Mercado interno, prioridad automotriz

Es necesario disminuir impuestos de IVA e ISAN en la compra de vehículos para incentivar el mercado. Las ventas internas en 2010 registraron una baja de 30% respecto al nivel récord de 2006.
Automotriz  (Foto: CNN)
Shaila Rosagel
CIUDAD DE MÉXICO (Redacción Manufactura) -

A fin de incentivar el mercado interno de autos, la Comisión Especial de la Industria Automotriz de la Cámara de Diputados buscará sacar de la ‘congeladora' una reforma fiscal que turnó en 2010 a la Comisión de Hacienda. En este año, el tema principal para la comisión especial será esta reforma, ya que la iniciativa para el sector automotriz se quedó en espera, explica Melchor Sánchez de la Fuente, presidente de la comisión especial.

Subraya que, comparado con 2006, las ventas internas en 2010 estuvieron 30% debajo de los niveles alcanzados en ese año, cuando se colocaron en el país 1,139,718 vehículos.

La reforma fiscal, dice, debe disminuir el monto que el usuario paga en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN) que representa hasta 23% del valor total de la unidad.

"Necesitamos incentivos inmediatos en la reducción de estos impuestos. El ISAN viene implícito en el precio en la factura de un auto y el IVA se cobra en el valor total de la unidad, es decir, se cobra IVA sobre el ISAN también", indica el diputado.

Por ello, la reforma incluye la revisión de estos impuestos y una propuesta para que los vehículos sean 100% deducibles para personas físicas y morales en el mismo año fiscal.

"Queremos que cualquiera que tenga una pequeña industria, como una frutería, una carnicería, pueda cambiar sus camiones viejos por nuevos con mayor facilidad", detalla.

Para el legislador priista, la exención de la tenencia federal emitida en junio de 2010 por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, resulta insuficiente para lograr un verdadero impacto en las ventas.

Otras voces en el sector coinciden con él, como el presidente y director general de Nissan Mexicana, José Muñoz, quien comenta que las ventas para la armadora, pese a este incentivo, fueron escasas.

"Son entre 6,000 y 7,000 pesos al año por el impuesto, cualquier campaña  de nuestra compañía es mucho más atractiva y trae más ventas que la tenencia", destaca.

También, la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA) anunció en enero que la exención de este impuesto tuvo un impacto muy pequeño en la venta de autos nuevos durante el segundo semestre del año pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Guillermo Rosales, director de Relaciones Institucionales de la AMDA, explicó que el aumento de 14.1% en diciembre de 2010, comparado con el mismo mes de 2009, se debió principalmente a las promociones de fabricantes y distribuidores que hicieron atractiva la opción de compra de una unidad nueva.

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
Familiares y amigos dan el último adiós a víctimas del colegio Enrique Rébsamen
No te pierdas
×