Transportistas a la expectativa

Canacar se mantiene expectante ante el acuerdo anunciado por los gobiernos de México y EU, así que esperará a conocer los pormenores una vez que el Congreso estadounidense apruebe el acuerdo.
transporte  (Foto: Archivo)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Revista Manufactura) -
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ante el anuncio por parte de los gobiernos mexicano y estadounidense de un acuerdo que permitiría la apertura de la frontera norte a los camiones de carga mexicanos, la Cámara Nacional de Transporte de Carga (Canacar) expresó que analizará y valorará la viabilidad del programa en cuanto sea notificada oficialmente de los detalles del acuerdo efectuado el día de ayer por ambos gobiernos.
"La Cámara está en espera de conocer los pormenores de la eventual negociación de la que se sabe el gobierno de EU ha logrado negociar la suspensión paulatina de los aranceles impuestos por su homólogo mexicano, desde el año pasado, a productos provenientes de la unión americana", dijo vía comunicado de prensa.
Este posible acuerdo podría representar el primer paso para solucionar una añeja disputa en la que el transporte mexicano se encuentra en desventaja debido a que EU no ha respetado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) negociado entre su gobierno y el de México por más de 15 años.
Y es que de acuerdo con José Refugio Muñoz, director de la Canacar, las autoridades estadounidenses no reconocen los documentos expedidos por el gobierno mexicano, desde permisos de conducir, exámenes médicos y capacitaciones de los conductores hasta las revisiones físico-mecánicas de las unidades, asegura.
La Canacar se mantiene expectante ante dicho acuerdo ya que está sujeto a la aprobación del Congreso de EU, por lo que habría que ver el progreso del mismo y saber hasta qué grado es viable y beneficioso para los transportistas mexicanos el planteamiento por parte del país vecino del norte.
Y es que el directivo de la Canacar declaró en febrero pasado a Manufactura que ese programa era "discriminatorio para los transportistas mexicanos", en tanto que establecía que para circular por EU, los conductores mexicanos debían someterse a una "auditoría de seguridad " que incluía la revisión de sus permisos de conducir, historial de infracciones viales en EU y México, así como someterse a programas de control de abuso de drogas y alcohol.
Asimismo, los transportistas mexicanos debían tomar una prueba en inglés para comprobar sus conocimientos de esta lengua, así como conocer las leyes de tráfico estadounidenses.
Pese a ello, la Canacar considera positivo que el gobierno federal tenga acercamientos y planteamientos de esta naturaleza con el gobierno norteamericano, a fin de darle certeza a  la industria.

Más noticias de Manufactura

Ahora ve
Este panda disfruta de la nieve en Washington como pocos
No te pierdas
×