El viento a favor de México

En los próximos 20 años prevén que la demanda mundial de energía eléctrica se duplique. México se posiciona como uno de los líderes en inversión y proyección en capacidad.
Viento  (Foto: Ewea)
Daniel Abraham López (Especialista de Negocios Schneider Electric México)
CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) -

En las últimas décadas, la capacidad mundial de generación de energía eólica se ha duplicado cada 3.5 años. Hoy, la industria eólica es un mercado atractivo para los capitales: capta 43% de la inversión en el sector eléctrico mundial y crece a un ritmo de entre 20% y 30% anualmente. Las proyecciones de la Asociación Mundial de Energía Eólica indican que en 2015 será posible llegar a una capacidad global de 600.000 megavatios (MW). A finales del año 2020, por lo menos 1,500,000 MW pueden ser instalados a escala mundial.

En los próximos 20 años prevé que la demanda mundial de energía eléctrica se duplique. Este aumento se deberá en gran parte a la industrialización y "urbanización" de las nuevas economías como China, India, Brasil y México. Este crecimiento de la demanda dará pie a una etapa de volatilidad en los precios de la energía.

Simultáneamente, será necesario reducir a la mitad las emisiones de CO2 si es que queremos cumplir con los compromisos internacionales señalados en el protocolo de Kyoto. Mientras que en el mundo, el debate global con respecto de cuál debe ser el mix energético que permitirá satisfacer esta demanda, empresas como Schneider Electric se inclinan por al propuesta de la Agencia Internacional de la Energía que afirma que 57% de la reducción de las emisiones de dióxido de carbono se conseguirán gracias a una gestión más eficiente de la energía.

Sin duda, el potencial de energías renovables de México es grande, de acuerdo con la prospectiva energética que emite la Secretaría de Energía (SENER), se espera que para el año 2012, 8% de la generación eléctrica provendrá de fuentes alternas. Además, el responsable de esa dependencia ha declarado que la meta para ese año es que 26% de la capacidad instalada provenga de fuentes primarias como el sol, el aire, el agua, el viento y el vapor geotérmico.

México cuenta con gran un potencial para el desarrollo de esta industria, ya que representa, por un lado, una gran oportunidad para la inversión y desarrollo de proyectos de este tipo de energías, y por el otro también es una excelente plataforma para la creación de empleos mediante la fabricación y manufactura de componentes necesarios para el impulso de las mismas.

En la última década, México ha adoptado un papel importante en el tema eólico, de acuerdo con la Asociación Mundial de Energía Eólica, el país ocupa la posición 25 en generación de energía eólica a nivel mundial con una base instalada de 521 MW, de los cuales 104 MW fueron añadidos durante 2010. Así mismo, ocupa el segundo lugar en Latinoamérica, únicamente superado por Brasil que cuenta con una base instalada de 920 MW, de los cuales 320 fueron sumados en 2010.

Sólo seis naciones de América Latina instalaron nuevos aerogeneradores en el año 2010: Brasil (320 MW), México (104,5 MW), Argentina (25,3 MW), Uruguay (10 MW), Cuba (4,5 MW) y Chile (2,6 MW). Con la excepción de Brasil y México, el mercado eólico en América Latina se puede considerar relativamente nuevo, y  se espera que en 2011 se de el siguiente paso dada la iniciación de operaciones de grandes parques eólicos, especialmente en México (800 MW), Brasil y en  otros países como República Dominicana.

En el ámbito nacional, los sitios identificados con potenciales destacados en materia de recurso eólico son los siguientes: La Rumorosa en Baja California, la zona de Guerrero Negro en Baja California Sur, el Cerro de la Virgen en Zacatecas, la costa de Tamaulipas, la zona de Campeche, el Istmo de Tehuantepec y la Península de Yucatán. No obstante, es bien sabido que gran parte del litoral mexicano cuenta con recurso eólico aprovechable.

Para México, sin duda, el estado protagonista en materia de energía eólica ha sido Oaxaca, donde se vive un pequeño boom de proyectos debido a la conclusión, en octubre de 2011, de la construcción de una línea de transmisión que va del Istmo de Tehuantepec hacia un punto de conexión entre la frontera de Oaxaca y Veracruz.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La zona de La Ventosa, puede generar la misma cantidad de energía eólica que produce España, segundo lugar mundial en la generación de energía de ese tipo. Adicionalmente, de acuerdo con cálculos de los Laboratorios de Energía Renovable de los Estados Unidos (NREL, por sus siglas en inglés), solamente el Istmo de Tehuantepec tiene un potencial aprovechable de hasta 35 mil MW, que en forma muy conservadora el Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE) ha calculado en 5 mil.

Es claro que México se posiciona como uno de los líderes en inversión y proyección de capacidad a instalar, aunque hay reformas y leyes que deben de ser mejoradas para que este proceso sea más expedito, y sobre esto, se está realizando un esfuerzo para impulsar reformas legislativas y medidas legales que le otorguen mayor solidez al desarrollo de energías renovables, especialmente la eólica, sobre todo cuando se ha demostrado su viabilidad y solvencia como opción energética en el mundo, donde el desarrollo tecnológico ligado a su aprovechamiento nos señala que los proyectos basados en esta fuente energética son viables y rentables.

Ahora ve
Elmo, de Plaza Sésamo, visitó un campamento de refugiados en Jordania
No te pierdas
ç
×