se importaron 45 millones de pares para satisfacer la demanda de calzado del mercado nacional, la cual ascendió a 285 millones de zapatos, según cifras de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (Ciceg).

"Los países asiáticos cuentan con un modelo que les permite producir mucho y vender barato; sin embargo, México no tiene la capacidad manufacturera con la que cuentan países como China que produce 6.5 de cada 10 pares de zapatos que se consumen en el mundo", explica Sojo.

En el marco de la edición número 63 de la Exhibición del Salón de la Piel y del Calzado Sapica 2010, en esta ciudad, el directivo asegura que aún falta incrementar la capacidad productiva de la industria mexicana del calzado.

Durante esta feria del calzado, que logró reunir a más de 8,000 compradores de distintos estados de la república e incluso del extranjero, se presentaron exposiciones y ponencias de representantes del sector, con lo que se busca mayor vinculación de la industria del calzado en México con el diseño, los creadores y la cadena de comercialización.

En la actualidad, Estados Unidos es el principal comprador de calzado mexicano. Ese mercado genera una demanda anual de 2,000 millones de pares de zapatos, por lo que representa una importante área de oportinidad para nuestro país, asegura Gerardo Padilla, presidente ejecutivo de la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior (Cofoce).

Un modelo de ciclos cortos permitiría producir poco, en menor tiempo y abastecer de manera constante la demanda; esto permite agregar valor a la industria nacional, en comparación con los productores asiáticos, explica Padilla.

De acuerdo con el directivo de Cofose, disminuir el tiempo de respuesta en el mercado permite una mayor rotación de los productos, por lo que la cadena productiva se vuelve más dinámica.

Este nuevo modelo comienza a tener auge en el mercado mexicano. Empresas como Zara ya han incursionado en los ciclos cortos, por lo que una vez levantado el pedido, los proveedores tienen siete semanas para abastecer el producto; antes, tardaban meses, comenta Padilla.

Más información de Manufactura

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×