Robo de información va en aumento

El robo de datos por empleados dentro de las organizaciones creció 16% en los últimos tres años. El
ESPIONAJE INFORMATICO  (Foto: Photos to Go)
Redacción Manufactura
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura-) -

Una quinta parte de los incidentes de pérdida de datos que se reportaron en la primera mitad de 2010 provino de ataques intencionales al interior de la organización, reveló el Barómetro de Pérdida de Datos de la consultora KPMG.

El crecimiento de la amenaza que viene desde dentro de la empresa se incrementó de 4% en 2007, a 20% en 2010. De acuerdo con la herramienta de KPMG, desde 2007, 23 millones de personas a nivel mundial se han visto afectadas por violaciones relativas a datos por una persona malintencionada dentro de la propia compañía.

Roberto Cabrera, socio director de Industrias y Mercado de KPMG en México, comentó vía comunicado de prensa que “los datos se han vuelto un bien cada vez más valioso para las empresas, por lo que actualmente el reto de las organizaciones es descubrir las tácticas de los piratas informáticos para disminuir la amenaza que representan”.

El sector de servicios financieros presenta el mayor registro de pérdida o robo de datos (33%) seguido del sector retail (31%) y servicios informáticos (22%).

El Barómetro de Pérdida de Datos de KPMG encontró que la piratería informática sigue siendo el mayor riesgo de pérdida de datos, afectando a más de 249 millones de personas desde 2007.

El espionaje corporativo y el terrorismo representan la principal motivación de los ataques de la piratería informática debido al atractivo que constituyen los beneficios económicos.

Preocupaciones para el futuro

El robo de datos es cada vez más frecuente y gira en torno al robo de identidad o de asumirse como titular de una cuenta con la evidente finalidad de obtener un beneficio económico.

Según Roberto Cabrera “a partir de 2011 y en lo sucesivo, la amenaza de robo de datos continuará en ascenso. Probablemente, el resultado serán violaciones de seguridad general más amplias y pérdidas económicas directas cada vez más cuantiosas”.

 El temor a ser objeto de sanciones más severas, el desarrollo de regulaciones y la publicidad negativa parecen haber incrementado la conciencia de la necesidad de proteger la información de vital importancia, pero conforme las guerras informáticas se empiecen a consolidar como amenazas y los criminales busquen constantemente nuevas formas de infiltrarse en los sistemas, tanto las organizaciones como las personas deben asegurarse de dar la más alta prioridad a la seguridad de sus datos, explicó Cabrera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más noticias de Manufactura


Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×